Facilidades para inversión en China muestran compromiso con apertura comercial: experto
2017-03-08 10:36:56 XINHUA-CRI
  China envía al mundo un mensaje de su compromiso con la apertura comercial al anunciar facilidades inéditas para atraer más inversión extranjera directa (IED), una medida en sintonía con el plan "Hecho en China 2025" que busca modernizar su sector de manufacturas, dijo a Xinhua el experto en temas de Asia, José Luis León.

  "Hay una relación estrecha entre comercio e inversión. El discurso había puesto énfasis antes en el comercio y ahora también se manda un mensaje de que China está dispuesta a mantener esta apertura en los terrenos de la IED", sostuvo el investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana del campus de Xochimilco (UAM-X).

  En el marco de la quinta sesión de la XII Asamblea Popular Nacional (APN), el primer ministro chino, Li Keqiang, informó el domingo de una serie de medidas económicas para este 2017 con miras a apuntalar la transformación del modelo hacia el mercado interno y manufacturas de mayor valor agregado.

  Entre las políticas presentadas por el premier ante el máximo órgano legislativo chino, en la inauguración de su sesión anual, figura una amplia lista de acciones sin precedentes para captar mayores montos de IED, que según datos oficiales en 2016 creció un 4,1 por ciento para cerrar en 118.500 millones de dólares.

  Beijing promoverá que las compañías foráneas sean tratadas igual que las domésticas en solicitud de licencias, ajuste de estándares y trámites gubernamentales, además de gozar las mismas políticas preferenciales de la iniciativa "Hecho en China 2025", proyectada para fortalecer manufactura de innovación y servicios.

  "Veo un paso más allá en el discurso cuando se habla del plan 'Hecho en China 2025' y de dar facilidades para aumentar la inversión extranjera. Los flujos no son menores porque China es el principal recipiente de IED a nivel mundial, pero con estas medidas se busca redoblar el interés", detalló.

  "Las compañías transnacionales que realizan inversiones en terceros países también contribuyen al crecimiento del comercio, muchas veces mediante la exportación de productos o importación de insumos que se ensamblan", añadió.

  El experto consideró que un crecimiento económico de 6,5 por ciento, previsto por Beijing para este 2017, permitirá al gigante asiático continuar como fuerza de tracción para el mundo, a pesar de que éste ya no sea a tasas de dos dígitos como en años anteriores.

  Dentro de los ajustes que China emprende para dejar atrás el modelo económico basado en grandes volúmenes de exportación, resalta el anuncio de un recorte este año a la capacidad de producción de acero y carbón, antes puntales del crecimiento, señaló el experto.

  Estimó que la reducción de 50 millones de toneladas métricas de acero y de 150 millones de carbón prevista va de la mano de la estrategia china para disminuir la contaminación, que este año se enfocará en sustituir el uso de la roca negra como combustible por fuentes más limpias en millones de hogares y centrales de producción.

  "Hay otro aspecto que también llama la atención y es el de racionalizar a las llamadas empresas 'zombie', que son para-estatales que tienen economías distorsionadas, bajos niveles de productividad, capacidad ociosa o que son de sectores que ya no son rentables desde el punto de vista industrial", advirtió.

  León subrayó la importancia de que el gobierno central presente y ponga a debate las medidas económicas en el seno de las sesiones de la APN y del XII Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), el cuerpo de 2.000 asesores del gobierno y de los órganos legislativo y judicial.

  En ambas sesiones, que figuran entre los eventos más importantes del calendario político chino, los representantes de los dos cuerpos discuten las estrategias y los problemas de cada región al tiempo que trazan la agenda nacional a largo plazo.

  Recordó que el trabajo de la APN y el CCPPCh forma parte de una estructura que permite al país asiático presumir una gran capacidad de planeación económica, pues incluso el crecimiento previsto para este 2017 está contemplado en el Plan Quinquenal 2016-2020.

  "Esta capacidad de planear es una de las características más importante pero también una de las menos estudiadas del modelo de desarrollo chino. Se habla mucho de las inversiones, políticas industriales, expansión de exportación, capacidad de importación, pero poco de cómo estas estructuras permiten llegar a los objetivos de desarrollo", manifestó.

  Consideró razonable que el premier Li Keqiang y los distintos dirigentes llamaran en las sesiones a la unidad para alcanzar las metas planteadas, pues, agregó, la economía global está en una etapa de definiciones ante los aires proteccionistas en Estados Unidos y otros países occidentales.

  "La implementación del Plan Quinquenal requiere un gran nivel de coordinación entre las fuerzas productivas y dentro del aparato estatal chino, tomando en cuenta que es un país con una enorme población y una problemática compleja", expuso.

  El académico aseguró que otro factor relevante, de cara a mantener el crecimiento económico y conseguir mayores logros sociales, es la cruzada para fortalecer la disciplina en las estructuras del gobierno y el Partido Comunista de China (PCCh), con el objeto de sanearlos de corrupción.

  Como parte de la campaña contra los corruptos, el gobierno chino informó el fin de semana que se ensaya sin contratiempos un sistema piloto de supervisión en tres regiones, entre éstas Beijing, que servirá para legislar el reglamento nacional anticorrupción.

  "Lo que me parece más interesante es el reconocimiento por parte de la dirigencia política de que la corrupción se podía convertir en un lastre para los logros económicos y sociales del modelo chino. Hay una voluntad de rectificar esta corrupción", consideró el experto.

  Lola

Recomendamos

China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China