La parte militar de China exige a Japón sus peligrosas actividades marinas y aérea en la Isla Diaoyu
El mayor general Luo reiteró que no vacila nunca la decisión y voluntad de China de salvaguardar la soberanía, y esta reacción del Ministerio de Defensa Nacional de China es una advertencia a Japón: "Si Japón toma la isla Diaoyu como un barril de pólvora y añade continuamente pólvora a este barril, agudizará sin duda el riesgo de guerra. La parte japonesa tiene que suspender acciones peligrosas. La parte china ha hecho primero una advertencia."
Save and Share Tamaño de texto   2011-07-08 16:06:31 CRI
El Ministerio de Defensa Nacional de China declaró que los vuelos que realizan aviones del ejército chino sobre áreas marítimas nacionales cumplen con la ley internacional.

El Ministerio de Defensa de Japón aparentemente afirmó que dos aviones militares chinos realizaron el 4 de julio un vuelo sobre el mar a unos 60 kilómetros del espacio aéreo de las Islas Diaoyu, pero sin entrar en el "espacio aéreo territorial de Japón". Al parecer la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón envió aviones caza F-15 para interceptarlos.

Un oficial del Ministerio de Defensa Nacional de China dijo a los reporteros que los aviones militares chinos volaron sobre áreas marítimas de jurisdicción china con total apego a la ley internacional.

Las Islas Diaoyu y sus cayos circundantes han sido territorio de China desde tiempos ancestrales y para china es indisputable la soberanía sobre ellas, añadió.

Indicó que la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón, en años recientes, aumentó su patrullaje dirigido hacia el gigante asiático en el Mar Oriental de China, y señaló que el prolongado y estrecho seguimiento y vigilancia por parte de Japón sobre las actividades navales y aéreas regulares de China fácilmente pueden provocar malentendidos y errores de juicio entre ambas partes.

Al parecer del mayor general Luo Yuan, subsecretario general de la Sociedad de Ciencias Militares de China, la interceptación de aviones japoneses F-15 contra aviones chinos de transporte constituye una grave provocación:

"La Isla Diaoyu es un territorio inherente de China. La patrulla de nuestra fuerza aérea en nuestro territorio corresponde a las estipulaciones del derecho internacional. El envío de aviones de combate F-15 por parte de Japón es sin duda una intención de combate, y constituye una grave provocación a China."

El mayor general Luo reiteró que no vacila nunca la decisión y voluntad de China de salvaguardar la soberanía, y esta reacción del Ministerio de Defensa Nacional de China es una advertencia a Japón:

"Si Japón toma la isla Diaoyu como un barril de pólvora y añade continuamente pólvora a este barril, agudizará sin duda el riesgo de guerra. La parte japonesa tiene que suspender acciones peligrosas. La parte china ha hecho primero una advertencia."

China espera que Japón tome medidas efectivas y que detenga sus arriesgadas actividades para evitar y prevenir accidentes tanto marinos como aéreos, tomando en consideración la amistad entre China y Japón y la necesidad de fomentar la confianza mutua.

China exigió el lunes la retirada inmediata de varios barcos pesqueros japoneses enviados el día anterior a trabajar en aguas cercanas a las islas Diaoyu. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei, dijo: "China ha hecho una protesta formal ante la parte japonesa."

Según medios de comunicación japoneses, unas diez embarcaciones pertenecientes a una cooperativa de pesca de la ciudad de Ishigaki, en la prefectura de Okinawa, partieron ayer domingo desde un puerto local para operar en los alrededores de las Diaoyu, conocidas como Senkaku en Japón.

"China tiene soberanía indisputable sobre las islas Diaoyu, las cuales han sido una parte inseparable del territorio chino desde tiempos inmemoriales", dijo el funcionario, quien agregó que cualquier acción realizada por el país vecino en el área carece de validez. Durante una reunión de alto nivel celebrada el 23 de mayo en Tokio, China reafirmó su postura sobre los asuntos relacionados con las islas Diaoyu y el Mar Oriental. La reunión se llevó a cabo entre el Ministro de Relaciones Exteriores de china, Yang Jiechi, y su homólogo japonés, Takeaki Matsumoto. Durante el encuentro, Yang reiteró en una rueda de prensa que China tiene la soberanía indisputable sobre las islas Diaoyu.

Yang dijo a Matsumoto que las líneas de navegación en las aguas que circundan a China y a Japón, así como en las aguas adyacentes cercanas del continente asiático, "siguen abiertas."

Yang acompañó al premier chino, Wen Jiabao, a participar en la cuarta cumbre trilateral entre China, Japón, y la República de Corea, que tuvo lugar en la capital japonesa.

Artículos relacionados
Comentarios