Vegetarianos encuentran nuevas opciones gastronómicas en la Exposición de Importaciones de China

Xinhua 2018-11-22 17:18:15
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat

China, país que tiene una larga tradición vegetariana, ha descubierto nuevas opciones gastronómicas basadas en vegetales durante la primera Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, según siglas en inglés) celebrada en Shanghai entre el 5 y el 10 de noviembre.
  "Además de las verduras tradicionales, también se han incluido en la dieta vegetariana de los chinos productos derivados de la soja, el aguacate importado, la quinoa, etcétera", destacó Zhu Yixing, alto ejecutivo de una multinacional con sede en Shanghai, que hace dos décadas que lleva una dieta vegana, con la cual no consume ningún producto de origen animal, tampoco huevos o lácteos.
  "En ámbito global, todos necesitamos una 'receta sostenible'", declaró a Xinhua tras su participación en el evento. "En esta Exposición de Importaciones se nos han presentado nuevas pistas y tendencias".
  La amplia variedad de alimentos vegetales y métodos de cocción de China pueden servir de inspiración para el mundo, opinó Li Jun, directora de asuntos públicos de la compañía Amway (China).
  En el evento hubo espacio también para fuentes de proteínas vegetales de todo el mundo, como la quinoa y el aguacate, productos agrícolas emblemáticos de América Latina. Según Vladimír Kočerha Cavero, consejero económico-comercial del Perú en Shanghai, ambos han ganado mucha popularidad en la Expo, especialmente el aguacate, preferido de quienes lo probaron.
  Por su parte, la quinoa ha ido ganando terreno como ingrediente de moda entre los consumidores chinos para ensaladas.
  "Si hay opciones entre el aguacate, la quinoa y el tofu para crear una comida apropiada para los deportes extremos, ¿cuál prefieres?", preguntó el atleta venezolano Richardson Manzol a su equipo "Guerreros Espartanos Veganos" antes de una carrera que tuvo lugar recientemente en Shanghai.
  Entre las propuestas, el aguacate es el favorito para muchos deportistas. "Es fácil de cocinar una variedad de platos con sabores distintos", comentó Kate, una de las participantes en la carrera, que sigue una dieta vegetariana.
  Manzol defiende las propiedades nutritivas de este fruto y el aporte de energía que puede proporcionar incluso para quienes practican deportes extremos. Se ha hecho popular en los últimos años en todo el mundo y no es difícil encontrarlo en los supermercados de China, indicó.
  Kočerha, por su parte, espera que la cantidad total de exportaciones de aguacate peruano a China se expanda en los próximos años. Su país está trabajando también en el permiso para que su quinoa acceda a este mercado.
  México, uno de los invitados de honor de esta primera edición de la CIIE, también presentó un aceite de aguacate purificado que llamó la atención de algunos importadores locales.
  El aguacate y la quinoa representan, no obstante, una pequeña parte de la oferta vegetariana de la feria. La compañía japonesa Tsuno extrae aceites de granos, empresas egipcias mostraron tecnología de congelación rápida de verduras en el lugar de producción, y varias empresas multinacionales presentaron productos de frijoles para atraer a los consumidores chinos ya amantes de la soja.
  A la espera de las "recetas futuras" de los vegetarianos de todo el mundo, numerosas multinacionales de Estados Unidos y Japón presentes en la feria confirmaron que están dispuestas a dedicar más esfuerzos a la promoción de aceites.
  Cargill, con una historia de 153 años, señaló que los aceites extraidos de plantas como la soja o la palma jugarán un papel más importante en las mesas asiáticas en el futuro. En septiembre la empresa publicó los resultados de una encuesta hecha por la unidad de inteligencia dependiente de la revista The Economist que prevé que en el futuro los problemas de nutrición en partes de Asia tendrán una doble vertiente: desnutrición y obesidad.
  El estudio, realizado en la industria alimentaria de China, India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia, indica que la ingesta energética en estas regiones es cada vez más alta. La población ha reducido el consumo de arroz y come más proteínas y azúcar. La facilidad en la comercialización ha acelerado los cambios en los hábitos alimenticios, añade.
  El informe propone considerar la capacidad de carga del entorno local en Asia y optimizar conscientemente la utilización de recursos y promover el ahorro global para avanzar en una dirección sostenible.
  Además, la innovación puede ser una solución y las tecnologías avanzadas pueden mejorar la forma en que los alimentos se producen, comercializan y consumen.
  A principios de este mes un foro sobre una nueva generación de alimentos se organizó en Beijing, con la participación de líderes y promotores de una nueva dieta humana sin agricultura animal industrializada. "El futuro es vegano", defendió en el evento Kelly Chen, empresaria y fundadora de la cadena de restaurantes Rootpop en la capital china.
  Un informe publicado por Global Data este año muestra que el veganismo en los EEUU ha crecido un 500 por ciento desde 2014.
  "Al mismo tiempo, los alimentos de alta calidad deben equilibrar el cuidado de la salud, la protección del medio ambiente y el control del consumo de recursos", enfatizó Zhi Yixing desde la perspectiva de los vegetarianos chinos.
  En la CIIE varias empresas estatales chinas afirmaron que en el futuro las adquisiciones globales se centrarán en carne animal y productos lácteos de alta calidad, proteínas y aceites vegetales de alta calidad y alimentos de moda bajos en calorías.

  Desde la perspectiva de la protección del medio ambiente, los vegetarianos están dispuestos a hacer más contribuciones a través de esfuerzos personales, afirmó Monzol. En el futuro, las "recetas sostenibles" se asegurarán de incluir más alimentos innovadores y alternativos, declaró. 

(Sofi Wang)

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos