Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en LŪnea | Aula de Chino | China en ImŠgenes | Servicios | Versiůn antigua
 
PŠgina Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 

Wang Yongfeng: conquistador de todas las cumbres

2008-06-12 10:23:22  spanish

Todav√≠a recordamos con emoci√≥n el momento en que la llama ol√≠mpica de los Juegos de Beijing 2008 lleg√≥ a la cumbre del monte Qomalangma, o monte Everest, como es conocido en Occidente. Entre los antorchistas que llevaron el fuego sagrado al punto m√°s alto de la Tierra se destaca Wang Yongfeng, capit√°n del equipo nacional de monta√Īismo de China, quien sigui√≥ el relevo de la llama ol√≠mpica en la Regi√≥n Aut√≥noma de la Etnia Zhuang de Guangxi, esta vez, en calidad de invitado de honor de los organizadores. All√≠ nuestra emisora lo entrevist√≥.

Entre los antorchistas del relevo de la llama ol√≠mpica de los Juegos de Beijing por todo el mundo, as√≠ como por el territorio chino, figuran muchos astros del deporte. Frente a tantos nombres de peso, el de Wang Yongfeng no se queda atr√°s, ya que, como capit√°n del equipo nacional de monta√Īismo de China, es un personaje legendario entre los alpinistas del pa√≠s y de todo el mundo. Este hombre de 45 a√Īos ya coron√≥ las cumbres m√°s altas de los siete continentes y alcanz√≥ los dos polos a pie, cumpliendo as√≠ todos los sue√Īos de un monta√Īista. A pesar de todas las haza√Īas que ha alcanzado, Wang manifest√≥ su momento de mayor orgullo fue sostener la antorcha ol√≠mpica en la cima del Qomolangma:

"Considero este momento, cuando estaba en el pico del Qomolangma con la llama sagrada en la mano, el momento de m√°s orgullo y gloria de mi vida".

Ante nuestro micr√≥fono, Wang prefiri√≥ hablar m√°s de sus compa√Īeros, a quienes expres√≥ su agradecimiento:

"Lo primero que quer√≠a decir es ¬°gracias!, ¬°gracias a todos! Para llevar la llama ol√≠mpica al Qomolangma, nuestro equipo, compuesto por muchas personas de diversos sectores, ha hecho enormes esfuerzos durante m√°s de dos a√Īos de preparativos. Si no fuera por el trabajo de ellos, este evento sin precedentes no habr√≠a podido realizarse con √©xito".

El 8 de mayo de 2008, la llama olímpica iluminó la cumbre más alta del mundo. El alpinista nos dijo que 227 canales de televisión de 113 países retransmitieron este momento histórico, en que los chinos cumplieron su promesa de llevar la llama sagrada al Qomolangma, la cual había sido hecha al presentar su candidatura para ser sede de las Olimpiadas de 2008. Wang Yongfeng dijo con emoción:

"En los futuros relevos de la llama olímpica, seguramente se recordará el ascenso al Qomolangma. Muchas cosas serán olvidadas con el paso del tiempo, pero ésta nunca desaparecerá de la memoria de la gente, porque se ha registrado en la historia olímpica como una parte muy particular del recorrido de la llama sagrada".

En uno de sus ascensos al Monte Qomolangma, Wang Yongfeng perdi√≥ contacto con sus compa√Īeros durante 28 horas por accidente. Seg√ļn las convenciones del monta√Īismo, una desaparici√≥n de 24 horas en semejantes condiciones podr√≠a significar la muerte. Milagrosamente, regres√≥ solo al campamento base, con tres dedos de pie gangrenandos por la quemadura de fr√≠o. Dijo a nuestro reportero que, cada vez que baja de la monta√Īa, una se√Īal de vida tan peque√Īa como una hierba le puede conmover, porque cada vez entiende mejor el valor de la vida en paz.

Esta reflexión sobre la vida explica por qué Wang Yongfeng donó dinero y materiales a las zonas afectadas por el fuerte terremoto que sacudió el 12 de mayo la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, apenas cuatro días después del ascenso de la antorcha olímpica a la cima del Qomolangma. Transmitió a los damnificados palabras de ánimo, narrándoles sus propias experiencias:

"Uno debe ser inquebrantable y tener fe en sí mismo para alcanzar un milagro. Con la fuerte voluntad, muchos damnificados del sismo han hecho muchos milagros, haciendo realidad algo que parecía imposible. Ya ves que muchos han sobrevivido tanto tiempo bajo los escombros. No sólo los damnificados, sino también los socorristas y los voluntarios han manifestado su valentía. Nunca darse por vencido es también parte del espíritu olímpico, con el que podemos enfrentar cualquier dificultad".

Wang Yongfeng reconoci√≥ que no tendr√° mucha posibilidad de escalar otra vez el Qomolangma debido a su edad y condici√≥n f√≠sica, pero asegur√≥ que eso no significa que se alejar√° del monta√Īismo:

"En el futuro me dedicar√© principalmente a la promoci√≥n y popularizaci√≥n del monta√Īismo y del deporte de aventura. Transmitir√© mis experiencias y t√©cnica a los j√≥venes".

Sin embargo, además de las experiencias y habilidades, la herencia más valiosa que Wang Yongfeng dejará a sus sucesores chinos es la voluntad permanente de superarse a sí mismo. Quizá por coincidencia, el nombre del alpista veterano, Yongfeng, se traduce como "valor para subir a la cumbre".

"Amigos radioescuchas, soy Wang Yongfeng, capit√°n del equipo nacional de monta√Īismo de China. Por favor sigan con atenci√≥n la programaci√≥n de Radio Internacional de China y los Juegos Ol√≠mpicos de Beijing".

Mi comentario sobre
Beijing 2008
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China