Presidente chino pronuncia discurso en la conferencia sobre cambio climático de la ONU
2015-12-01 10:17:43 CRI
El presidente de China, Xi Jinping, indicó este lunes en París que su país tiene la confianza y la determinación para cumplir sus compromisos en relación con el cambio climático.

Xi hizo las declaraciones durante su discurso en la ceremonia de inauguración de una conferencia sobre cambio climático de la ONU oficialmente llamada Vigésimo Primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Como país en desarrollo, China ha emprendido acciones audaces para reducir las emisiones de carbono, además de que ha fijado objetivos climáticos ambiciosos.

En su discurso, Xi reiteró la promesa hecha en junio por China sobre recortar para 2030 sus emisiones de carbono por unidad de producto interno bruto (PIB) a entre 60 y 65 por ciento en relación con los niveles de 2005, incrementar sus fuentes de combustible no fósil en el consumo primario de energía a cerca de 20 por ciento y alcanzar el máximo nivel de sus emisiones de carbono para la misma fecha.

Estas promesas representan un gran paso en relación con los anteriores objetivos de control de emisiones de la segunda mayor economía del mundo.

Xi dijo que "esto requiere esfuerzos vigorosos, pero tenemos la confianza y la determinación para cumplir nuestros compromisos".

China ha estado participando activamente en la campaña mundial sobre cambio climático y ahora encabeza al mundo en términos de conservación energética y uso de energías nuevas y renovables, añadió Xi.

El Plan Quinquenal 2016-2020 de China, cuyo objetivo es una forma de desarrollo más sostenible y más equilibrada, busca promover una producción industrial limpia, un desarrollo bajo en carbono y la conservación energética para garantizar un crecimiento sostenible en los próximos cinco años.

Con base en la innovación tecnológica e institucional, China adoptará nuevas medidas de política para mejorar la mezcla industrial, construir un sistema de bajo carbono, desarrollar un crecimiento verde y un transporte bajo en carbono y para establecer un mercado nacional de comercio de emisiones de carbono, dijo el presidente.

Actuar en relación con el cambio climático no sólo se debe a la necesidad nacional de China de un desarrollo sostenible para garantizar su seguridad económica, energética y alimentaria, sino que también responde a su sentido de responsabilidad de participar plenamente en la gobernanza mundial y de forjar una comunidad de destino compartido para la humanidad, según un plan de acción remitido en junio pasado por China a la secretaría de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

La muy esperada conferencia climática de París, inaugurada por líderes de más de 150 países, busca producir un nuevo acuerdo internacional para reducir los gases de efecto invernadero más allá de 2020, cuando expira el Protocolo de Kioto de 1997.

Tal acuerdo es considerado crucial para mantener el alza de la temperatura mundial en el límite de dos grados centígrados por arriba del nivel preindustrial, un objetivo que los científicos dicen que debe cumplirse para evitar cambios negativos en el clima.

El mismo lunes, el presidente de China, Xi Jinping, salió por la noche de París tras asistir a la ceremonia inaugural de la conferencia de la ONU sobre cambio climático.

Después de su escala en París, Xi tiene planeado realizar visitas de Estado a Zimbabwe y a Sudáfrica antes de presidir la cumbre del Foro de Cooperación China-Africa en Johannesburgo (FOCAC, por sus siglas en inglés).

Xi llegó el domingo a la capital francesa y pronunció un discurso en la cumbre sobre cambio climático.

Xi también se reunió por separado al margen de la conferencia con el presidente Francois Hollande de Francia, el presidente Barack Obama de Estados Unidos, el presidente Vladimir Putin de Rusia y la presidenta Dilma Rouseff de Brasil.

Durante estas dos cumbres, está previsto que Xi exprese las propuestas chinas contra el cambio climático en la conferencia de París, así como las nuevas iniciativas del país asiático para impulsar su cooperación integral con el continente africano.