Estabilidad del desarrollo económico chino cumple con las expectativas
2016-07-15 17:56:52 CRI
La economía china creció levemente más rápido de lo previsto en el segundo trimestre de 2016 y se mantuvo estable respecto al primer trimestre del año, dando esperanzas de que la economía ha entrado en un periodo de desarrollo estable pero más lento.

El producto interior bruto (PIB) del país creció un 6,7 por ciento interanual en el segundo trimestre, según datos emitidos este viernes por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

La cifra, aunque es la tasa trimestral más lenta desde la crisis financiera global, se mantuvo dentro del rango del objetivo del gobierno, de entre el 6,5 y el 7 por ciento para 2016.

El PIB se expandió un 6,7 por ciento interanual en la primera mitad del año hasta llegar a 34,06 billones de yuanes (5,08 billones de dólares).

De acuerdo con el portavoz del BNE, Sheng Laiyun, la estabilización económica de China seguirá y los principales indicadores se mantendrán en una zona razonable, mientras que la reforma estructural por el lado de la oferta y la reestructuración económica continuarán avanzando.

Por su parte, para hacer una investigación completa y profunda de la situación integral de la economía china, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR) organizó últimamente unos 50 grupos de investigación para hacer estudios en todo el país. Como resultado, los más de 80 informes muestran que el desarrollo económico y social se mantiene básicamente estable, y la situación cumple con las expectativas.

"Se ha mantenido la estabilidad en cuanto a los fundamentos económicos y al panorama social, mientras el mercado financiero ha funcionado establemente en general. La reforma estructural por el lado de la oferta ha obtenido nuevos logros. No obstante, la transformación del motor del desarrollo económico necesita tiempo, aunque los nuevos factores impulsores crecen cada vez más rápido, a largo plazo, del progreso de los fundamentos económicos del país seguirá siendo positivos y con gran flexibilidad, potencial, así como espacio para los cambios. Y la reforma estructural seguirá avanzando," dijo.

Así lo afirmó Zhao Chenxin, portavoz de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma durante una rueda de prensa convocada el jueves.

Respecto a la reforma estructural enfocada en la oferta Zhao destacó especialmente los nuevos avances para reducir el exceso de capacidad industrial en las industrias del acero y el carbón.

Según estadísticas oficiales, la inversión en el sector inmobiliario de China creció un 6,1 por ciento en términos interanuales en el primer semestre de 2016, un avance ligeramente inferior al 6,2 por ciento del primer trimestre.

La producción de acero crudo disminuyó un 1,4 por ciento interanual en los primeros cinco meses del año, mientras que la de carbón de las principales firmas del sector cayó un 8,4 por ciento interanual en el mismo periodo, señaló Zhao Chenxin.

China quiere reducir unos 450 millones de toneladas de producción de acero crudo y más de 250 millones de toneladas de carbón en 2016.

El vocero agregó que las autoridades habían controlado de manera efectiva la nueva capacidad de producción, pero admitió que el rebote de los precios añadiría presión al control de la capacidad, ya que algunas empresas de acero y carbón intentarían reiniciar la producción.

"Aseguraremos el cumplimiento de la meta anual", subrayó Zhao, quien añadió que las autoridades locales asumirían la responsabilidad de la tarea.

En el terreno inmobiliario, según cifras ofrecidas este viernes por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE), la inversión y las ventas en el sector inmobiliario de China perdieron empuje en la primera mitad del año con respecto al período enero-mayo, pero se lograron avances en la reducción de las existencias.

La inversión inmobiliaria se elevó un 6,1 por ciento interanual en los primeros seis meses del año, frente al 7,2 por ciento registrado en el primer cuatrimestre y el 7 por ciento del periodo enero-mayo.

Las ventas del sector también registraron una desaceleración durante el periodo, pero el área de suelo no vendida en todo el país siguió bajando, gracias a los esfuerzos para reducir las existencias.

A finales de junio, un total de 714,16 millones de metros cuadrados de suelo construido permanecían sin ser vendidos en China, una reducción de 7,53 millones de metros cuadrados con respecto al mes anterior.

En medio de una superabundancia de oferta, el Gobierno chino ha adoptado una serie de medidas para apoyar el consumo razonable de vivienda y reducir las existencias, tales como rebajar los impuestos y los requisitos de los pagos de entrada.

Zhao Chenxin, portavoz de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), señaló que en la segunda mitad del año en curso, la tarea más importante del macrocontrol del mercado inmobiliario seguirá siendo reducir existencias

"En sentido panorámico, la tarea principal del control del mercado inmobiliario sigue siendo la venta de las viviendas acumuladas. Hay que prestar mucha atención al número de viviendas acumuladas en las ciudades de primer y segundo nivel. Aumentar la oferta de viviendas cuando ésta baje, y controlar racionalmente el consumo inmobiliario, a fin de evitar la rápida subida del precio inmobiliario; para las ciudades de tercer y cuarto nivel, donde se destaca el problema del exceso de oferta de viviendas, hay que tomar medidas efectivas a fin de reducir el número de viviendas acumuladas según las circunstancias del mercado," indicó.

Lola/Pablo

Recomendamos

China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China