La APN y la CCPPCh sesionan en la era de la Ruta de la Seda
2017-03-06 23:15:41 CRI

Por Augusto Soto, Director de "Dialogue with China Project"

Modernización, racionalización y apertura al mundo

Una China más moderna (con una mayor racionalidad en el gasto) y aún más abierta al exterior son los principales mensajes al mundo desde la quinta sesión de la XII Asamblea Popular Nacional (APN) y el XII Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), inaugurados en Beijing el 3 y 5 de marzo, respectivamente.

Por el alcance de sus anuncios, las sesiones anuales del más importante órgano legislativo y del mayor órgano consultivo político han reconfirmado a China como un importantísimo foco de un proceso de globalización y de un sistema internacional que enfrentan los desafíos más grandes desde la década de los años 30 del siglo pasado. Por ello los analistas de cada continente hemos tomado debida nota de las palabras de los líderes, encabezados por el presidente Xi Jinping.

Destacó el discurso del primer ministro Li Keqiang, quien anunció que para este año se prevé un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de un 6,5% o superior, lo cual es un signo alentador dada la condición de China como polo clave de la economía mundial.

Li anunció la reducción del consumo de la energía por unidad del PIB en por lo menos un 3,4% durante 2017, medida que previsiblemente rebajará algo la contaminación ambiental. En el ámbito de la industria pesada alertó sobre su sobrecapacidad y anunció la reducción de la producción de acero y carbón en 50 millones de toneladas y en 150 millones, respectivamente.

Igualmente estimulante para los observadores y analistas extranjeros son las históricas medidas anunciadas para las empresas extranjeras, que podrán participar en proyectos en ciencia y tecnología chinos, pudiendo optar a participar en el plan "Hecho en China 2025", cuyo objetivo es modernizar el sector manufacturero. También las autoridades reafirmaron que las empresas extranjeras podrán cotizar en los mercados bursátiles de China y emitir bonos.

Igualmente, la portavoz de la sesión anual del máximo cuerpo legislativo chino, Fu Ying, anunció que durante 2017, año del 90 aniversario del Ejército Popular de Liberación (las fuerzas armadas más numerosas del mundo), el presupuesto de Defensa crecerá en torno a un 7%, por debajo del 7,6 por ciento del año pasado.

Las sesiones en Beijing se han celebrado en el contexto de un inédito clima internacional, ominoso e impredecible, que incluye un aumento de los presupuestos militares de varios países y de políticas comerciales proteccionistas, y actitudes mentales proteccionistas y belicosas, como el inusitado tono beligerante marcado por la administración Trump. Ante esta situación Beijing ha tomado nota optando por una prudencia que no excluye la determinación para seguir profundizando su participación como referente de la globalización y el libre comercio.

Una gran oportunidad para la Ruta de la Seda

Especial mención merece que durante las sesiones y reuniones celebradas, el presidente Xi Jinping alentara a la ciudad de Shanghái a liderar el cambio convirtiendo su zona de libre comercio en un foco de apertura e innovación que ayude a la iniciativa de la Franja y la Ruta (cuyo nombre completo es Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI y en Occidente comúnmente citada como iniciativa de la Ruta de la Seda).

El viceprimer ministro, Zhang Gaoli, por su parte, llamó a la CCPPCh a acelerar el intercambio con los países extranjeros y a difundir aún más la iniciativa de la Franja y la Ruta, llamado que es una continuación del balance hecho el día anterior por el presidente del Comité Nacional de la CCPPCh, Yu Zhengsheng, quien destacó los contactos internacionales de China en el último año con organizaciones no gubernamentales, think tanks, entidades culturales, grupos sociales, partidos políticos y figuras influyentes de todos los continentes.

Las reuniones de la ANP y de la CCPPCh preceden a algunas citas de gran alcance diplomático que se celebrarán este año. Beijing será en mayo la anfitriona de un foro sobre la Ruta de la Seda que congregará a líderes y representantes de más de 60 países, así como de una nueva cumbre Unión Europea-China (que se prevé envíe una señal de multipolaridad al mundo). En tanto en septiembre China será sede de la novena cumbre de los líderes de los BRICS.

Una reflexión sobre el contraste entre Beijing y Washington

En estos días, el contraste entre las dos principales potencias mundiales no puede ser mayor.

En primer lugar, en el terreno del poder blando. Con la celebración ordenada y con unidad de propósito estratégico de la ANP y de la CCPPCh, Beijing ha transmitido una vez más seriedad y profesionalismo, en abierto contraste con el caos administrativo y la división nacional, así como el enfrentamiento internacional, al que en poco tiempo ha conducido la administración Trump.

En segundo lugar, China proyecta un compromiso de alcance global con varias de las medidas anunciadas, entre las que destaca una mayor racionalización del consumo de la energía, por contraste con la administración Trump, que declara no creer en el cambio climático.

En tercer lugar, mientras China baja su gasto militar, incrementa su diplomacia pública y busca estrechar lazos con sus amigos en cada continente, Washington aumenta un 10% su presupuesto militar y recorta claramente el presupuesto para su propia diplomacia, lo que significa disminuir el diálogo.

En cuarto lugar, Beijing identifica claramente que no puede desentenderse del mundo, al contrario de lo que está planteando Washington, que pretende desvincularse de tratados de alcance global y multilateral, además de reforzar su muro fronterizo Sur, lo cual contrasta con el concepto de apertura colaborativa, como la que se plantea desde la iniciativa histórica que señala la Franja y la Ruta.

Recomendamos

China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China