Participación de la mujer en la actividad política
CRI

La Constitución de China estipula que las mujeres tienen los mismos derechos políticos que los hombres. Como ellos, cuentan con el mismo derecho a elegir y ser elegidas, a participar en la administración de los asuntos del Estado, a asumir cargos públicos, etc. El 20,2% de los diputados de la X Asamblea Popular Nacional de China son mujeres. En total hay 604. De ellas, 21 pertenecen al Comité Permanente, lo que supone un 13,2% del total. La Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCHh) cuenta con 373 mujeres, lo que supone el 16,7% del total, de las que 35, un 11,7%, forman parte del Comité Permanente.

Con el objetivo de asegurar la participación de la mujer en los asuntos públicos para que desarrolle plenamente sus derechos políticos, China ha establecido y perfeccionado un sistema de selección de mujeres para puestos de responsabilidad política. Así, en 2003, seis mujeres asumieron cargos directivos del Estado: la viceprimera ministra del Consejo de Estado, Wu Yi, las vicepresidentas del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, He Luli, Gu Xiulian y Wuyunqimuge, así como las vicepresidentas de la CCPPCh, Liu Yandong y Hao Jianxiu. Entre los 28 departamentos del Consejo de Estado, hay una ministra (puesto concurrente) y quince viceministras; mientras que en los grupos directivos a nivel provincial, municipal y distrital hay 5.056, de los cuales 56 dirigentes lo son a nivel provincial. Entre alcaldesas y sus tenientes hay 500 mujeres.

La conciencia de participación en los asuntos públicos está aumentando notablemente, como demuestra que en las elecciones de la asamblea popular local, el índice de participación alcanzase un 73,4%.( ilustración: la viceprimera ministra china Wu Yi hizo uso de la palabra en el Reino Unido)

El Programa de Desarrollo de la Mujer en China (2001-2010) que se está llevando a cabo tiene varios objetivos fundamentales: se quiere elevar su nivel de participación en la administración y decisión de los asuntos sociales y de Estado y aumentar la proporción de mujeres en la Administración. También que en los grupos directivos de los gobiernos a distintos niveles, por lo menos haya una mujer, y en los departamentos del Estado a nivel ministerial, provincial y municipal, por lo menos la mitad de los grupos directivos cuente con dirigentes femeninos, sobre todo en los puestos importantes, donde la cantidad de mujeres está aumentando considerable y paulatinamente. En los departamentos concentrados por mujeres, la proporción de administradoras debe corresponderse con la de las empleadas; de los miembros de la comisión de aldeanos y de vencidad, las mujeres deben representar una proporción determinada. También se trata de aumentar los canales de participación democrática femenina para elevar su nivel.

El gobierno chino está tratando de crear una buena atmósfera social para la participación y deliberación de los asuntos estatales fortaleciendo la capacitación y educación de la mujer ofreciéndole oportunidades laborales, formando mujeres altamente cualificadas en múltiples áreas, elevando su conciencia y competitividad en la participación y deliberación en los asuntos estatales, reforzando su capacitación técnica y administrativa, y elevando el nivel de su preparación política y capacidad profesional.