Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
El cuento del lago Oeste
2008-10-24 15:48:44   CRI

Hangzhou, capital de la provincia Zhejiang, fue considerada como una perla regalada por el cielo. Su belleza cautiva a innumerables literatos y artistas, y su cultura tradicional goza de merecida fama en todo el mundo.

En el siglo XIII, el célebre viajero veneciano Marco Polo le dedicó este elogio: "Hangzhou es tan hermosa y magnífica como una ciudad celestial".

Si el lago Oeste es el emblema de Hangzhou, la cultura surgida junto a este lago es el símbolo de la cultura de esta ciudad. El lago Oeste ofrece la combinación más lograda entre el paisaje y la cultura local, lo cual se manifiesta en los mitos y leyendas sobre el origen de algunos puntos paisajísticos y en los famosos poemas escritos aquí por eruditos de diversas dinastías.

Flanqueado por montañas en tres de sus partes y abierto a la ciudad en la cuarta, el lago se caracteriza por la belleza del agua, de las montañas y de los jardines. Desde el lago se vislumbran por entre la niebla y las nubes de las montañas cuevas misteriosas y fuentes famosas, como la Fuente del Tigre, el Pozo del Dragón y la Fuente de Jade. En el bosque que se extiende junto al lago se apiñan algunas reliquias, como el Monasterio de Lingyin, el Monasterio de Jingsi, el Templo de Yuefei y la Pagoda de las Seis Armonías. La Colina Solitaria, el mayor islote del lago, está conectada con el dique de Bai Juyi; en el lago hay además tres construcciones artificiales: la luna reflejada en tres pilones, el quiosco lacustre del centro y el asiento del viejo Ruan. Cabe mencionar asimismo los jardines, hermosos durante las cuatro estaciones, cuyos nombres también tienen cierto sentido poético: la Brisa Mece los Lotos de Chuyuan, el Puerto de Flores y la Fiesta de los Peces, el Oleaje de los Sauces y el Canto de las Oropéndolas, etc.

Hay numerosas leyendas bellas sobre el lago Oeste. Al siguiente, les narro la Leyenda de Serpiente Blanca.

Érase una vez vivían en la Montaña Emei dos serpientes. Una era serpiente blanca, la otra, serpiente verde. Les gustaba mucho el paisaje hermoso de la tierra. Entonces se cambiaron en dos bellas mujeres. La serpiente blanca se llamaba Bai Suzhen y la verde, Xiaoqing. Un día, vinieron al Lago de Oeste de Hangzhou, el punto de paisaje famoso.

Cuando llegaron al famoso Puente Roto, de repente comenzó a llover. Entonces se refugiaron de la lluvia bajo un árbol de sauce. En aquel momento, un joven vino con un paraguas a la mano. Le llamaron Xu Xian, que precisamente volvió después de barrer la tumba. Viendo que había dos mujeres bajo el árbol, Xu Xian les prestó su paraguas y llamó un barco para enviarles a casa. Bai Suzhen se enamoró del joven y lo pidió recuperar el paraguas al día siguiente.

Al día siguiente, Xu Xian fue a la casa de Bai Suzhen. Bai le agradeció por su ayuda y de la charla con el joven, sabía que los padres de Xu Xian habían muertos y él vivía con su hermana y trabajaba en una farmacia. Bai Suzhen pidió a Xu Xian casarse con ella. Xu Xian estuvo de acuerdo. Bai Suzhen ayudó a Xu Xian abrir una farmacia propia. Bai Suzhen era hábil en la medicina y curó a muchos pacientes. A todos les gustaba Bai Suzhen y la llamaron Señora Bai.

Fahai, un monje que vivía en un templo cercano, cuando sabía que Bai Suzhen era una serpiente, intentó hacer Bai dejar a Xu Xian porque él pensó que la serpiente haría daños al joven.

Fahai fue a la casa de Xu Xian, diciéndolo que su esposa era una serpiente. Xu Xian no lo creyó. Entonces Fahai dijo a Xu Xian conseguir el vino realgar y persuadir a Bai Suzhen a beberlo en el Festival de Barco de Dragón.

Según la tradición, todos tenían que beber el vino realgar en el día del Festival de Barco de Dragón. La serpiente tuvo muchísimo miedo de ese vino. Bai Suzhen y Xiao Qing habían pensado para ocultarse pero temían que Xu Xian dudara sobre ello. Entonces fingieron estar enfermas.

Xu Xian no creyó las palabras de Fahai. Pero ya que cada uno bebió el vino durante aquel día, convenció a Bai de beber un poco. Bai no podía rechazar. Entonces ella bebió una taza y comenzó a sentirse incómoda. Xu Xian la tomó a la cama y luego fue a conseguir alguna sopa para su esposa. Cuando volvió, se quedó tan horrorizado viendo una serpiente grande blanca sobre la cama. Xu Xian murió por susto.

Cuando Bai Suzhen se despertó, encontró al Xu Xian muerto. Se puso muy triste. Pidió a Xiao Qing cuidar a él y ella misma fue a la Montaña de Hadas para conseguir la ganoderma. Se decía que sólo la ganoderma en aquella montaña podría salvar la vida de Xu Xian.

En aquel tiempo, Bai Suzhen ya estaba embarazada. Ella fue a la Montaña de Hadas, pero fue parada por el muchacho que guardaba la montaña. Los dos tenían una lucha feroz. Conmovido por el amor de Bai Suzhen por su marido, el Hada Anciano le dio la ganoderma.

Aunque Xu Xian resucitó, estaba todavía temeroso. A Bai Suzhen le ocurrió la idea de convertir una gruesa cuerda blanca en una serpiente grande que colgaba sobre la azotea. Xu Xian no dudó más que su esposa fuera una serpiente.

Pero Fahai no cedió. Tomó a Xu Xian al templo con engaños y le cerró en el templo. Bai Suzhen y Xiao Qing fueron al templo para salvar a Xu Xian. Ellas lucharon con ferocidad con Fahai. Sin embargo Bai Suzhen fue derrotada. Cuando llegó de nuevo al Puente Roto, ella recordó la escena en que encontró por primera vez a Xu Xian. Ella estaba muy triste. Xiao Qing culpó a Xu Xian de creer las palabras de Fahai y convenció a Bai Suzhen a separarse de Xu Xian.

Xu Xian, con la ayuda de un monje joven, escapó del templo y encontró a su esposa en el Puente Roto. Bai Suzhen le dijo que ella era una serpiente. Como Xu Xian sabía que Bai Suzhen le mantuvo un sentimiento profundo, prometió a la Señora Bai vivir con ella hasta el final de su vida, no importando ella era una serpiente o persona.

Volvieron a su casa. Más tarde, Bai Suzhen dio a luz a un hijo. Toda la familia vivía feliz hasta que el hijo tuviera un mes de edad, cuando Fahai apareció otra vez. Ignorando los suplicantes de Xu Xian, encerró a Bai Suzhen bajo la Torre Leifeng cerca del Lago de Oeste.

Xiao Qing logró escapar a la Montaña Emei y emprendió a practicar las habilidades con esfuerzo. Finalmente derrotó a Fahai y liberó a Bai Suzhen de la torre.

El cuento romántico de Xu Xian y Bai Suzhen hace el lago Oeste más peculiar y atractivo para los turistas.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China