12 momentos en 4 décadas de la música pop china

2018-11-28 13:00:35
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat

Cada persona tiene en su memoria canciones, música que nos ayuda a recordar alegrías y tristezas de la vida. De igual manera, el crecimiento y las aspiraciones de una nación a lo largo del tiempo se pueden registrar en la música. Durante las 4 décadas pasadas desde la aplicación de la política de la reforma y apertura hacia el exterior, la música pop china renació, aprendió de las demás, perdió y buscó su orientación en un camino de descubrimiento. Y, hoy, avanza siguiendo su propio camino, con madurez y confianza en sí misma. Este camino ha coincidido, precisamente, con la ruta del desarrollo del gigante asiático en estos 40 años. Hoy, los llevamos a ustedes a conocer los 12 momentos más trascendentales en la historia de la música pop china.

1. 1979, Li Guyi: Nostalgia. “La primera canción pop de la Nueva China”

2. 1986, Artistas: Llena el mundo con el amor. Conexión con el mundo

3. 1986, Cui Jian: Nada a mi nombre. Punto de partida del desarrollo del rock chino

4. 1989, CCTV: Ondas de Taiwán. Introducción de la música taiwanesa

5. 1992, “Cuatro reyes”: Predomino del pop de Hong Kong y Taiwán en la parte continental

6. 1994, Dou Wei, Zhang Chu, He Yong y Tang Dynasty: Concierto en Hong Kong Coliseum. Surgimiento del rock chino

7. 1998: Faye Wang y Na Ying: La cita del 1998. Apogeo de la música pop chino

8. 2001, Jay Chou: Barra doble. Un fenómeno que influye una generación

9. 2005, Li Yuchun: Fiebre por reality shows musicales

10. 2008, Artistas: Beijing te da la bienvenida. Una China abierta a todo el mundo

11. 2009, Pheonix Legend: La onda étnica más caliente. Explosión en internet

12. 2016: Tan Weiwei: La voz vieja de Huayin. Orgullo por nuestra identidad nacional

Como una brisa primaveral que llena de vida la tierra helada, la Reforma y Apertura revitalizaron al país de las turbulencias que sufrió durante una década. Nostalgia de Li Guyi, liberó el corazón de la gente. Con letras colmadas de sentimientos sinceros, aprovechó, por primera vez, las técnicas de canto que hoy llamamos “voz pop”. Considerada como la primera canción pop de la Nueva China, Nostalgia fue censurada mientras florecía la música pop en todo el país.

En 1985, cantantes de Estados Unidos dedicaron We´re the World a los pueblos africanos que sufrían hambruna. Poco después, músicos de Taiwán aportaron su voz a la obra del cantautor Lo Da-Yu “Mañana será mejor”, apoyando la misma causa. Inspirados por el mismo amor a la humanidad, Guo Feng y otros músicos crearon la trilogía “Llena el mundo con amor” y convocaron a más de cien cantantes de la parte continental de China para cantarlo con motivo del Año Internacional de la Paz. China, que estaba abriéndose poco a poco, estaba ansiosa de ser parte del mundo. En el mismo año, Wham! se convirtió en el primer grupo pop occidental que visitó el gigante oriental.

En 1986, Cui Jian, quien se convertiría en el “Padre del rock chino”, subió al escenario con los pantalones arremangados y asombró al público chino con una canción: Nada a mi nombre. “¡No sabía que se podía cantar de esta manera!”, decían los jóvenes. Con su impacto directo, apasionante y rebelde, el rock, una forma musical muy “occidental”, se abrió camino en la música china.

En 1989, la cadena estatal CCTV emitió un programa musical de dos episodios: Ondas de Taiwán, una iniciativa inusual para aquel entonces. Gracias a esta oportunidad de mostrar su arte, los cantantes y grupos de la isla, tales como Dave Wang Chieh, Chang Yu-sheng y Los Tigritos, lograron gran acogida en la parte continental del país, a través de sus videoclips. Es obligatorio mencionar aquí a Teresa Teng. Aunque nunca había tenido acceso a los medios oficiales de la República Popular China, resultó ser la primera en ser idolatrada popularmente por el público de la parte continental y fue una inspiración tanto para la gente común y corriente, como para los futuros músicos.

El año 1992 atestiguó una de las pocas ocasiones en que los llamados “Cuatro Reyes”, los cuatro cantantes más influyentes de la música pop hongkonesa de aquella época, compartieron escenario. Aunque la mayor parte del público de la parte continental del país no hablaba cantonés, dialecto de los hongkonés utilizado en las canciones, no fue menor su fanatismo por estrellas como Alan Tam, Leslie Cheung, Anita Mui y los “Cuatro Reyes”. En los años ‘90 del siglo pasado, los ritmos hongkoneses y taiwaneses predominaban en la parte continental.

El concierto “Fuerza del Rock Chino” de 1994 es un evento que los aficionados del país siempre recuerdan con orgullo. Dou Wei, Zhang Chu, He Yong y el grupo de heavy metal Tang Dynasty encendieron el entusiasmo del público hongkonés con sus obras originales. Este exitoso “contraataque” permitió a la música de la parte continental de China mostrar su capacidad de creación y actuación a su “maestra”.

En la gala del Año Nuevo Chino de 1997, Na Ying y Faye Wang, divas de la parte continental y de Hong Kong, colaboraron cantando La Cita del 1998, canción que aún se menciona hoy en día, por tratarse de una colaboración del más alto nivel entre las dos partes del país. En aquella época, surgieron muchos cantautores, buenos ejemplos son Liu Huan y Lao Lang.

Ya en el nuevo milenio, Jay Chou se convirtió en el nuevo y último fenómeno entre los cantantes de Taiwán. Gracias a su exitosa integración de las letras con un inconfundible estilo de literatura clásica china y la composición moderna y creativa. Barra doble es una de sus obras más representativas. Mientras tanto, en Hong Kong, Eason Chan era la última superestrella. Más adelante, la música de Hong Kong y Taiwán perderían su predominio, y la música pop china entraría en una época en la que surgieron diversos estilos y artistas a través de nuevos medios.

En octubre de 2005, Li Yuchun, una cantante que destacó en un reality show, salió en la portada de la revista Time. Este tipo de programas televisivos se convirtieron en una nueva forma de producir ídolos, ofreciendo oportunidades a la gente común para mostrar sus talentos. A través de estas plataformas, muchos aficionados jóvenes pasaron a ser cantantes populares.

Como anfitriona de los Juegos Olímpicos de 2008, China se mostró al mundo abierta, inclusiva y emprendedora. La canción de promoción, a 100 días de la inauguración de la cita estival, Beijing te da bienvenida, ganó más popularidad que el tema oficial de aquellos Juegos. Compuesta conjuntamente por los artistas de toda China e interpretada por más de 100 cantantes, resultó un hito en la historia de la música pop china.

La popularísima canción La onda étnica más caliente de La Phoenix Legend, abanderada entre las “canciones de internet”, se difunde por la red de redes desde principios del siglo XXI. Con la viralización de Pequeña manzana en 2014, tanto en las redes sociales chinas en las internacionales, por ejemplo YouTube, esta tendencia alcanzó su apogeo. Internet ha cambiado no solo la forma de transmisión de la música, sino también la vida del pueblo chino.

En la segunda década del siglo XXI, la música pop china se ha desarrollado vigorosa y plurificadamente. Desde el hip-hop hasta el death metal, todos los géneros cuentan con sus fanáticos. Tanto los conciertos y reality shows, así como la publicación digital, tienen su propia audiencia. La voz vieja de Huayin, representada por Tan Weiwei y artistas folclóricos en 2016, no solo conmovió a millones de chinos que estaban viendo la velada del Año Nuevo chino, sino que también atrajo miles de vistas y “me gusta” de los usuarios extranjeros en Youtube. En 2017, la obra colaborativa entre el violoncelista Yo-yo Ma y el ex músico roquero y folclórico Wu Tong, Canto a nuestra nostalgia, se adjudicó el premio Grammy a mejor álbum de música del mundo. Tras 4 décadas aprendiendo de la música occidental y buscando nuestro propio camino, los músicos chinos dan una mirada a su identidad nacional para crear una música propia de la nación china. Hoy en día, además de la música, todo el país está abierto al mundo orgulloso y con confianza en sí mismo.

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos