Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Decodificando el lenguaje chino
2008-09-24 16:24:40   CIIC

Si alguien pudiera descifrar los significados de extrañas pictografías escritas en un viejo libro cuya treintena de hojas marchitas esconde piezas clave para entender el nacimiento del lenguage chino escrito ?que data de hace miles de años, podría ser acreedor a una recompesa de 10 mil yuanes (más de mil cuatrocientos dólares americanos).

Pan Chaolin (derecha) examina un documento con la ayuda de dos maestros Shuishu.

Sin embargo, de acuerdo con los trabajos de Pan Chaolin, propietario de este invaluable libro, es poco probable que alguien cobre la recompensa próximamente. En su histórica empresa, Pan ha recorrido las villas más remotas de las montañas de la provincia sureña de Guizhou con la esperanza de encontrar a alguien que pueda decodificar los mil quinientos extraños caracteres que el libro 'Canto de las Nueve Estrellas' guarda.

'Copia al carbón' de los caracteres chinos antiguos, este lenguaje de la minoría Shui, también conocida como Shuishu, ha llamado la atención internacional en los últimos años. Los investigadores están en una lucha contra el tiempo para protegerle y evitar que desaparezca.

Los Shui son un pequeño grupo étnico de alrededor de 400 mil miembros que habita la provincia de Guizhou. Como muchas de las otras 55 minorías nacionales chinas, cuenta con un largo y misterioso pasado. Se cree que los antepasados de los Shui vivieron en los planos centrales hace miles de años, mas fueron desplazados hacia el sur por la guerras que se dieron en esa región. De entre las 17 minorías que tienen su propio lenguaje escrito, los Shui y los Naxi ?provincia de Yunan-, son las únicas dos minorías que tienen pictografías.

El lenguaje Shui atrajo la atención inclusive antes del más conocido Jiaguwen ? una inscripción pictográfica sobre huesos animales y caparazones de tortugas que se usaba durante la dinastía Shang (s.16 ? s.11 AC). Jiaguwen fue 're' descubierta alrededor del año 1900 y se la ha considerado como el embrión del lenguaje chino. No obstante, esta escritura es altamente abstracta y sus investigadores tienden a creer que se desarrolló a partir de caracteres más antiguos.

Ya en 1860, el Shuishu había cautivado al famoso estudioso Mo Youzhi, originario de Guizhou, que especuló sobre que los origenes del Shuishu -que Mo consideraba como un lenguaje muy antiguo- podían datar de una época anterior a los tiempos de Qinshihuang, el primer emperador de la dinastía Qin (221-206 AC).

La mayoría de los investigadores contemporaneos han argumentado que el Shuishu evolucionó a partir del Jiaguwen. Sin embargo, este año, Wei Zhangbing, experto en asuntos Shui propuso una arriesgada teoría. En su nuevo libro, 'Glimpses into China's Shuishu' (Vislumbres sobre el Shuishu de China), Wei afirma que el Shuishu es la fuente del lenguaje chino y justifica su apreciación con base en una referencia que Confusio (551 ? 479 AC) hizo sobre este lenguaje. Más aún, Wei se atreve a proponer que Gong Gong, un legendario líder tribal que peleó contra otras tribus mucho antes de que la dinastía Xia (s.21 a s.16 AC) viera la luz, fue ancestro directo de los Shui.

El profesor Pan Chaolin, de la Universidad de las Nacionalidades de Guizhou, es un investigador Shui que está haciendo su mejor esfuerzo para estudiar el Shuishu y conservar la cultura Shui. A través de los años, Pan ha recolectado más de 600 valiosos libros de entre su gente Shui. En toda esa provincia, los investigadores han logrado recolectar un total de 15 mil libros de Shuishu. El año pasado, 'Chino Shuishu', una vasta colección de 160 volúmenes, fue publicada.

El Shuishu volvió a llamar la atención del público en marzo, cuando ocho de los más preciados libros Shuishu fueron incluídos en la primera Lista Nacional de Tesoros Clásicos. A los más de 2 mil libros antiguos incluídos en este listado se les ha dado prioridad en su protección y estudio. De entre los ocho libros destaca el de Pan, 'Canto de las Nueve Estrellas', que predica la 'teoría de la armonía entre el hombre y la naturaleza' y pone especial atención en la posición de nueve estrellas que, según la creencia, influyen en las actividades humanas, relató Pan.

Wu Guibao, director de la Biblioteca Étnica de China, quien visitó a Pan el año pasado para apreciar el libro, dijo que el 'Canto de las Nueve Estrellas' es un libro "muy valioso pues contiene una gran cantidad de caracteres previamente desconocidos". "Los Shui se deshicieron de mucho libros viejos, es por eso que hoy día los libros Shui son tan difíciles de encontrar y tan valiosos", añadió Wu.

Hasta el momento, quienes estudian tan extraños caracteres han logrado decifrar la pronunciación, significado y contexto de alrededor de seiscientos caracteres. Mas el libro de Pan contiene mil quinientas que nadie nunca -en esta era- ha sido capaz de leer.

El descubrimiento del libro de Pan fue dramático.

En la década de los años 90, cuando Pan estaba compilando un diccionario de las religiones y leyendas de las minorías, regresó a su pueblo en el distrito de Sandu, donde creció en una remota villa en las montañas. Tan remota y perdida la villa que no fue sino hasta el año 2001 que fue unida al sistema carretero nacional. "Mis padres eran campesinos analfabetos y yo era un chiquillo muy travieso, por ello me gané el sobrenombre de 'ren sui a nao' (el chiquillo travieso de los shui)", comentó Pan.

Afortunadamente, la villa contaba con Pan Yuyin, un maestro Shuishu, siempre listo para proteger y preservar la herencia cultural del grupo. En la década de los años 50, enseñó, de forma gratuita, los caracteres Shuishu a estudiantes de escuela primaria, entre ellos Pan Chaolin. Cuando, durante su visita, Pan asistió al hogar de su primer maestro, que murió en 1960, quedó sorprendido al encontrar 'Canto de las Nueve Estrellas'. El nieto del maestro estuvo muy feliz por haber encontrado a alguien que apreciara al libro en sus verdaderas proporciones.

Para encontrar el significado de las más de mil quinientas palabras desconocidas, Pan buscó patrocinadores para tallar los caracteres en lápidas y erigir el 'primer bosque de estelas Shuishu en el mundo', localizado en el condado de Sandu. También, Pan prometió dar 10 mil yuanes (el equivalente a casi mil 500 dólares americanos) a quien pudiera leer las milenarias palabras.

De entre los más de 60 maestros Shuishu que Pan visitó, fue Wei Guangrong, descendiente de 13ava generación de un renombrado maestro Shuishu, el que más esperanzas elevó. No obstante, el viejo maestro reconoció que su conocimiento no llegaba siquiera al 10 porciento de aquel de sus ancestros. El rápido creciemiento económico aleja a los jóvenes de sus raíces culturales, por ello Pan está preocupado pues al parecer quedan pocos verdaderamente interesados en la preservación de la cultura Shui.

"Sin los maestros Shuishu, este lenguaje sería un 'cuerpo muerto sin alma'", afirma Pan. No hace mucho, un coleccionista japonés le ofreció una gran suma a Pan por su joya el 'Canto de las Nueve Estrellas', más el estudioso la rechazó inmediatamente. "Esta es una joya invaluable, un tesoro. Espero poder revelar sus secretos y misterios en el tiempo que me queda por vivir", concluyó Pan Chaolin.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China