Las viviendas civiles de China

CRI

Como viviendas civiles entendemos todas aquellas que habita el pueblo chino a lo largo de todo el país. Se trata de la arquitectura más básica, la que apareció más temprano, y la más frecuente a lo largo del territorio chino. De diferentes condiciones, por cuestiones naturales o culturales, las viviendas civiles chinas tienes diferentes aspectos.

La vivienda civil tradicional de la etnia Han es el Sihuyuan: habitaciones en torno a un patio cuadrado. Los de Beijing son los más representativos. Están distribuidos simétricamente a partir de un eje central. Se divide en dos patios (delantero y trasero), la habitación central es la más importante donde se celebran los ritos familiares y se recibe a los invitados distingidos. Las puertas de todas las habitaciones dan al patio y están enlazadas por una galería techada. El Sihuyuan de Beijing refleja la organización familiar patriarcal de la sociedad feudal de China y es tranquilo y cómodo gracias al amplio patio, un espacio ideal para vivir. La mayoría de las viviendas civiles del Norte en las provincias de Hebei y Dongbei (nordeste) son de este tipo.

(Foto: Siheyuan de Beijing)

Las viviendas Tangwu y Tulou

En el sur de China la típica vivienda es el Tangwu, con una superficie pequeña y un patio rectangular. Tiene un aspecto recto y cuadrado muy simple y es muy común en las provincias del sur.

En las regiones del sur de las provincias de Fujian, Guangdong y Guangxi, los Hakkas viven en viviendas colectivas de gran tamaño llamadas Tulou. Este tipo de vivienda puede ser redonda o cuadrada y alrededor de un salón central se distribuyen edificios de 4 o 5 pisos. Tiene una gran capacidad defensiva. El Tulou de los Hakkas del distrito de Yongding en la provincia de Fujian es un buen ejemplo. Entre las viviendas tradicionales de China, los tulou de esta región son muy peculiares. Más de 8.000 tulou de formas variadas: cuadrada, redonda, octagonal u ovalada, y de gran magnitud, hermosos y prácticos, forman un magnífico mundo de vivienda civil.

  

Las viviendas de etnias minoritarias

En las regiones donde habitan las etnias minoritarias de China se ven viviendas de diversas formas. Por ejemplo, las de la etnia Uygur de Xinjiang, en el noroeste del país, tienen un techo plano, paredes de tapial, hasta tres pisos y un patio delantero. Los tibetanos viven en habitaciones llamadas Diaofang, con una pared exterior construida en piedra, el interior de las habitaciones es de madera con un techo plano. La etnia mongola vive generalmente en yurtas que pueden trasladar. Las minorías nacionales del suroeste viven en edificios con barandillas al pie de colinas y que dan al río; suelen tener dos pisos, el primero está vacío y habitan el segundo. Las viviendas de bambú de la etnia Dai en la provincia de Yunnan son más peculiares. En la región suroeste de China viven las etnias Miao y Tujia. Las viviendas de madera miao y tujia, están sostenidas por pilares de madera hincados en la tierra. Tienen dos o tres plantas. En la habitación superior almacenan cereales, mientras que la inferior se utiliza como redil de animales domésticos.

Las cuevas habitables y las viviendas de la ciudad antigua

En las regiones del curso superior y medio del Río Amarillo, al norte de China, hay muchas cuevas habitables. En las provincias de Shaanxi, Gansu, Henan y Shanxi, sus habitantes excavaron algunas cuevas en las colinas, revistieron el interior de la cuerva con ladrillos y formaron casas cueva. Las cuevas habitables aislan del fuego y los ruidos. Proporcionan calor en invierno y frío en verano, ahorran tierra y son económicas y fáciles de construir. Como armonizan con el paisaje, la cuerva es una forma arquitectónica perfecta que aprovecha bien las condiciones naturales, reflejando el gusto de sus habitantes por la arcilla.

Además, China conserva algunas ciudades antiguas donde todavía hay gran cantidad de viviendas de la antigüedad. La ciudad antigua de Pingyao, provincia de Shanxi, y la ciudad antigua de Lijiang, provincia de Yunnan, fueron incluidas en la Lista de Patrimonio Mundial en 1998.

Pingyao es la ciudad antigua mejor conservada de las dinastías Ming y Qing. También es una representante de las antiguas capitales de distrito en las planicies centrales donde vivía la etnia Han. Hoy, murallas, calles, viviendas, tiendas, templos y otras construcciones de la ciudad todavía están muy bien conservadas, respetando su distribución arquitectónica y sus peculiaridades. Pingyao es un espécimen vivo que muestra el desarrollo político, económico, cultural, militar, arquitectónico y artístico de China.

La ciudad antigua de Lijiang, establecida en la dinastía Song del Sur, es el único pueblo que combina la arquitectura tradicional de la etnia Naxi y las características de la arquitectura extranjera. Ajena al sistema arquitectónico de las ciudades del interior de China, las calles de esta ciudad son irregulares y no hay murallas. El estanque del Dragón Negro es la principal fuente de agua de la ciudad. Como el agua rodea las viviendas, por toda la ciudad antigua se ven ríos claros, en cuyas riberas crecen sauces llorones.

(Foto: la ciudad antigua de Lijing)