Observatorio Económico: La Franja y la Ruta es una oportunidad para transición energética global

Xinhua 2019-04-18 17:41:54
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat

La Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) ha brindado una oportunidad para el mundo en la transición hacia un futuro de energía sostenible, de acuerdo con los expertos.
  Mediante la BRI, los países y las regiones pueden mejorar la conectividad energética y adoptar un enfoque proactivo cuando planeen su infraestructura de energía, afirmó el presidente de la Fundación de Energía de China, Zou Ji, en una entrevista con Xinhua.
  Para muchos países y regiones a lo largo de la Franja y la Ruta, la demanda energética, especialmente de electricidad, es enorme. En lugar de consumir carbón para satisfacerla, los países y las regiones deben buscar alternativas de energía limpia, que pueden ser más eficientes a largo plazo, destacó Zou.
  Como China ha impulsado el desarrollo ecológico, tiene abundante experiencia en la transición energética en varios ámbitos, entre ellos la financiación ecológica y la transferencia de tecnología, que pueden ser compartidas mediante la BRI.
  La BRI, propuesta por China en 2013, tiene como objetivo construir una red comercial y de infraestructura que conecte Asia con Europa y África a lo largo de las antiguas rutas comerciales de la Ruta de la Seda para buscar un desarrollo común y prosperidad.
  En el marco de la BRI, una compañía de construcción china ha levantado proyectos de energía solar en Marruecos, que podrían ofrecer energía limpia a más de un millón de familias locales.
  En Vietnam, una central eléctrica operada por una empresa china hizo que unas 70.600 toneladas de basuras se convirtieron en 18 millones de kilovatios/hora de electricidad limpia, lo que fomenta el crecimiento económico y disminuye la contaminación.
  Wu Gang, presidente de la compañía china de ciencia y tecnología Xinjiang Goldwind, el mayor fabricante de turbinas eólicas de China según la nueva capacidad instalada el año pasado, aseguró que las firmas chinas han ayudado a reducir los costes del sector manufacturero de los equipos de energía eólica a la mitad.
  La compañía construyó su primer parque eólico en Panamá en 2013, que generó energía ecológica que supuso cerca del ocho por ciento del consumo de energía del país, apenas un año después de su puesta en operación.
  Además de la colaboración de energía limpia mediante varios proyectos, la BRI ha ofrecido una nueva forma de cooperación intergubernamental, que integra la colaboración en varios ámbitos incluidos tecnología, comercio e inversión, indicó Zou.
  "Se trata de una plataforma abierta que promueve el multilateralismo y una nueva versión de la globalización", destacó Zou.
  La Fundación de Energía ha participado activamente en la BRI para facilitar la transición energética global. La organización benéfica cuenta con 1,7 millones de dólares de presupuesto para apoyar los proyectos relacionados con la BRI este año, apuntó Zou.
  En concreto, la fundación trabajará con la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico de Naciones Unidas, con el objetivo de financiar proyectos de energía limpia en la región Asia-Pacífico en los próximos tres años, señaló.
  El segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, cuya inauguración está prevista en Beijing a finales de abril, proporcionará nuevas oportunidades para los gobiernos a la hora de mejorar la coordinación de políticas y para las agencias no gubernamentales en lo relativo al fortalecimiento de la colaboración en proyectos específicos, agregó Zou.

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos