​China ayuda a los países insulares del Pacífico a ser el foco en la política internacional

CRI 2018-11-19 19:13:14
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat

El día 16 de noviembre (hora local), el presidente chino Xi Jinping se reunió en Puerto Moresby con los dirigentes de los países insulares del Pacífico que han establecido relaciones diplomáticas con China, e intercambiaron opiniones sobre las relaciones bilaterales. Xi planteó la necesidad de profundizar la confianza recíproca, desarrollar cooperaciones mutuamente beneficiosas para la prosperidad común e incrementar la amistad entre los pueblos para que se cuiden y se apoyen el uno al otro y salvaguardar la equidad y la justicia. Así, se inició una nueva era en las relaciones entre China y los países insulares del Pacífico.

China ayuda a los países insulares del Pacífico a ser el foco en la política internacional

En estos días, los medios de comunicación occidentales concentran su atención en la influencia china en el Pacífico del Sur. Según The Associated Press, en Puerto Moresby se ven por todas partes las inversiones chinas, como las carreteras, el Centro Internacional de Conferencia o las estaciones de autobús. Un día antes de la llegada de Xi, se publicó en una plana impresa completa de un periódico local el artículo de Xi Jinping con la iniciativa de “poner viento en popa las relaciones de China y los países insulares del Pacífico”. De acuerdo con el reportaje, las palabras y acciones de China enviaron información confiable, por lo que tienen una nueva opción.

La mayoría de los países del Pacífico del Sur son aquellos que se libraron de la gobernanza colonial occidental y quienes se han independizado hace años, sus bases económicas son aún débiles y sus políticas sufrieron restricciones al recibir asistencias económicas de las metrópolis.
   Con el principio de tratar a todos los países de forma equitativa, sin importar su tamaño y respetando el derecho del pueblo insular a elegir su propia forma de desarrollo, China ofreció su incondicional auxilio que estuviese al alcance de su capacidad.

 China y Papúa Nueva Guinea, por ejemplo, establecieron el Parque Industrial Agrícola de “la Franja y la Ruta”, instalaron las plantas agrícolas adecuadas así como criaderos de mariscos. De esta manera, no sólo mejoraron la vida de los habitantes locales, sino que también “les enseñaron a pescar” con cursos orientados hacia técnicos profesionales, fortaleciendo su propia capacidad de desarrollo. China también ayudó a los países insulares a establecer escuelas y hospitales. El Daily Post de Vanuatu publicó un editorial diciendo que China siempre ha otorgado a los países insulares las ayudas que más precisan.

Este tipo de amparo chino pone a algunos países occidentales nerviosos, pues temen perder influencia en la región del Pacífico del Sur. Algunos funcionarios y medios criticaron a China, mientras el primer ministro de Samoa Tuilaepa Sailele expresó que estas críticas son un insulto para los dirigentes de los países insulares del Pacífico.

Cuando no funcionaron las tácticas de denigrar a China, algunos países comenzaron a imitar al gran país asiático y aumentaron las inversiones y asistencias en dicha región.

Scott Morrison, nuevo premier australiano anunció la semana pasada que ofrecería préstamos de bajo interés y asistencia a infraestructuras por un valor de 200 millones de dólares. Según el Post Courier de Papúa Nueva Guinea, el vicepresidente estadounidense Mike Pence daría un cheque de asistencia económica valorizado en 60 mil millones de dólares para la región Asia Pacífico.

En efecto, China no se preocupa por las asistencias occidentales. Si ponen en práctica las ayudas, impulsaría enormemente el desarrollo del Pacífico del Sur.

Un trabajador de la Cámara de Papúa Nueva Guinea expresó que su país era pequeño y que no posee gran poder económico. Adicionalmente mencionó que antes Papúa Nueva Guinea no estaba en el radar de la política internacional; sin embargo, la situación cambió con el apoyo y las relaciones con China, de esta manera este pequeño país se convirtió en el foco del mundo.

En la reunión sostenida por Xi Jinping y los representantes de los países insulares del Pacífico, el líder chino prometió que su país abrirá proactivamente el mercado, expandirá las inversiones e importaciones de esta región y dio la bienvenida para abordar el rápido tren del desarrollo de China.

Asimismo, China apoya que los países insulares expresen sus propias opiniones para así impulsar la iniciativa del “Pacífico Azul” que fortalecerá los intercambios y la coordinación para trabajar juntos por la justicia internacional.

China y los países de esta región ya entraron en una nueva era de cooperación integral. Los dirigentes de los países participantes creen que China es un socio importante para la prosperidad común, la felicidad del pueblo y enfrentar los retos globales. Por ello, expresaron su deseo de ser incorporados en la construcción de “la Franja y la Ruta”.


(Espe)

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos