La economía global se encuentra en un "momento delicado" y China sigue siendo un motor poderoso

2019-04-12 16:59:05
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat


Según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas de China el jueves pasado, el IPC (Índice Nacional de Precios al Consumidor) cayó un 0,4% en marzo, un aumento de 2,3% en comparación con el año anterior, manteniéndose relativamente estable. El IPP (Índice de Precios al Productor Industrial) aumentó en 0,1%, un 0,4% más que el año anterior, y está aumentando relativamente. Anteriormente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó en el último número del informe "Perspectivas de la economía mundial", que el pronóstico de crecimiento económico de China para 2019 se eleva a 6,3%, un aumento de 0,1 puntos porcentuales en comparación con las expectativas de enero. China se ha convertido en el único país en las principales economías del mundo que ha aumentado sus expectativas de crecimiento económico.

Esos datos son difíciles de conseguir. Actualmente, de acuerdo con el juicio de la gobernadora del FMI, Christine Lagarde, y del economista jefe de la organización, Gita Gopinath, la economía global se encuentra en un "momento delicado". El último informe de Perspectivas de la economía mundial del FMI señaló que, considerando la tensión comercial, la política monetaria, el Brexit y la crisis regional, el pronóstico de crecimiento económico global para 2019 se reducirá del 3,5% en enero de este año al 3,3%. La organización predice que el 70% de las economías mundiales experimentarán una desaceleración este año. Por ejemplo, el pronóstico de crecimiento económico de EE. UU. se reduce en 0,2 puntos porcentuales a 2,3%. El pronóstico de crecimiento económico de la zona euro para este año y el próximo se reduce de 0,3 y 0,2 puntos porcentuales a 1,3% y 1,5% respectivamente.

Pero en este contexto, la economía de China se alza: en marzo, el índice de gerentes de compras manufactureras de China se elevó del 50% al 50,5%, un aumento de 1,3 puntos porcentuales respecto al mes anterior. Junto con el IPC relativamente estable anunciado esta vez y el aumento del índice PPI, los factores positivos para el crecimiento económico estable de China son aún más evidentes, especialmente la fuerte demanda interna continua, que se ha convertido en una importante fuerza motriz para el crecimiento económico constante.

Según la última previsión del FMI, se espera que la tasa de crecimiento económico de China en 2019 sea del 6,3%. Esto está dentro del marco del objetivo de crecimiento esperado del 6% al 6,5% establecido por el gobierno chino. Pero ¿cómo se ve el peso real de este objetivo? Por un lado, China, como la segunda economía más grande del mundo, ha superado los 90 billones de yuanes en producción económica en 2018. La base en crecimiento está destinada a crear enormes incrementos por cada aumento de punto porcentual. Como dijo Zhang Tao, subgobernador del FMI, si China logra una tasa de crecimiento del 6,3% en 2019, entonces la economía china creará un máximo histórico. Por otro lado, el nivel de 6,3% es el más alto entre las previsiones de crecimiento de 2019 del FMI para las cinco economías más importantes del mundo, lo que significa que China, que está cambiando constantemente hacia un desarrollo de alta calidad, seguirá liderando las cinco economías más grandes del mundo, y siendo un potente motor de crecimiento económico mundial.

Por supuesto, como señala un dicho chino: una sola flor no es primavera, y en primavera florecen cien flores. En la actualidad, la humanidad está enfrentando un cambio importante en los últimos 100 años, no solo dando una oportunidad para una nueva ronda de revolución y transformación industriales, sino que también enfrenta riesgos y desafíos como el debilitamiento de la recuperación económica mundial, el proteccionismo y el aumento del unilateralismo. Bajo tales circunstancias, la economía global debe reanudar su impulso ascendente y debe fomentar la coordinación y cooperación de varias economías. Como se exhortó en el último informe de Perspectivas de la economía mundial del FMI, todas las economías deben adoptar una política de estímulo correspondiente según las condiciones nacionales, fortalecer los efectos de las políticas y resolver las diferencias comerciales lo antes posible para impulsar la confianza de los inversores y los consumidores.

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos