Chang E se refugió en la Luna

CRI

El 15 de agosto del calendario lunar chino es la Fiesta del Medio Otoño. La Fiesta del Medio Otoño, la Fiesta de Primavera y la Fiesta de Tamal de Arroz Glutinoso son las 3 fiestas tradicionales con una historia más larga y carácter más étnico. Cuando llega la Fiesta del Medio Otoño, generalmente, los familiares se reunen para comer pastel de luna y frutas así como disfrutar conjuntamente la Luna. He aquí, un relato sobrela Fiesta del Medio Otoño, que es Chang E se refugió en la Luna.

Chang E era la Diosa de la Luna. Su marido, Hou Yi, fue el dios de combate que era valiente y hábil en la batalla. Su arco y flecha mágicos eran de cien tiros. En aquel entonces, en el mundo aparecían muchos aves feroces y bestias salvajes que dañaban al pueblo. Al enterarse de la situación, el Soberano del Cielo mandó a Hou Yi a eliminar estas cosas que dañaban a la gente. Recibiendo la orden del Soberano del Cielo, Hou Yi vinieron al mundo con su esposa hermosa. Debido a su intrepidez, Hou Yi eliminó muchos animales que dañaban a la gente en el terrestre en poco tiempo. Cuando la tarea estaba a punto de cumplirse, apareció un incidente imprevisto: En el cielo, aparecían simultáneamente 10 soles. Los 10 soles eran hijos del Soberano del Cielo. Ellos aparecían simultáneamente en el cielo sólo para travesura. La temperatura de la tierra ascendía de repente. Los bosques y cultivos se encendían. Los ríos estaban secos. El campo estaba cubierto de cadáveres de los pueblos muertos que eran asados.

Hou Yi no quería ser duro para ver la calamidades del pueblo y persuadió con buenas palabras a los 10 soles para que tomaran acciones individuales y saliera un cada día por turno. No obstante, los hermanos soberbios no hacían caso omiso a Hou Yi. Al contrario, se agravaron y se acercaron a la tierra intencionadamente. Entonces, se encendía un gran fuego en la tierra. Al ver que los hermanos del sol cometían fechorías y no resultó nada su persuasión, además habían muerto inumerables personas, Hou Yi no podía aguantar más. Entonces, dobló su arco mágico, colgó su flecha mágica y disparó hacia los soles. Derribó 9 soles de una tirada. El último sol se declaró culpable y pidió perdón. Hou Yi dejó de estar enfadado y recoger su arco.

Hou Yi eliminó una gran calamidad para el mundo pero disgustó al Soberano del Cielo, quien se enfureció por que Hou Yi disparó y mató a sus 9 hijos y no permitía que el matrimonio de Hou Yi se volviera al cielo. Como no podían volverse al cielo, Hou Yi decidió quedarse en el mundo para hacer más cosas buenas para el pueblo. No obstante, su esposa Chang E se sentía muy insatisfecha cada día más por la vida del mundo llena de miseria y culpó a Hou Yi que mató atontado a los hijos del Soberano del Cielo.

Hou Yi oyó decir de que en la montaña Kun Lun, vivía la Reina Madre del Oeste quien tenía una medicina mágica. Si tamaba esta medicina, podría subir al cielo. Entonces, cruzaba montañas y ríos y pasaba muchas penalidades a pedir dicha medicina mágica de la Reina Madre del Oeste en la Montaña Kun Lun. Era lamentable que la medicina mágica de la Reina Madre del Oeste sólo era para una persona. Para Hou Yi, le dio pena subir al cielo él mismo abandonando a su querida esposa, al mismo tiempo, no quería que su esposa subiera al cielo sola y le dejara en el mundo. Por eso, llevó a la medicina mágica a la casa y la escondió.

El secreto de que Hou Yi había logrado la medicina mágica fue descubierto por Chang E. Aunque ella quería mucho a su marido, no podía resistir a la tentación del mundo de la suprema felicidad. Cuando llegaba la Fiesta del Medio Otoño en que la luna era más luminosa y que Hou Yi no estaba en casa, Chang E tomó la medicina secretamente. En seguida, Chang E se sentía que su cuerpo se ponía mucho más ligera y volaba hacia el cielo. Finalmente, fue a la Luna y vivía en el Palacio Guang Han. Cuando Hou Yi regresó y se dio cuenta de que su esposa subió al cielo sola, se sentía muy triste. Pero no podía dañarla con su flecha mágica y tenía que despedirse con ella.

Ahora Hou Yi era solitario. Seguía haciendo cosas buenas para el pueblo al mismo tiempo recluaba a discípulos para enseñarles a disparar una flecha. Entre sus discípulos, hubo una persona que se llamaba Feng Meng y adelantaba mucho. Pronto, se distinguía su habilidad de disparar. No obstante, a Feng Meng, le parecía que si existiera Hou Yi, no pudiera ser el primero del mundo. Entonces, una vez, cuando su maestro estaba borracho, le disparó con flechas por la espalda y mató a Hou Yi.

Por otra parte, aunque Chang E fue a la Luna desierta, donde sólo habían un conejo pequeño que molía medicina y un viejo que talaba un árbol. Por eso, cada día estaba desanimada en el Palacio de la Luna. Especialmente al llegar del 15 de agosto en que la luna era más bella, Chang E siempre pensaba la vida feliz de ellos.