Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
El dulce hogar de Li Wencai
2009-03-27 10:11:23   CRI

Marzo, Beijing, el sol está brillante, pero con el viento, aún se siente algo de frío. Sin embargo, en la casa de Li Wencai, quien vive en el distrito de Fengtai, suroeste de Beijing, todo es calidez.

Li Wencai tiene 66 años. Todavía recuerda muy bien aquel día, cuando él, su esposa y sus dos hijos se mudaron a esta nueva casa. Fue el 29 de diciembre de 2007, poco después del Año Nuevo. Tuvieron la suerte de ser la primera familia beneficiada por los apartamentos de bajo alquiler, ofrecidos por el gobierno a la gente de bajos ingresos y con dificultades de acceso a la vivienda.

Cuando llegamos a la puerta de la casa de Li Wencai, encontramos a la familia viendo las informaciones televisivas relacionadas con las "dos sesiones anuales", o sea la de la Asamblea Popular Nacional de China y la del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. Al hablarnos sobre su nuevo hogar, no puede dejar de sonreir:

"Antes los cuatro compartíamos una habitación de 13 metros cuadrados. Y ahora contamos con 55,45. Las condiciones ni se comparan. Estamos muy satisfechos y agradecidos con este nuevo hogar que nos ofrecen el Partido y el Gobierno."

Antes, la familia vivía en una habitación de 13 metros cuadros, húmeda y oscura, prestada al suegro de Li Wencai. Su mujer padece de una enfermedad mental y necesita cuidados especiales. Hace años, la señora sufría de diabetes debido a las malas condiciones de vida, lo cual le hizo perder la vista en uno de sus ojos. Todos los ingresos de la familia provienen de subsidios gubernamentales para asegurarles un mínimo nivel de vida. Los dos hijos suyos están estudiando, lo cual añade más presión a la situación económica de la familia.

En diciembre de 2007, el distrito de Fengtai en Beijing eligió en un sorteo público a 35 familias, entre todas las que satisfacían las exigencias de las correspondientes regulaciones, para instalarse en los primeros apartamentos de bajo alquiler ofrecidos por el gobierno. Son las primeras tanto en Fengtai como en toda Beijing. A Li Wencai le tocó el número 24. Al enterarse de esta buena suerte, el anciano se puso a llorar de emoción.

Tian Guofan, funcionario de la Oficina de Viviendas Aseguradas de Fengtai, nos afirmó que estos primeros apartamentos tenían como propósito satisfacer las necesidades de las familias de menos recursos y mayor necesidad:

"Por ejemplo, contemplamos a las familias en que alguno o algunos de los miembros padecen de enfermedades mentales, enfermedades crónicas muy graves, o alguna discapacidad física, o bien están en edad avanzada. En una palabra, las que más ayuda necesitan."

El barrio donde viven ahora Li Wencai y su familia está cerca de la carretera conocida como el "Tercer Anillo" de Beijing, donde llegan muchos medios públicos de transporte. Dentro del barrio hay de todo: supermercado, pequeñas tiendas, mercado libre de frutas y verduras, comedor público, lavandería, etc.. Y un hospital público al lado.

"La vida aquí es muy práctica. Para comprar verduras hay un mercadillo a menos de medio kilómetro. El hospital está aquí a la vista. Apenas se sale del barrio, ya llegamos."

Todos estos pisos de bajo alquiler dan al sur, o sea, son bien iluminados. Disponen de ventanas grandes por donde entra el sol. Tomando en cuenta las condiciones económicas de estas familias sorteadas, la Oficina de Viviendas Aseguradas de Fengtai se preocupó hasta de la decoración previa: pisos de madera en las habitaciones, paredes y pisos de cerámica en las cocinas y los baños, circuitos eléctricos, etc., etc.. Y en el caso especial de Li Wencai, al ver que su mujer padece de una enfermedad mental y necesita que le cuiden como a una niña, se tuvo en consideración montar una red de protección de acero fuera de las ventanas de su casa.

"Al principio na había esta red de protección. Nos la montó la Oficina de Viviendas Aseguradas. Y la comisión de vecinos también nos ha ayudado muchísimo."

Cuando se mudaron a la nueva casa, no tenían prácticamente nada. Según el dueño de la casa, todos los muebles y los electrodomésticos fueron "regalos".

"Esta cama fue regalada por la comisión de vecinos del barrio donde habíamos vivido antes de mudarnos aquí. Aquella también. Éste, ofrecido por un mercado de muebles. No teníamos nada más que este armario al lado. Hasta la manta sobre la cama fue un regalo."

Li nos explica señalando con el dedo: televisor a colores, regalo de parientes con motivo de la mudanza; la cama y el estudio, regalo de la comisión de vecinos del barrio de Dahongmen; la manta de plumas la trajeron los funcionarios de la comision de vecinos de este nuevo barrio, como regalo del Año Nuevo chino; el extractor de humo de la cocina y el aire condiconado en la habitación, contribuciones de lectores de un diario que convocó una actividad benéfica para ayudar a la gente pobre; armario de 6 puertas, regalo de un mercado de muebles, etc., etc..

Actualmente, los cuatro miembros de esta familia reciben mensualmente unos 1700 yuanes de subsidio gubernamental para satisfacer las necesidades básicas de vida. La esposa enferma de Li goza de asistencia médica social, que le permite acceder a tratamientos en los hospitales cercanos a casa. Los dos hijos, ambos en secundaria, disfrutan de ayuda educativa para las familias pobres. En cuanto a este piso de unos 55 metros cuadrados, sólo hay que pagar un alquiler mensual simbólico: poco más de 80 yuanes, un 5% de los ingresos totales familiares. Aparte, el gobierno ofrece subsidios para la calefacción.

Según Tian Guofan, funcionario de la Oficina de Viviendas Aseguradas de Fengtai, hasta el momento, son pocas las familias que se han instalado en este tipo de apartamentos de bajo alquiler. Están por construir más. Actualmente, la mayoría de las familias que cumplen las exigencias de las regulaciones para ayuda de vivienda asegurada disfruta de otra alternativa: subsidio de alquiler en forma de dinero. :

"El gobierno ofrece subsidio a las familias pobres que alquilan apartamentos. A los que no tengan su propio inmueble, se le ofrece una ayuda para alquilar 10 metros cuadrados, 40 yuanes por cada metro cuadrado. O sea, 400 yuanes mensuales para cada persona. De esta manera, una familia de 3 miembros puede recibir 1200 yuanes por mes para alquilarse un piso."

El señor Tian nos indicó que hasta finales del mes de febrero, 1658 familias en Fengtai reciben mensualmente este subsidio.

En el informe sobre la labor del gobierno chino que el premier Wen Jiabao presentó ante la II Sesión de la XI Asamblea Popular Nacional, se enfatizó en la construcción de viviendas aseguradas:

"Se va a acelerar la puesta en práctica y perfeccionamiento de las políticas y medidas encaminadas a propulsar la construcción de viviendas aseguradas, procurándose resolver en tres años el problema de alojamiento de los 7,5 millones de familias urbanas con rentas bajas y dificultades habitacionales y de los 2,4 millones de familias asentadas en núcleos de chabolas, como los ubicados en zonas forestales, de roturación y mineras de carbón. La hacienda central intensificará su inversión y apoyo para la construcción de viviendas de bajo alquiler y para la transformación de dichos núcleos, y elevará de manera apropiada las cuantías normativas de los subsidios a las regiones centrales y occidentales, a cuyo efecto planea asignar en el presente año 43.000 millones de yuanes de subsidio a la construcción de pisos públicos de bajo alquiler para su entrega a las familias objeto de la garantía del nivel de vida mínimo y con dificultades habitacionales."

En el futuro, cada día habrá más familias, como la de Li Wencai, que se muden a nuevos apartamentos, con la ayuda del gobierno.

Al despedirnos, el señor Li se puso en el brazo derecho un brazalete de color rojo, con letras de "patrulla de seguridad". Nos dijo que actualmente trabaja como voluntario de seguridad comunitaria. Cada día, después de cuidar a su esposa, hace patrullas por los barrios cercanos.

"Es para los voluntarios. A partir de esta última fiesta de primavera, hago patrulla todos los días por este barrio nuestro y algunos cercanos."

Ésta es su forma de expresar su agradecimiento a la sociedad y a la comunidad.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China