​Venezuela recupera normalidad a una semana de masivo apagón

Xinhua 2019-03-15 09:16:30
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat

Los primeros rayos del Sol que iluminaron el 14 las principales ciudades y pueblos de Venezuela develaron ante los ojos de sus habitantes lo que la mayoría en este país esperaba: el retorno progresivo de la normalidad.

  El masivo apagón que inició el pasado 7 de marzo alteró de manera significativa la cotidianidad de los 30 millones de venezolanos.

  La falta de electricidad en gran parte del territorio venezolano se sumó a otros problemas que enfrenta el país producto de la difícil situación económica por la que atraviesa.

  Sin embargo, la población pudo superar el momento crítico en calma y lograr el retorno a la tranquilidad.

  "No fue fácil, en mi caso tuve que cocinar con leña durante dos días porque desde hace tres meses no tengo gas en mi domicilio y contaba con una cocina eléctrica para cocinar", dijo a Xinhua la señora Francisca Sánchez, habitante del estado Miranda (centro del país).

  La señora, quien trabaja como aseadora de un museo en Caracas, dijo estar contenta de haber recuperado la tranquilidad y se manifestó alegre de regresar al trabajo.

  "En verdad yo celebro que hayamos superado esos momentos, fue difícil", dijo doña Francisca antes de continuar su camino.

  Entre el domingo y el lunes comenzó a restablecerse de manera progresiva la electricidad y ayer miércoles el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, anunció que el servicio estaba restituido en un 100 por ciento del territorio nacional.

  El presidente venezolano, Nicolás Maduro, informó en días pasados que el país fue víctima de un "ataque criminal" a su sistema eléctrico ejecutado desde Estados Unidos, por órdenes de la Casa Blanca.

  Explicó que el ataque al sistema eléctrico se realizó en tres vías: la cibernética que neutralizó el sistema automatizado de la principal central hidroeléctrica del país, la del Guri; la física que incluyó daño material a equipos y subestaciones eléctricas, y la electromagnética, que afectó la distribución de carga eléctrica haciendo colapsar el sistema.

  Las autoridades venezolanas, en vista de la significativa crisis eléctrica, decretaron días no laborables desde el lunes hasta el miércoles.

  El miércoles por la noche el gobierno anunció que este jueves se reanudaban las actividades laborales en el sector público y privado.

  El señor Rubén Alvarez, albañil de 47 años, relató para Xinhua las dificultades que vivieron en su barrio los habitantes.

  "Estábamos muy preocupados en casa por los niños, tengo dos nietos pequeños y nos quedaba poca comida; nos preocupaba que era muy difícil comprar alimentos porque el dinero en efectivo no es fácil de conseguir y los sistemas de pago no estaban funcionando", comentó Alvarez en una concurrida parada de autobús.

  El obrero de la construcción expresó que, en su experiencia, fue muy importante la solidaridad que pudo evidenciar en su comunidad: "en las tardes nos reuníamos en la plaza del barrio y la solidaridad se fue haciendo presente entre nosotros, y hasta terminamos jugando cartas una noche".

  "Una vecina nos hizo unas velas artesanales y me gustó que varios vecinos estuvieron muy pendientes de todos los niños del barrio, así que la incomodidad tuvo también su parte positiva" dijo el albañil.

  En una esquina del casco central de Caracas, la profesora Amanda Gómez, quien se dirigía al centro educativo donde labora desde hace 22 años, expresó su alegría por volver al trabajo.

  Las actividades educativas en Venezuela continúan suspendidas hasta mañana viernes; sin embargo, la profesora se dirigía a su escuela para trabajar en la planificación de la segunda mitad del mes de marzo.

  "Estaba cansada de estar en la casa", manifestó la docente.

  La profesora relató a Xinhua que durante los días del apagón vivió momentos de mucha angustia, pues "no sabía qué estaba pasando, los teléfonos no funcionaban, mis vecinos no sabían nada, temíamos que se tratara de un conflicto armado".

  "Horas después del apagón mi hija llegó a visitarme y en su carro pudimos escuchar la radio y saber que se trató de un sabotaje eléctrico y comenzamos a recuperar la calma por estar informados", dijo Gómez.

  "Yo me asusté porque sé que Estados Unidos lleva semanas declarando en tono de guerra contra Venezuela, así que creo que el apagón se debió a un ataque internacional, más allá de los errores en la gestión de gobierno. EEUU tiene una clara intención de dañar", aseveró.

  Añadió que lo que todavía le falta y le preocupa es el abastecimiento de agua; sin embargo, manifestó que las autoridades locales informaron que el servicio del vital líquido se normalizará en su zona durante las próximas horas.

  La interrupción eléctrica afectó los sistemas de bombeo de agua de todo el territorio nacional.

  Pese a pequeños focos de violencia, el país suramericano logró superar las dificultades inherentes a una larga interrupción eléctrica, sumada a complicaciones económicas y políticas.



Wul

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos