Vinos argentinos y chilenos aumentan peso en mercado chino ante auge de demanda
Save and Share Tamaño de texto   2012-03-28 15:22:22 XINHUA-CRI

  El peso específico de la oferta vinícola de Argentina y Chile está aumentando en el mercado chino, y busca crecer aun más en medio del vertiginoso crecimiento de la demanda.

  Durante el Foro Internacional del Vino clausurado el miércoles en Hefei, capital de la provincia central de Anhui, el embajador argentino en China, Gustavo Marino, manifestó que las exportaciones de vino argentino se centrarán más en atraer a consumidores chinos de clase media y alta en los próximos años.

  Los comentarios del diplomático argentino vinieron a cuenta del fervor actual en el mercado chino por vinos extranjeros de precio muy elevado, especialmente los de bodegas de renombre de países con una larga tradición de producción vinícola como Francia, que pueden llegar hasta los 500 dólares por botella.

  En contraste, una botella del vino argentino se vende en las ciudades chinas a una media de entre 12 y 20 dólares.

  No obstante, gracias al económico precio y al suave sabor del que gustan los consumidores chinos, el vino argentino ha cosechado muy buenos resultados en el mercado del país asiático en los últimos cuatro años.

  Argentina ocupó el noveno puesto entre los exportadores de vino a China en 2010, rango que se elevó hasta el sexto lugar el año pasado.

  "El mercado chino es muy grande y muy abierto, con una enorme población que está interesada en conocer los vinos de otros países", expresó a Xinhua Juan Carlos Paz, consejero comercial de la embajada argentina.

  Según cálculos no oficiales, la proporción de vinos importados en el mercado chino aumentó al 23 por ciento en 2011 desde el 5 por ciento registrado hace tan sólo cinco años, y se estima que el ritmo seguirá creciendo durante al menos los próximos cinco a 10 años.

  Mientras tanto, el consumo per cápita de vino en China fue sólo de 0,93 litros en 2010, muy inferior a la media mundial del 3,47 litros, lo que supone un amplio margen de crecimiento para el sector.

  Paz reveló que la asociación Wines of Argentina establecerá una oficina en Beijing el próximo abril con el fin de profundizar en la promoción y estrechar la cooperación con las empresas chinas.

  A su vez, el vino chileno mantiene el cuarto lugar en las importaciones chinas y ha cultivado una conocida imagen entre los consumidores asiáticos.

  Merece la pena mencionar el Tratado de Libre Comercio entre Chile y China, en vigor desde el 1 de octubre de 2006, y que contribuye en gran medida a los intercambios comerciales entre los dos países.

  Chile es ahora el segundo socio comercial de China en Latinoamérica y, a su vez, China es el primero de Chile en todo el mundo. El año pasado, los intercambios comerciales bilaterales superaron los 31.000 millones de dólares.

  En cuanto al vino, China se ha convertido en el motor de su crecimiento en Asia, con una tasa anual superior al 50 por ciento, informó el embajador de Chile en China, Luis Schmidt, en su intervención durante el foro, inaugurado ayer martes.

  En 2010, las exportaciones de vino chileno a China sumaron más de 61 millones de litros por valor de 105 millones de dólares.

  Se trata de la segunda actividad relacionada con el sector vinícola en que participó el diplomático chileno sólo en el mes de marzo, lo que demuestra que las viñas chilenas, especialmente las de clase superior, están aumentando se presencia en el mercado chino.

  A pesar del buen comportamiento del vino chileno en el mercado chino, Schmidt destacó que otra parte importante de su trabajo es mostrar a los consumidores la imagen general de su país, las ventajas de Chile en los productos agrícolas, así como enseñar la cultura del vino.

  El consumo del vino sólo ocupa un 2 por ciento del consumo total de bebidas alcohólicas en China, en comparación con la proporción media mundial del 27 por ciento.

FER

Artículos relacionados
Comentarios