Resultados y experiencias de China en la eliminación de la pobreza
2017-03-01 11:01:23 CRI
En octubre de 2016, la Oficina de Información del Consejo de Estado publicó el libro blanco titulado "Progresos de China en la reducción de la pobreza y los derechos humanos", el cual rescata los esfuerzos del gobierno en la reducción de la pobreza y el desarrollo de las zonas rurales, en aras de mejorar la situación de los derechos humanos en el país. El texto destaca que, desde que se instauró la política de reforma y apertura, a finales de la década de los 70, más de 700 millones de habitantes rurales han logrado salir de la pobreza, y que actualmente quedan tan solo 55,75 millones de chinos pobres, según cifras de 2015. Además, explica que la incidencia de la pobreza se redujo al 5,7 %. Los resultados de las últimas décadas, en términos de reducción de la pobreza, son el signo más significativo de progreso con relación a la mejora de la situación de los derechos humanos en China.

El libro blanco también señala que dentro del plan del gobierno para aliviar la pobreza está incluida la construcción de infraestructura rural agrícola, el aumento de los ingresos para la población empobrecida y la provisión de servicios públicos en cuanto a seguridad social y salud, educación y cultura. Estas medidas garantizan los derechos económicos, sociales y culturales de los más necesitados y, al mismo tiempo, crean las condiciones para una mayor protección de los derechos humanos, en otros aspectos.

Campesinos de Suining, provincia de Sichuan, cultivan limón como parte de la iniciativa para librarse de la pobreza

La tasa de contribución superior al 70 %

El documento confirmó la importante contribución de la mitigación de la pobreza y el desarrollo de las zonas rurales de China en el marco de la causa internacional de reducción de la pobreza. El porcentaje de pobreza extrema en China cayó del 61 % en 1990 a menos del 30 % en 2002, convirtiéndola en la primera nación capaz de reducir el índice de la misma a la mitad. De acuerdo con datos de 2014, la tasa a nivel nacional se redujo al 4,2 % y, en términos generales, China contribuyó a la reducción de la pobreza a nivel global en más del 70 %. Además, cabe destacar que el país no solo se precia de tener el mayor número de habitantes librados de la pobreza a nivel mundial, sino también de ser la primera nación en completar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU.

Históricamente, la población pobre de China ha sido en su mayoría rural. Antes de la reforma y apertura, la economía en el campo era extremadamente atrasada, y había un gran número de agricultores necesitados. La ingesta de calorías per cápita de los residentes rurales solía ser inferior a las 2100 kcal / día y entre el 40 y el 50 % de dicha población no contaba con una nutrición adecuada.

Con el fin de resolver el problema de la pobreza en estas áreas, en 1986 el Gobierno chino puso en marcha un plan de alivio mediante el desarrollo. Estas políticas se llevaron a cabo en todo el territorio nacional bajo la supervisión de un organismo especial, con fondos específicos y medidas preferenciales, y pretendían luchar contra la pobreza de manera planificada y organizada, con miras a apoyar el desarrollo económico y social en las zonas afectadas.

Después de muchos años de esfuerzos, finalmente es posible apreciar un avance significativo en las zonas rurales de China que alguna vez fueron dominadas por la pobreza, siendo la reducción de la misma el primer indicio de desarrollo.

Al tiempo que se ha dado el progreso, también ha aumentado el umbral de la pobreza rural. En 1986, los departamentos gubernamentales correspondientes fijaron la línea en 206 yuanes como ingreso neto per cápita en las zonas rurales (según el precio de 1985) como el estándar de pobreza. En 2011, la cifra aumentó a 2300 yuanes, de acuerdo con el índice de precios, y tres años después el número ascendió a 2800 yuanes. La velocidad de estas crecidas es superior a la de la tasa de inflación, lo cual garantiza que incluso los habitantes más pobres tengan acceso a alimentación y vestimenta suficiente. Por lo menos en cuanto a subsistencia elemental, el problema ha sido resuelto para la población campesina empobrecida.

Formación de agricultures para eliminar la pobreza en Tunchang, Hainan

Alivio de la pobreza dirigido por el Gobierno chino

Desde hace muchos años, el Gobierno y el Partido Comunista de China han explorado audazmente un camino de alivio de la pobreza y desarrollo de las zonas rurales con peculiaridades chinas. Durante este proceso, ha sido posible observar diversas experiencias en lo referente a la promoción de los derechos humanos mediante la reducción de la pobreza.

El éxito de la reducción de la pobreza a nivel nacional se debe principalmente a las acciones positivas del Gobierno chino, que no solo ha jugado un papel central como dirigente y planificador, sino también como ejecutor.

En primera instancia, el Gobierno elabora un plan de trabajo global para el alivio de la pobreza. Desde comienzos de la década de 1980, China incorpora dichas medidas, enfocadas a las zonas rurales, dentro de las estrategias generales de desarrollo nacional. De hecho, el VII Plan Quinquenal (1986-1990) contiene un capítulo dedicado especialmente al desarrollo económico de antiguas regiones revolucionarias, zonas empobrecidas, regiones fronterizas y territorios habitados por minorías étnicas, mediante políticas de apoyo financiero. A partir de entonces, el alivio de la pobreza ha sido un asunto importante en los planes quinquenales posteriores, vinculando objetivos de mitigación de la pobreza, desarrollo económico y social nacional y promoción de los derechos humanos en el país.

En segundo lugar, se establecen órganos rectores especiales. En mayo de 1986, el Consejo de Estado estableció el Grupo Dirigente para el Desarrollo Económico de las Zonas Pobres, el cual en 1993 cambió su nombre a Grupo Dirigente del Consejo de Estado para el Alivio de la Pobreza y el Desarrollo. Se aplica un sistema de responsabilidad con una dirección ejecutiva a nivel provincial.

En tercer lugar, el Gobierno ha invertido enormes sumas de dinero en desarrollo y alivio de la pobreza. Desde hace más de 30 años, con la mejora de los recursos financieros nacionales, los fondos especiales en este campo han aumentado y, entre 1980 y 2000, la inversión del Gobierno Central en la reducción de la pobreza ascendió a 168.000 millones de yuanes. En los siguientes 10 años, de 2001 a 2010, los fondos financieros centrales invertidos en dicha causa sumaron un total de 144.000 millones de yuanes, y hubo, además, cerca de 100.000 millones de yuanes en préstamos con descuento financiero.

Durante el periodo del XII Plan Quinquenal (2011-2015), los fondos especiales del Gobierno Central dedicados al alivio de la pobreza aumentaron de 27.200 a 46.745 millones de yuanes anualmente. Durante el periodo del XIII Plan Quinquenal (2016-2020), los fondos seguirán en aumento, y ascenderán a 67.000 millones de yuanes en 2016, lo que representa un incremento del 43,4 % en comparación con 2015.

Reducción de pobreza con precisión

Otra experiencia en el alivio de la pobreza con características chinas es la promoción del desarrollo a través de la mejora de las condiciones de producción en las zonas más afectadas, para impulsar su economía y así reducir los índices de pobreza.

Sin embargo, las falencias de esta estrategia se volvieron cada vez más evidentes. Con una reducción significativa de la población rural empobrecida, la eficiencia de las medidas para aliviar la pobreza disminuyó, y algunos residentes que realmente se encontraban necesitados no recibieron el apoyo suficiente o, pero aún, no recibieron apoyo alguno. Una gran cantidad de recursos de ayuda fueron destinados a individuos que realmente no los necesitaban.

Con el fin de desarrollar una serie de medidas eficaces y ayudar a las personas a librarse de la pobreza cuanto antes, el Gobierno chino propuso el plan de alivio de la pobreza con precisión, el cual le dio un importante giro a la estrategia que se estaba llevando a cabo. Esta nueva iniciativa exige una identificación precisa de las personas y las aldeas pobres, y establece programas de asistencia de acuerdo con los casos específicos de cada persona o aldea, movilizando diversos recursos para apoyar la lucha contra la pobreza.

Eliminar la pobreza absoluta en las zonas rurales

En noviembre de 2015, el Comité Central del PCCh y el Consejo de Estado emitieron la "Decisión para ganar la batalla de la lucha contra la pobreza", manifestando su determinación para unir las fuerzas del Partido y de la sociedad en aras de cumplir la meta de erradicar la pobreza a nivel rural para 2020.

En primer lugar, la población empobrecida que está en capacidad y tiene la habilidad para trabajar, recibe ayudas por medio del desarrollo de la producción.

En segundo lugar, las personas necesitadas que habitan en zonas con entornos naturales desfavorables, ecosistemas frágiles, o que carezcan de las condiciones necesarias para producir y subsistir, son trasladadas a regiones más idóneas para salir de la pobreza. Por otro lado, la población pobre no discapacitada, especialmente los jóvenes, recibe ayudas para encontrar empleos en los sectores secundario y terciario mediante el aumento de su nivel de educación, o a través de una formación profesional. Aquellas personas que ya no tienen la capacidad para trabajar son incluidas en un sistema que garantiza un nivel de vida mínimo.

Una vez se cumpla la meta propuesta para 2020, se espera que China logre erradicar la pobreza absoluta en su totalidad, y que los habitantes rurales en zonas empobrecidas puedan tener una vida modestamente acomodada. A pesar de que esto es un importante logro a favor de la causa de los derechos humanos en China, no significa que la lucha contra la pobreza haya llegado a su fin. El país aún tiene una considerable diferencia de ingresos, una disparidad regional notoria y una brecha económica urbano-rural significativa, por lo que es probable que el problema de la pobreza relativa persista durante un largo tiempo. Después de 2020, tras solucionar el asunto de la pobreza rural, el Gobierno chino desplazará su atención y enfocará sus recursos al problema de la pobreza relativa.

*El autor Li Yunlong es profesor del Instituto de Estudios Estratégicos Internacionales de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh.

Recomendamos

China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China