Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Hogares en todo mundo y raíces en China --- Un grupo de niños chinos adoptados por familias extranjeras viajan a China en busca de sus raíces.
2009-03-23 09:54:27   CRI

En una fiesta de bienvenida celebrada el pasado día 17 en Beijing, unos cuarenta niños chinos de entre 7 y 17 años adoptados por familias extranjeras cantaron a coro Tú y yo, la canción de los Juegos Olímpicos de Beijing. Junto a sus padres adoptivos, estos niños, miembros de treinta y cuatro familias procedentes de EE.UU., Reino Unido, Canadá, Dinamarca, Holanda y Noruega, han venido de viaje a China en busca de sus raíces.

La mayoría de ellos salieron de China por medio del Instituto Benéfico de Yangzhou, ciudad de la provincia oriental de Jiangsu. Gracias a este viaje, tienen la oportunidad volver a su tierra natal, visitar la institución benéfica china donde se criaron y conocer China de primera mano.

Para Rate, una niña de 12 años, esta es su primera estancia en China desde que fue adoptada. Cuando le preguntamos cuál era su primera impresión sobre nuestro país, nos contestó:

"Me parece muy bien, me gusta mucho. Además, estoy muy contenta de ver que aquí hay tanta gente que se parece mucho a mí."

Rate apenas habla chino, pero siente un cariño espontáneo hacia la tierra que la vio nacer. Durante su estancia en Beijing, ha visitado con sus padres adoptivos la Plaza de Tian´anmen, las instalaciones olímpicas, la Gran Muralla y otros lugares de interés histórico y cultural. La siguiente etapa de su viaje en busca de sus raíces será el Instituto Benéfico de Yangzhou, el lugar que fue su hogar hasta que partió hacia EE.UU.

Guo Jiamin, director(a) de Puente del Amor, la agencia que ha organizado este singular viaje, nos comentó lo siguiente sobre su objetivo:

"A medida que van creciendo, estos niños sienten cada vez más curiosidad por conocer el país donde nacieron. Respondiendo a su petición, les invitamos a volver a su tierra natal para conocer la cultura china, algo que sin duda será muy beneficioso para su sano crecimiento. Como sus facciones son muy diferentes de las de sus padres adoptivos, es lógico que se hagan preguntas al respecto y que tengan muchas ganas de conocer de cerca su país de origen".

Jeilyn Burman, madre de Rate, es estadounidense. En los últimos diez años, ella y su marido han adoptado a seis niños de diferentes países. En su opinión, este viaje reviste un profundo significado, ya que por primera vez, en lugar de ver siempre a su mamá de ojos verdes y pelo rubio, Rate está conociendo a muchas personas con rasgos parecidos a los suyos. Al referirse al motivo por el que adoptó a una niña china, Jeilyn Burman dijo que Rate es una chica extraordinaria y que le ha alegrado mucho la vida:

"A mi marido y a mí nos encantan los niños; y ellos necesitan una familia. Decidimos adoptar niños porque precisamente somos una familia. Nosotros les ayudamos y ellos aprenden a ayudarnos. Nos han traído un amor muy lindo y sin límites. La verdad es que no puedo expresar lo agradecida que estoy a estos niños. Esta vez hemos vuelto juntos para que conozcan su tierra natal y hablen con sus compatriotas. Aquí pueden encontrar respuestas a preguntas que yo no sé contestar y recibir cosas que yo no puedo darles. Estamos muy agradecidos por haber podido hacer este viaje, sobre todo porque con ello se ha contribuido a mejorar la vida de estos niños estadounidenses de origen chino".

Jeilyn Burman, de profesión pintora, es una apasionada del arte clásico chino. Su relación con Rate es enternecedora. Nuestro reportero se dio cuenta de que, mientras contaban las anécdotas que les habían sucedido en China, de vez en cuando madre e hija se abrazan y besaban.

En la década de 1990, partiendo del principio de priorizar los derechos e intereses de los niños, el Gobierno Central inició sus trabajos relacionados con la adopción de niños chinos por parte de familias extranjeras. Los organismos pertinentes examinan la situación económica, el estado civil y otros datos de las familias solicitantes, con el propósito de elegir a aquellas que puedan ofrecer a los niños el ambiente más adecuado para vivir, estudiar y crecer. En la fiesta de bienvenida, Dou Yupei, viceministro chino de Asuntos Civiles, expresó su agradecimiento a los padres que a la hora de adoptar a un niño se habían decidido por China:

"China es un país en vías de desarrollo. Debido a las catástrofes naturales y a la pobreza, hay niños que pierden a su familia. El Gobierno chino ha establecido numerosas instituciones benéficas para criarlos, pero creemos que, si bien las condiciones en las que viven son satisfactorias, lo más conveniente es que disfruten del calor de un hogar. Con el objetivo de dar a estos niños lo mejor, elegimos a las familias chinas y extranjeras que nos parecen más adecuadas. Lo cierto es que estos niños pueden considerarse muy afortunados, ya que ahora viven rodeados del amor de una familia. Estamos muy contentos de ver que crecen sanos y esperamos que siempre recuerden estas palabras: 'Vuestro hogar está aquí y allá en el mundo; pero vuestras raíces están en China'. Allí donde estéis, os recordamos, nos preocupamos por vosotros y os deseamos felicidad. Esperamos que cuando seáis mayores, sepáis corresponder a la bondad mostrada por vuestros padres adoptivos al criaros y os convirtáis en mensajeros de la amistad entre el pueblo chino y los demás pueblos del mundo".

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China