Trump da marcha atrás a apertura de era de Obama hacia Cuba
2017-06-19 09:50:18 CRI
Después de modificar el legado de su predecesor Barack Obama en comercio mundial y cambio climático, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el viernes pasado sus planes para dar marcha atrás a la apertura de la era de Obama hacia Cuba.

En Little Havana (La Pequeña Habana) en Miami, Florida, Trump anunció nuevas restricciones a los viajes estadounidenses a Cuba y a los negocios estadounidenses con el ejército cubano, aunque no tocó los lazos diplomáticos entre las dos naciones.

Trump dijo que "resulta difícil pensar en alguna política que tenga menos sentido que el terrible y equivocado acuerdo de la anterior administración".

De acuerdo con la nueva directiva de Trump, los individuos y compañías de Estados Unidos tendrán prohibido comerciar con los negocios cubanos, incluyendo el sector turístico propiedad del ejército cubano.

En lo que respecta a los viajes, los estadounidenses que viajen a Cuba con fines educativos no académicos tendrán que visitar la isla a través de grupos de recorridos turísticos y los viajes individuales e independientes, permitidos por la administración Obama, quedarán prohibidos.

Trump también reiteró el embargo estadounidense contra Cuba.

El gobierno cubano no emitió de inmediato ningún comentario.

"La reducción en las restricciones de viaje y comercio establecida por la administración anterior no ayuda al pueblo cubano", dijo Trump, quien agregó que, con efecto inmediato, cancelaría el acuerdo "totalmente inequitativo" de Obama con Cuba.

Pero de acuerdo con una declaración de la Casa Blanca emitida durante el discurso de Trump, los cambios en la política "no entrarán en vigor hasta que estos departamentos (estadounidenses) hayan concluido los nuevos reglamentos".

A pesar de su esfuerzo por dar marcha atrás a partes de la política de Obama hacia Cuba, Trump dejó intacto gran parte del legado de Obama, incluyendo la embajada de Estados Unidos en Cuba.

Trump dijo que "nuestra embajada (en Cuba) seguirá abierta con la esperanza de que nuestros países puedan establecer un camino mucho más fuerte y mejor".

Tras describir los cambios en la política como "moderados", Sebastian Arcos, director asociado del Instituto Cubano de Investigación, dijo a Xinhua que Trump ajustó, no canceló, la política de Obama hacia Cuba y que el impacto sobre la relación bilateral será limitado.

"No creo que las cosas cambien de forma significativa", dijo Arcos. "Estados Unidos siempre reaccionará a lo hecho por el gobierno cubano. Trump está tratando de realizar ajustes que no ayuden mucho al gobierno cubano".

Aunque los cambios en la política concuerdan con los republicanos estadounidenses de origen cubano de línea dura en el Congreso, el presidente pronto se topó con oposición dentro de su propio partido.

El senador Jeff Flake, legislador republicano por Arizona, dijo en una declaración que los cambios de política que reduzcan la posibilidad de los estadounidenses de viajar libremente a Cuba "no favorecen los mejores intereses de Estados Unidos ni del pueblo cubano".

Junto con otros 54 copatrocinadores, Flake introducirá una iniciativa bipartidista para permitir a los estadounidenses viajar a Cuba con fines turísticos.

En diciembre de 2014, en el mayor cambio en los lazos bilaterales en cinco décadas, Obama anunció planes para normalizar las relaciones con Cuba, decisión que rápidamente generó gran controversia en Estados Unidos.

Desde entonces se han logrado avances en las relaciones diplomáticas, sociales y comerciales entre ambos países, se abrió la embajada de Estados Unidos en Cuba, aumentaron los vuelos hacia la isla y algunas empresas estadounidenses se extendieron a la isla por primera ocasión en 50 años.

Estados Unidos rompió relaciones con Cuba en 1961, poco después de que Fidel Castro emprendió una revolución que depuso a un gobierno favorable a los estadounidenses. Desde entonces, las dos naciones han estado enemistadas.

Recomendamos

China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China