Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

CRI 2017-10-13 16:09:23
Comment
Share
Share this with Close
Messenger Messenger Pinterest LinkedIn WeChat

En 2011, durante su visita a la aldea Baji, de la región autónoma del Tíbet, el presidente de China, Xi Jinping, expresó su deseo de que los miembros del Partido Comunista de China, así como los funcionarios de dicha aldea, se unieran al propósito del Partido y se esforzaran en enriquecer al pueblo, basándose en unas condiciones concretas para que los habitantes llevaran una vida dulce y alegre.

La aldea Baji está localizada en las afueras de la ciudad Linzhi, de la región autónoma del Tíbet. El Presidente Xi la visitó en 1998 y 2011, y allí nunca se han olvidado de las palabras del Presidente. En los últimos años, la aldea se ha enfocado en la construcción y desarrollo urbanos, aprovechando su ventaja geográfica de la zona transitoria entre el campo y la ciudad. Los ingresos de los aldeanos están aumentando continuamente, y han surgido grandes cambios en la aldea.

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

 “Tenía un camión, y transportaba maderas entre nuestra aldea y la capital tibetana Lhasa. Luego empecé a conducir maquinaria de obra. En 2013, compré un camión, una excavadora y una cargadora, que en total costaron 2 millones. De ellos, la mitad fueron un préstamo. Este año he podido pagar todos los créditos, y los ingresos anuales de mi familia han llegado a más de 400 mil yuanes. Antiguamente, la condición económica general de la aldea era pobre, pero ha mejorado mucho después de la convocatoria del XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China”, dijo Gesangwangjiu, jefe del equipo de vehículos de transporte de la aldea Baji, y este año cumple los 50 de edad. Los aldeanos se ganaban la vida cortando árboles y vendiendo maderas, mientras que el equipo de transporte se encargaba de su traslado. Más tarde, a fin de salvaguardar los recursos forestales, la aldea cambió del antiguo modelo económico a la industria de la construcción.

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

En 2011, cuando el Presidente chino Xi Jinping era Vicepresidente del país, visitó la casa de Gesangwangjiu durante su estancia en la aldea Baji. Al enterarse de su situación, el Presidente Xi le animó a ser pionero en el camino del enriquecimiento, y a unir las fuerzas de todos los grupos étnicos. Gesangwangjiu siempre recordaba este consejo, y desde ahí se esforzó en ayudar a los grupos desfavorecidos, así como a estimular a los habitantes de la aldea para adquirir conocimientos relacionados con las técnicas productivas. De este modo, las familias desfavorecidas han mejorado mucho su condición económica.

En la aldea Baji residen 98 familias, compuestas por 489 personas. En 2016, el ingreso anual per cápita de la aldea era 20.603 yuanes, de los que la economía colectiva formaba una parte muy importante.

Mima tiene 54 años, y ahora trabaja de secretario de la comisión del Partido Comunista de China de la aldea Baji. En 2011, en la misma visita, el Presidente Xi le aconsejó desarrollar industrias colectivas, para mejorar los ingresos de toda la comunidad, y a prestar especial atención a la unidad entre los distintos grupos étnicos. En los 6 años de cargo, Mima lideró a toda la aldea en el desarrollo del modelo económico de atracción de inversores y empresas, tierras invertidas como capital social, dividendos colectivos y beneficios para el pueblo. Como consecuencia, la aldea ya dispone de 4 empresas propias, de las cuales 2 tienen como accionistas a todos los habitantes de la aldea.

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

Mima dijo: “Antes de la visita del Presidente Xi, trabajábamos separadamente, sin ingresos colectivos. Ahora todos los de la aldea se han convertido en accionistas. Se prevé que para 2020, se construirá la sociedad modestamente acomodada, el ingreso per cápita de nuestra aldea llegará a 30 mil. El parque de logística que tenemos pensado estará construido en julio o agosto del próximo año. Ahora la aldea ya tiene un activo fijo de 170 millones de yuanes.”

Según Mima, el desarrollo de industrias requería talentos, técnicas y experiencia avanzados, por lo que se ha contratado a muchos empleados de la etnia Han de otras provincias, quienes podían enseñarles a los compañeros de la etnia Tibetana conocimientos de administración y técnicas productivas. Xie Junyong es el jefe de la hormigonera de la aldea, y proviene de la provincia Hunan. Lleva 8 años trabajando aquí. Él nos explica que su empresa tiene 25 empleados de la etnia Han, y otros 28 de la etnia Tibetana. Todos ellos conviven en una residencia, y se divierten juntos en vacaciones. Al llegar la temporada de setas, los de la etnia Tibetana invitan a todos a recogerlas, y a comer frutas en su casa.

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

Xie Junyong expresó: “Parece que somos una gran familia. En la temporada de festivales tibetanos, como en año nuevo según el calendario local, o incluso algunas actividades especiales, los compañeros tibetanos nos invitan a su casa para celebrarlos juntos. Nosotros, los de la etnia Han, solemos regalarles alimentos típicos de nuestro pueblo. En 2013, invité a algunos de los colegas tibetanos a Hunan, mi tierra natal, para que experimenten algo diferente.”

La ciudad Linzhi es un lugar atractivo, donde se encuentran muchos paisajes naturales de gran renombre, como el gran cañón del río Yarlung Zangbo, el monte Namjagbrawa, y el glaciar del río Midui. Al mismo tiempo, aquí se conserva una rica cultura de diversas costumbres tradicionales de las etnias minoritarias.

Asentada en esta región, la aldea Baji poco a poco empezaba a desarrollar el turismo. Estos años, a través de la mejora de las infraestructuras y del entorno, Baji es más limpia y ordenada que antes. En un futuro, continuará con el turismo y el sector de servicios, basándose en sus propias características.

Chen Ailie tiene 53 años y nació en la provincia de Guizhou. Ha sido ejecutiva en una empresa estatal. Tras jubilarse, viajó a la ciudad Linzhi, y se enamoró de ella. Entonces, ella y su marido se decidieron a abrir una posada en la aldea Baji, que entró en funcionamiento en 2016.

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

Aldea tibetana se renueva con el desarrollo colectivo

Chen Ailie dijo: “Me parece que la gente aquí es pura, y no materialista. No se comparan entre sí, y se nota un carácter pacífico en sus caras. En estas circunstancias, yo también me siento muy feliz y contenta. Creo que ésto tiene que ver con la cultura tibetana. Cuanto más conozcas sobre este pueblo, mayor respeto tendrás hacia ellos.”

Tras establecerse en la aldea Baji, Chen Ailie se siente muy relacionada con la aldea. Siempre tiene muchas ganas de promover el intercambio entre la etnia Han y la Tibetana. Chen planea ofrecer servicios turísticos especiales, como visitas a las residencias tibetanas, o cenas en casas locales. Hasta la fecha, varias familias locales han acudido a Chen para desarrollar con ella el turismo típico.

Informaciones relacionadas

Share

Los más leídos