El plan chino señala el rumbo en la encrucijada del desarrollo de Asia‐Pacífico

2018-11-19 19:17:31
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat

“Nosotros estamos en la misma barca”, asílo dijo figurativamente el Presidente chino Xi Jinping el 17 dando una metáfora sobre la concepción de comunidad de destino de la humanidad, comenzando su exposición principal en la Cumbre del Foro de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (APEC) celebrada en Papúa Nueva Guinea. En su discurso que duró casi 40 minutos, utilizando como lema “la creación de un futuro bello yendo en la misma barca y ayudándose entre sí”, Xi Jinping analizó la situación cambiante del mundo sin precedentes en los últimos cien años de historia. Al mismo tiempo, formuló cinco propuestas en el siguiente orden apertura, desarrollo, inclusión, innovación y norma, ofreciendo el plan chino como medio para que los bloques económicos de Asia‐Pacífico puedan captar la dirección del desarrollo económico del mundo y encontrar una ideología más eficaz sobre gobernanza global.

El plan chino señala el rumbo en la encrucijada del desarrollo de Asia‐Pacífico

En el mapa económico del mundo, Asia‐Pacífico es una de las  regiones con mayor vitalidad y potencialidad. Actualmente, el PIB de los 21 bloques económicos de esta región ocupa el 60% del total del mundo, con un 47% del volumen comercial mundial. Este éxito tiene una relación estrecha con la persistencia de liberalización comercial y facilitación de inversión con la dirección del Bogor Goals 2020 elaborado por la APEC del 1994. 

En los próximos días, se aproxima la materialización del Bogor Goals 2020, y la cooperación entre los bloques económicos de Asia-Pacífico vuelve a encontrarse ante una encrucijada. Los países miembro afrontan (no solamente) las oportunidades de una nueva revolución de la ciencia y la tecnología así como la transformación de la lógica industrial; sino que también se enfrentan a nuevas tendencias en el escenario mundial tales como la desglobalización, el surgimiento del proteccionismo y el desactualización de la administración económica, entre otros desafíos. Ante este escenario, el presidente de China, Xi Jinping, hizo mención a las dicotomías posibles en las dinámicas de las relaciones futuras:“Cooperación o confrontación? Apertura o Aislamiento? Beneficio mutuo y ganancia equilibrada para todas las partes intervinientes o juego de suma cero? La manera de responder a estas preguntas es algo que se relaciona con los intereses de todos los países e incluso el futuro y destino de la humanidad.”

Teniendo en cuenta las palabras clave del líder chino en sus discursos, se destacan la institución de un mapa de ruta destinado a la comunidad de Asia‐Pacífico presentado en el marco de la APEC del 2013 en la isla de Bali; la iniciativa de materializar el sueño de un vínculo Asia-Pacífico presentada en la APEC en Beijing del 2014, así como la apertura, el desarrollo, la inclusión, la innovación y las normas presentadas en la reciente cumbre que tuvo lugar en Papúa Nueva Guinea. Sus palabras se conjugan en hechos y dan cuenta de que éstas han sido la guía para que puedan avanzar los bloques económicos en Asia-Pacífico y muestran que el presidente Xi Jinping siempre está consciente, con certeza, del futuro en la cooperación de Asia‐Pacífico.

En su discurso, el presidente Xi Jinping, expuso varios puntos de vista, que concuerdan con la situación del desarrollo mundial, el presidente dijo, “El aislamiento no sólo perjudicaría al mundo, sino también a cada uno de los países”, además agregó, “No se deberían dejar de utilizar los resultados de innovación tecno-científica como instrumentos para servir a la minoría”, también comentó, “Los reglamentos deberían ser elaborados conjuntamente por la Comunidad Internacional, en vez de ser decidido por los fuertes y poderosos”, y concluyó diciendo, “Ni de la guerra fría ni de la guerra caliente ni de la guerra comercial, saldrá un ganador verdadero”. El presidente chino exhortó a los bloques económicos en Asia‐Pacífico con los puntos de vista de “Persistir en promover la construcción de la zona de libre comercial entre Asia‐Pacífico teniendo en cuenta que la visión de cooperación al 2020, “incluir en la estrategia de su propio país, la agenda del desarrollo sostenible 2030, poniendo en lo primordial el bienestar del pueblo”, “siendo menos arrogantes y prejuiciosos, pero más respetuosos e inclusivos”, “explorar nuevas fuerzas motrices de crecimiento y vías de desarrollo, incentivar plenamente las potencialidades innovadoras y vitalidad del mercado” así como “tomar las reglas como la base para fortalecer la gobernanza global, son condiciones necesarias para realizar una desarrollo estable”, los cuales han despejado la niebla en la encrucijada del desarrollo en Asia‐Pacífico. Estos criterios no son solamente reflexiones del presidente Xi, en el desarrollo de esta zona, sino también un plan ofrecido por China para la visión del futuro entre Asia‐Pacífico.

En su discurso ante personalidades de círculos comerciales e industriales que han sido testigos, colaboradores y beneficiados de la reforma y apertura de China, el presidente chino, Xi Jinping, enfatizó que construir conjuntamente la Iniciativa de la Franja y la Ruta abre una plataforma para todos. El funcionario chino destacó que su país seguirá ampliando el acceso al mercado, fortaleciendo la protección a la propiedad intelectual y ampliando la importación por iniciativa propia. Xi convidó con beneplácito a su audiencia a participar de dos eventos que representan oportunidades de crecimiento económico: el II Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional y la II Exposición Internacional de Importaciones de China (EIIC). Por otra parte, Xi subrayó que si bien las medidas proteccionistas y el unilateralistas han clausurado el crecimiento económico global, generando incertidumbre, las olas de la globalización económica seguirán corriendo hacia adelante. En la encrucijada del desarrollo en la región Asia-Pacífico, los vientos tibios de la costa del Pacífico Sur dispersarán las corrientes frías del proteccionismo y del unilateralismo, iluminando el futuro de la cooperación abierta entre el continente asiático y los países insulares del Pacífico.

(Sofía)

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos