Trump habla por primera vez con Carter sobre China, contradiciendo a sus "Pompeo"s

2019-04-18 15:58:34
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat


El ex presidente norteamericano, Jimmy Carter, reveló el lunes pasado que el presidente, Donald Trumpm lo llamó por primera vez hace dos días y quería hablar con él sobre China. Carter dijo que Trump le dijo que estaba muy preocupado de que China superara a Estados Unidos, pero la respuesta de Carter fue que él no estaba preocupado por la llegada de ese momento, y señaló que Estados Unidos era "el país más belicoso por la guerra en la historia mundial" y que China no ha gastado ni un centavo en la guerra. "Eso es el motivo de que China está por delante de nosotros".

Con motivo del reciente delirio por parte del Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, el Sr. Carter, ex presidente que había establecido las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y China, era sobrio y racional, mostrando la visión estratégica de un político veterano estadounidense con responsabilidad por los intereses de los Estados Unidos. Esto muestra que sobre el tema de cómo tratar las relaciones chino-estadounidenses, los personajes perspicaces representados por las exfiguras políticas de los EE. UU. siguen siendo una fuerza importante.

Es en este sentido que el presidente Trump llamó al Sr. Carter por primera vez después de haber estado en el poder durante más de dos años, expresó sin rodeos su ansiedad interna y exploró la política correcta para con China. Esta ansiedad es comprensible. Después de todo, Estados Unidos ha sido un líder mundial durante mucho tiempo, y no está acostumbrado a la urgencia de ser perseguido. En la actualidad, la producción económica total de China ha superado los 90 billones de yuanes, ocupando el segundo lugar en el mundo, y la ansiedad y la sospecha de los Estados Unidos son muy grandes. Este sentimiento fue aprovechado por los partidarios de línea dura de Washington en China, que querían ganar un escenario más grande y espacio para la actividad política. Estados Unidos se ha desviado gradualmente del corazón inicial del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Estados Unidos hace 40 años, no solo ha eliminado la responsabilidad global que Estados Unidos y China deben compartir como potencias mundiales, sino que también ha calificado a China como un competidor estratégico y ha lanzado una guerra comercial contra China.

Sin embargo, los cambios en las relaciones chino-estadounidenses a lo largo del año pasado han demostrado que la supresión rígida sobre China por parte de los Estados Unidos no ha logrado resultados esperados, sino que ha confirmado las repetidas advertencias de Carter: China es vital para la prosperidad de los Estados Unidos. "Cuando no podemos llevarnos bien con China, esto afectará a nuestros dos países, no solo a China, sino también a los Estados Unidos". El último informe de Perspectivas de la economía mundial publicado por el Fondo Monetario Internacional la semana pasada redujo la previsión de crecimiento económico de EE. UU. en 0,2 puntos porcentuales hasta 2,3%, y elevó la previsión de crecimiento económico de China en 0,1 puntos porcentuales hasta 6,3%, el único país que ha aumentado sus expectativas de crecimiento económico. Este resultado supera las expectativas de los miembros de la línea dura de Estados Unidos en China, y también hace que el gobierno de los Estados Unidos no pueda quedarse quieto: parece que el hecho de que la barra dura contra China y la implementación de la supresión no cambien la fuerza relativa de los Estados Unidos, incluso se dañará a sí mismo.

Entonces, ¿cómo podemos hacer que Estados Unidos sea "grande otra vez"? El Sr. Carter dio una sugerencia muy estratégica y acertada: los Estados Unidos no deberían gastar mucho dinero en guerras innecesarias y no deben imponer sus propios valores morales sobre otras personas.

Como el 39º presidente de los Estados Unidos, el Sr. Carter recordó que el logro más significativo a largo plazo que obtuvo la Casa Blanca "es normalizar las relaciones diplomáticas con China". Como el 45º presidente de los Estados Unidos, ¿si el Sr. Trump podrá tener una evaluación igualmente orgullosa cuando recuerda sus años en la Casa Blanca en el futuro?

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos