Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
China en ojos de Jean Pierre Raffarin, ex premier francés
2008-11-14 15:50:19   CRI

Jean Pierre Raffarin, ex primer ministro francés de junio de 2002 a mayo de 2005, es un viejo amigo del pueblo chino, dedicado por tradición al desarrollo de las relaciones chino-francesas. En el año 2003, insistió en visitar China, pese a que entonces se extendía por el país la epidemia del "Síndrome Respiratorio Agudo Grave" o "SRAG", momento en que otorgó estrecha atención y preciso apoyo al gobierno y pueblo chinos, en su lucha contra esa enfermedad infecciosa, algo inolvidable para los chinos. Tras dejar su cargo en el gobierno, ha mantenido sus esfuerzos, esta vez como senador, por impulsar los contactos bilaterales. A continuación, escucharán una entrevista exclusiva con Raffarin, realizada por Deng Yingping, nuestra reportera acreditada en Francia.

En abril pasado, vísperas de una nueva visita suya a China, para la Cumbre Europa-China, Raffarin publicó un artículo en su blog, en el cual decía: Desde 1976 he visitado China regularmente. Nunca cancelo mi viaje al país, incluso ante situaciones como la epidemia del "SRAG" en 2003. Por tanto, puedo estimar el desarrollo de China y ser testigo del progreso de su política de apertura al exterior?

Raffarin siempre está al tanto de cuanto ocurre en el país asiático, del cual tiene un conocimiento integral. Refiriéndose al desarrollo de China, considera que la política de reforma y apertura es un importante factor motor para su entrada al club de las potencias mundiales. La califica de la decisión más importante en la historia moderna de China, cuya viabilidad ha sido probada por la práctica en los pasados treinta años.

"En 1975, el Producto Interno Bruto (PIB) de China representaba solo 0,5% del monto mundial. Actualmente, la tasa asciende a 5%. Cada año hay 20 millones de personas más en China, cifra que multiplicada por tres años, equivale a la población total de Francia. Deseo que los franceses mantengan este dato en la memoria. Debemos prestar atención, comprensión y cooperación a este país que acaba de reinstalarse en las filas de las potencias."

En los últimos años, se han incrementado los contactos bilaterales y hay cada día más reportajes sobre China en la prensa. Sin embargo, en opinión de Raffarin, los franceses todavía no tienen suficientes conocimientos sobre China; solo impresiones vagas sobre muchos asuntos. Estimulados por el ex primer ministro, empero, muchos políticos, senadores y diputados franceses han iniciado sus viajes de descubrimiento a China.

"Blaise Pascal, el pensador francés del Siglo XVII, decía que en momentos en que la gente ve cada vez más confusamente a China, aún hay una luz al final del túnel. ¡Buscad esa luz! Abandonemos la ideología y los conflictos culturales y descubramos una China real. 'El lago es limpio y claro, y la luna reflejada en su superficie parece más cercana a la gente", este verso de Meng Haoran, un poeta de la Dinastía Tang, revela la misma verdad."

En estos años, Raffarin ha mantenido su empeño a favor del desarrollo de las relaciones amistosas entre China y Francia, prédica que ha llevado por doquier, a través de apasionados discursos y la difusión de conocimientos auténticos y perspicacia profunda, los cuales le han granjeado aplausos prolongados en cada ocasión. Al reunirse con los círculos comerciales e industriales de Francia, Raffarin les alentó a buscar oportunidades comerciales a partir de sus propias experiencias. Desde su punto de vista, el ámbito de la protección medioambiental será una plataforma dinámica para la cooperación.

En su opinión, toda la sociedad occidental, Francia incluida, está reflexionando sobre los vínculos entre desarrollo y medio ambiente. Los países desarrollados comenzaron por acometer la revolución industrial, recorriendo el camino de "contaminar y luego administrar". Iniciado el siglo XXI, sin embargo, el tema del medio ambiente se ha convertido en un desafío global que reclama una solución inmediata. China, como país en vías de desarrollo, también experimenta profundamente la urgencia de este asunto. De ahí que haya elegido el camino de desarrollo sostenible. No obstante, resulta obvio que el desarrollo de la causa de la protección medioambiental de China queda por debajo del nivel de los países desarrollados, por lo cual se necesita introducir experiencias y tecnologías avanzadas. Afortunadamente, las industrias pertinentes de Francia pueden desplegar plenamente todo su talento en este sector. Al respecto, Raffarin indica:

"Es preciso entender que la meta planteada por el Partido Comunista de China en su XVII Congreso Nacional coincide con el concepto de desarrollo de los países occidentales, sobre todo el desarrollo sostenible. Esto demuestra que China sabe muy claramente dónde reside el mayor reto del siglo XXI. Debemos cooperar positiva y activamente con una nación que se ha reinsertado en las filas de las potencias, que destaca por la pujanza de su desarrollo y que desea resolver los problemas apremiantes que crea su desarrollo mediante el control del crecimiento acelerado."

Según Raffarin, hasta ahora los gigantes energéticos Alstom y Areva se esfuerzan por ampliar su cuota en el mercado chino; Veolia y Suez, los "pioneros" en la industria de destrucción de basuras, han recibido señales de la parte china. Raffarin añade que los reportajes sobre China, especialmente los relacionados con la protección medioambiental, de la prensa francesa y de toda en Occidente, no son objetivos, lo cual afecta directamente la confianza de los inversores, y algunas veces provoca malentendidos. Sobre esto, Raffarin expresa:

"Quiero decir a los franceses que los chinos conocen bien sus propios problemas. El primer ministro, Wen Jiabao, me dijo antes: Confíen en que los chinos somos tan inteligentes como los occidentales. Tenemos la conciencia de nuestros problemas, de que necesitamos la estabilidad y de que no podemos solucionarlos en corto tiempo. No piensen que obviamos los problemas. Lo que hacemos es adecuarnos a los métodos factibles y encontrar gradualmente las soluciones."

Basado en su profundo conocimiento sobre China y la confianza en ese país, Raffarin cree firmemente en la posibilidad de alcanzar nuevas cotas de desarrollo en la cooperación chino-francesa, y que a medida que se profundicen los contactos bilaterales en distintos ámbitos, las relaciones de asociación estratégica entre ambos países tendrán un futuro más amplio y brillante.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China