Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
"China en mis ojos": Albert Yung, testigo de la reforma y apertura
2008-11-04 14:21:42   CRI

La China cada día más abierta ha atraído a su territorio a un creciente número de extranjeros, por razones de viajes o negocios, o simplemente para vivir aquí. Cada uno de ellos ha vivido su experiencia particular y, por tanto, dispone de su propia visión de nuestro país. ¿Cómo es China en sus ojos? En esta serie de reportajes especiales titulada "China en mis ojos", les acompañamos a conocer China más de cerca. A continuación, les ofrecemos la historia de Albert Yung, testigo de la reforma y apertura de China.

Albert Yung, de nacionalidad francesa, ha vivido 23 años en China. Su apellido denuncia cierto origen asiático. Tal vez por eso eligió China como lugar de residencia. Al principio, sólo quería conocer este gigante asiático de cultura milenaria. Pero desde entonces ha vivido más de dos décadas en esta tierra, convirtiéndose en testigo de primera mano de la reforma y apertura de China.

"! La China de hoy día es tan diferente de la China de hace más de 20 años! Cuando llegué a China, en 1984, Beijing todavía no contaba con muchos edificios grandes, ni muchos vehículos en la vía pública. En aquel entonces era un verdadero reino de bicicletas. En toda la ciudad, sólo había un hotel de inversión mixta, el Jianguo. Todos los extranjeros se concentraban en los pocos hoteles que entonces acogían a la comunidad foránea, como en los casos de los hoteles Beijing, Xinqiao, Heping y Minzu. También eran contados los franceses de entonces. Todos nos conocíamos mutuamente. Hoy día hay muchos trabajando aquí. Por ejemplo, en la recepción ofrecida durante la visita de nuestro presidente a China, no hubo espacio para acomodar a todos los franceses residentes en Beijing, porque son muchos. La velocidad de modernización de China es sorprendente, y su dinamismo se percibe incluso en Europa. Siempre me parece que estoy en un país joven, cuya velocidad de desarrollo es formidable. "

Después de llegar a China en 1984, Albert Yung trabajó 9 años para algunos bancos galos. Luego, empezó su nuevo trabajo en la Comisión China-Francia, que le permitió conocer mejor a China. Al hablar del mercado local, que es el mayor del mundo, Albert Yung tiene su propia opinión. Cree que, a pesar de sus marcadas características distintivas, el mercado chino no es tan diferente con respecto a los de otros países. Lo más importante es conocerlo y acostumbrarse al mismo, que con su gran potencial ha atraído la atención del mundo entero. ¿Cómo imponerse en la competencia con otras compañías? Tras acumular ricas experiencias en este sector, Albert Yung nos confiesa?

"Al entrar en el mercado chino, es natural que las empresas y bancos enfrenten algunas dificultades. Así les pasa a todos. En comparación con otros países, el mercado chino no es tan singular. Pero tiene sus características. Hay que esforzarse por elegir a socios locales cualificados y proyectos adecuados."

Albert Yung ha pasado 23 años, la mejor época de su vida, en China. ¿Por qué ha permanecido tanto tiempo en un país lejano?

"Una estancia de más de 20 años aquí no era mi idea inicial. Pero desde finales de los 80, la tasa de crecimiento de China ha superado el 10%, lo que ha atraído a muchos inversores. Por eso, decidí trabajar aquí. Además, China es un país amistoso para los foráneos. Los extranjeros siempre pueden obtener la ayuda que necesitan. Me siento cómodo aquí. Por eso permanezco en China, un país totalmente abierto. "

Al hablar de su familia, la cara de Albert Yung irradia felicidad. Sus hijos nacieron en China y actualmente estudian medicina en Francia. A pesar que el nivel de chino de Albert Yung no es muy alto, para él no resulta obstáculo mayor vivir en China sin entender su idioma.

"Al llegar a China, tomé clases de idioma chino. Puedo hablar un poco el chino, pero con fuerte acento francés. Obviamente, si un extranjero puede hablar el chino, le será más fácil vivir en China. Pero también conozco a muchos extranjeros que no dominan el mandarín y, sin embargo, viven en China sin muchas dificultades, porque muchos chinos hablan idiomas extranjeros. Incluso, algunos de ellos hablan fluidamente el inglés o francés. Por eso, no es tan difícil comunicarnos con los lugareños. "

La vida de Albert Yung en China es testimonio del desarrollo y cambios operados en China, en especial a partir de la reforma y apertura, que han hecho del país un punto de extrema atracción para legiones de extranjeros. Esperamos que la vida de Albert Yung en China sea cada vez más plena y diversa.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China