Kim y Trump acuerdan desnuclearización completa a cambio de garantías de seguridad

2018-06-12 21:39:34
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat

    El máximo líder de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), Kim Jong Un, acordó este martes con el presidente estadounidense, Donald Trump, desnuclearizar totalmente la península coreana a cambio de garantías de seguridad por parte de Washington, según un documento firmado por ambos al término de su histórica cumbre en Singapur.

Kim y Trump acuerdan desnuclearización completa a cambio de garantías de seguridad

Kim y Trump acuerdan desnuclearización completa a cambio de garantías de seguridad

  La reunión entre Kim y Trump, la primera de su índole, se llevó a cabo hoy en el hotel Capella, ubicado en la isla turística singapurense de Sentosa.
  En el documento, Trump se comprometió a proporcionar a Pyongyang garantías de seguridad, mientras Kim reafirmó su firme e inquebrantable compromiso con la desnuclearización total de la península coreana.
  Mantuvieron un "intercambio integral, en profundidad y sincero de opiniones" sobre el establecimiento de una nueva relación RPDC-EEUU y la construcción de un régimen de paz duradero y dinámico en la península, reza el texto.
  Kim y Trump se comprometieron a forjar unas relaciones nuevas entre la RPDC y EEUU "conforme al deseo de paz y prosperidad de ambos pueblos".
  Los dos líderes, añade, están convencidos de que esos nuevos lazos contribuirán a la paz y prosperidad, tanto de la península coreana como del resto del mundo.
  Además, reconocieron que la mejora de la confianza contribuirá a la desnuclearización de la península, en donde Pyongyang y Washington aunarán esfuerzos para construir un régimen de paz permanente y estable, según el documento.
  Tras reafirmar la Declaración de Panmunjom, firmada por Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, al término de la tercera cumbre intercoreana de la historia, celebrada el 27 de abril en la aldea fronteriza de Panmunjom, la RPDC se comprometió a una desnuclearización total de la península coreana, puntualiza.
  Pyongyang y Washington también estuvieron de acuerdo en recuperar los restos de los prisioneros de guerra y de los desaparecidos en acción durante la Guerra de Corea (1950-1953), y a repatriar de forma inmediata los ya identificados.
  Los dos dirigentes reconocieron la relevancia de la cumbre para superar décadas de tensión y hostilidades y abrir un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales.
  Se comprometieron a ejecutar el acuerdo de forma total e inmediata y acordaron además que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y un alto cargo de la RRPDC continuarán las negociaciones de seguimiento lo antes posible.
  De acuerdo con el documento, los dos líderes se comprometieron también a cooperar en el desarrollo de unas nuevas relaciones bilaterales y a promover la paz, la prosperidad y la seguridad de la península coreana y el resto del mundo.
  La histórica cumbre comenzó con un apretón de manos de varios segundos entre los dos dirigentes frente a una hilera de banderas de ambos países.
  "Estamos ante un nuevo principio", dijo el presidente estadounidense mientras estrechaba la mano del máximo líder de la RPDC.
  Kim, con traje oscuro, y Trump, que lució corbata roja, hablaron en la esquina de un pasillo del hotel varios minutos antes de entrar en la habitación de la reunión y sentarse ante los periodistas.
  "El camino hasta aquí no ha sido fácil", afirmó Kim.
  Añadió que los viejos prejuicios y las malas prácticas taparon "nuestros ojos y oídos", y obstaculizaron el camino hacia delante, pero que finalmente "hoy estamos aquí tras superarlos".
  Tras vaticinar el éxito de la cumbre, Trump aseguró que era "un honor" reunirse con Kim cara a cara y auguró que iba a tener "una relación estupenda" con el máximo líder de la RPDC.
  A continuación, ambos se reunieron durante unos 40 minutos con la sola presencia de sus intérpretes y luego se les unieron sus principales asistentes para asuntos de seguridad y diplomáticos.
  Por parte de la RPDC, estuvieron Kim Yong Chol y Ri Su Yong, los dos vicepresidentes del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea, y el ministro de Asuntos Exteriores, Ri Yong Ho.
  Trump, entre tanto, estuvo acompañado por el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, y el secretario de Estado, Mike Pompeo.
  "Trabajando juntos lo vamos a conseguir", dijo Trump al comienzo de la reunión ampliada, y previó que él y Kim resolverían "un gran problema y un gran dilema".
  Kim afirmó que cooperará "con el presidente Trump para resolver los desafíos" y superar el escepticismo y las especulaciones sobre la cumbre.
  Ya en el almuerzo de trabajo, se sumaron a las discusiones, por parte estadounidense, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, el director del Consejo de Seguridad Nacional para Asia, Matt Pottinger, y el alto diplomático Sung Kim, que ha encabezado las conversaciones con Pyongyang para preparar la cumbre.
  Desde que asumió el liderazgo de su país a finales de 2011, Kim ha hecho solo tres viajes públicos al extranjero antes de Singapur: dos a China y uno a la parte surcoreana de la villa fronteriza de Panmunjom. 

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos