Tao Yuanming y sus poemas
CRI

Tao Yuanming, o Tao Qian, era natural de Chaishang (hoy Jiujiang, de Jiangxi). Nació entre 365 y 372 y murió en 427 de la Dinastia de Jin Este. Provenía de una familia de terratenientes empobrecidos, fue un hombre de reconocida integridad y sirvió como funcionario de escasa categoría hasta el año 405, en que se retiró a vivir en su granja.

Esto lo acercó a los campesinos; él mismo labraba la tierra y a menudo pasó frío y hambre. Estas experiencias lo hicieron ver la vida en forma diferente de otros escritores de su época. Esta profunda comprensión, unida a sus brillantes dotes literarias, hizo de él el más grande poeta de la dinastía Jin y uno de los más grandes poetas en toda la historia de China.

Pero en esa época en que el lenguaje florido y artificioso estaba a la moda, Tao Yuanming fue el único poeta que usó una forma simple, la forma en que se habla cotidianamente, para escribir sobre la vida diaria.

A través de semejantes descripciones Tao Yuanming nos ofrece un verdadero cuadro de las duras condiciones en que vivían los campesinos de aquel tiempo, los que a menudo tenían que pasar hambre y frío para satisfacer la voracidad de los terratenientes. Escribió también acerca de los letrados más modestos, esbozando la vida de otros hombres tan pobres como él mismo.

Evidentemente no fue uno de esos letrados feudales que miraban las cosas desde el punto de vista de los terratenientes y deformaban la verdad acerca de los campesinos.

Sus poemas expresan diferentes estados de ánimo y ofrecen una gran variedad de temas. A pesar de su serenidad y amplitud, frecuentemente se entrega a la bebida, como si no tuviera preocupaciones materiales o intereses importantes en la vida. Ha sido llamado poeta ermitaño, porque sus poemas a la nieve o a los crisantemos expresan sus propias emociones o su alegría, como si sus sentimientos vibraran al unísono con el universo.

Sin embargo, siguió de cerca los acontecimientos políicos y vivió profundamente preocupado por el destino de su país. Los versos que escribió sobre el héroe de la antigüedad Jing Ke o sobre el legendario pájaro que intentó llenar el océano muestran que de ninguna manera fue el marginado que nos han querido presentar. En verdad, como lo señala Lu Xun, Tao Yuanming fue un gran poeta.