Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Historia del Gran Mausoleo del Rey Yue
2008-09-29 22:24:20   CRI
En la década de 1960, se descubrió en una tumba del Reino Chu esta espada del rey de Yue, que tras más de 2.500 años bajo tierra aún conserva su relumbre y su filo.

Mientras entrenaba a los soldados y preparaba la guerra, el rey de Yue, Gou Jian, mandó a su general Fan li reforzar las viejas obras defensivas y construir otras nuevas alrededor de la ciudad.

Para aflojar la vigilancia del ejército de Wu, el pueblo de Yue sólo construyó murallas en tres direcciones, dejándo la ciudad descubierta por el norte. Sin embargo, erigieron un pabellón de vigilancia en la cumbre de la montaña Fushan, el punto más alto de la ciudad.

Dicen que hace 2.500 años, había un mar mirando desde el pabellón hacia el norte, y que de allí se podía divisar el panorama del golfo de Hangzhou.

En aquel entonces, el pabellón, además de ser la sede secreta donde el gobernador de Yue y sus cortesanos discutían asuntos militares, sirvió también de atalaya para vigilar las actividades del ejército de Wu.

Los diez años de producción y los diez años de preparación para la venganza impulsó la producción, multiplicó la población y acumuló material de guerra para la reconquista.

El pueblo de Yue recompensó a los soldados con su mejor bebida antes de empezar la expedición. Gou Jian derramó el vino en el río, los soldados bebieron el agua mezclada con vino y elevaron su moral con la que derrotaron el ejército de Wu.

Como se oponía a expandir el territorio y la hegemonía de Gou Jian, se produjeron entre ellos discrepancias. Una vez Gou Jian llamó a Wen Zhong y le dijo: Sólo utilizando tres de las nueve tácticas planteadas por tí, destruiste el Reino Wu. Guarda en secreto las otras seis. Si las aplicas contra mí......", continuó Gou Jian, "Quiero que las pongas bajo tierra para servir a mi difunto padre".

En realidad, se sobreentiende de estas palabras la preocupación de Gou Jian por la amenaza a su corona que suponía la sabiduría de Wen Zhong. Por eso, al día siguiente, Gou Jian mandó enviar a Wen Zhong una espada llamada Shoulou. Al ver la espada, Wen Zhong no tuvo otro remedio que ejecutar la orden del rey y se suicidó.

Paraleramente a las excavaciones de la Tumba de Yinshan, en la montaña Mukeshan, al oeste de Yinshan, se descubrió otra tumba similar, que después fue determinada como la Tumba de Muke, por lo que Ge Guoqing descartó la posibilidad de que la Tumba de Yinshan perteneciera a Yun Chang, padre de Gou Jian. Pero ¿y si el dueño era Gou Jian? La repuesta seguía siendo un misterio.

Muchos datos históricos registraron detalladamente los acontecimientos sucedidos durante la gobernación de Gou Jian, salvo, curiosamente, su muerte. ¿Dónde está su tumba? Otro interrogante surgía ante los arqueólogos.

Concentré todo el material histórico que se podía encontrar y lo estudié. Encontré algo muy curioso. Parece que Gou Jian planteó en vida una trampa perfecta para disimular la ubicación de su tumba.

Según registros históricos, Gou Jian ordenó talar árboles de las montañas de Yinshan y Mukeshan en dos ocasiones. La primera fue después de liberarse del control del Reino Wu. Más de 3.000 personas talaron los bosques durante más de un año. Sin embargo, Gou Jian sólo ofreció dos enormes troncos al rey de Wu.

La segunda tala se llevó a cabo el segundo año después del desplazamiento de la capital a Langya. Esta vez empleó varias galetas y miles de soldados.

Además, según el "Libro de Yue", un monte a 7,5 kilómetros de la capital vieja fue elegido por Gou Jian como el lugar de su tumba, cuya construcción se tuvo que suspender debido al desplazamiento de la capital.

Por un lado quería una construcción de gran magnitud pero hecha a medias, y por otro, pretendió disimular la intención de las talas. Ge Guoqing considera que no es difícil descubrir el gato encerrado en esas acciones de Gou Jian.

De la tumba de Yinshan se desenterraron algunos pedazos de armaduras de soldados, pruebas materiales de sacrificios humanos.

Obviamente, el dueño de la Tumba de Yinshan no quería que se dejara ningún registro escrito. Quizás porque temía el mismo fin que el del rey Chu Ping, cuya tumba fue profanada y su cuerpo golpeado por sus enemigos.

1998, tercer año de excavación. Siguiendo el desarrollo de la excavación, se despejaría la incógnita del dueño de la tumba.

El resultado no nos sorprendió porque sabíamos que durante más de 2.000 años la tumba nunca estuvo verdaderamente aislada del mundo habitado. Las siete cuevas del robo, grandes o pequeñas, dejadas a lo largo de la historia, explican la razón por la cual en la tumba, excepto unos pocos objetos pequeños, no quedaba nada de valor, menos aún los restos del dueño de la tumba.

¿Quién o quiénes destruyeron la Tumba de Yinshan? Según los registros históricos, después de la muerte de Gou Jian, el Reino Yue estaba declinando y perdió a su fuerza principal en las guerras con el Reino Chu. Por fin fue arruinado por el primer emperador de la Dinastía Qin.

El rey Weiwang de Chu mató al rey de Yue y expandió su territorio hasta el Río Qiantang, pero no logró extinguir al reino Yue.

Depués de unificar China, Yingzheng, primer emperador de la Dinastía Qin, instituyó la zona de Huiji como una provincia, terminando así el dominio de Yue sobre esta tierra que había durado más de 1.500 años.

Pero esto sucedió 100 años más tarde de que el dueño de la tumba fuese enterrado aquí.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China