Sus Recomendados
El proyecto de protección medioambiental de Sanjiangyuan
2008-08-15 15:37:16   CRI

 Sanjiangyuan es una región situada en el sur de la provincia de Qinghai, en el corazón de la meseta Qinhai-Tíbet. Como sugiere su nombre, es "la fuente de tres ríos": el Amarillo, el Yangtsé y el Lancang. Conocida como "la torre del agua de China" por sus abundantes recursos hídricos, Sanjiangyuan ocupa 363 000 kilómetros cuadrados, más de la mitad de la extensión de la provincia de Qinghai, y tienen una altitud media que supera los 4000 metros. De esta región provienen el 25, el 49 y el 15 %, respectivamente, del caudal de los ríos Yangtsé, Amarillo y Lancang.

Esta región, designada en el 2003 área natural protegida de nivel nacional, ofrece una incomparable diversidad biológica y orográfica. Por ella se extienden los humedales de meseta más vastos y a mayor altitud de China, ciento ochenta grandes ríos, más de dieciséis mil quinientos lagos y la mayor concentración de pantanos del país.

Debido a su posición geográfica, la situación medioambiental de Sanjiangyuan influye en la seguridad ecológica de la cuenca de los ríos Amarillo y Yangtsé, y hasta de los países del sureste de Asia. Sin embargo, el ecosistema de esta región es considerado el más frágil del territorio chino. Una vez destruida su vegetación, no resulta nada fácil recuperarla, debido sobre todo a la intensa meteorización, las bajas temperaturas, la pobreza y la escasa profundidad del suelo, así como a las peculiaridades de la flora local, entre ellas su corto ciclo de crecimiento y limitada capacidad de recuperación.

En las últimas décadas, los cambios climatológicos registrados a nivel mundial, junto con las actividades humanas inadecuadas, provocaron un rápido deterioro del medio ambiente de Sanjiangyuan: la superficie de praderas y bosques fue reduciéndose; muchos ríos y lagos se secaron; y la desertificación avanzó de forma alarmante. Los habitantes de esta región, dedicados tradicionalmente al pastoreo, ya no tenían con que alimentar a su ganado y este paraíso ecológico parecía tener los días contados.

En el 2003, He Yucheng participó en la primera sesión del décimo Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. En aquella oportunidad, sugirió al Gobierno Central que hiciera algo por rescatar Sanjiangyuan. Han pasado cuatro años y He Yucheng, participante en la actual sesión, nos comentó:

"El proyecto de protección medioambiental de Sanjiangyuan es el mayor en su género de todo el país, tanto por las inversiones como por sus consecuencias sociales. La región se extiende por más de 360 000 mil kilómetros cuadrados, de los que 150 000 corresponden a su parte central. En la sesión del 2003 propuse que todo el país se esforzara por proteger los ecosistemas de esta región, que es donde nacen tres grandes ríos chinos. En aquella oportunidad advertí que si la contaminación llegaba a la 'torre del agua de China', sería como si la fuente de estos ríos se cerrara, lo cual tendría consecuencias ecológicas desastrosas para el país y el pueblo".

He Yuchen, originario de la provincia de Qinghai, es también miembro del Comité Central de la Sociedad Jiusan, uno de los ocho partidos chinos no comunistas. Como él mismo nos cuenta, dicho partido fue el primero que se interesó por su propuesta:

"En el 2003, después de pronunciar mi discurso en la sesión, los dirigentes de la Sociedad Jiusan, acompañados por expertos en protección ambiental, bioecología, ganadería y agricultura, visitaron la región de Sanjiangyuan. Luego, enviamos una carta al presidente Hu Jintao. Más tarde, en una reunión ordinaria, el Consejo de Estado tomó la decisión de invertir 7500 millones de yuanes en este proyecto. Ahora todo marcha bien".

La visita se efectuó en julio del 2003 y la delegación de la Sociedad Jiusan estuvo encabezada por su presidente, Han Qide, que era también vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional. He Yucheng explicó que en la carta dirigida al presidente chino se adjuntó un informe sobre los datos recogidos en la visita. El 12 de agosto del mismo año, el presidente Hu ordenó a los departamentos correspondientes que "estudiaran con atención el informe de la Sociedad Jiusan e impulsaran la protección del medio ambiente de la región de Sanjiangyuan". Al día siguiente, el primer ministro chino, Wen Jiabao, encargó la elaboración de un proyecto integral a la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el Ministerio de Agricultura, la Administración Nacional de Protección Ambiental y la Administración Nacional de Silvicultura.

En septiembre del 2003, el Consejo de Estado convocó una reunión en Beijing para que todos los departamentos mencionados discutieran el proyecto, que se puso inmediatamente en marcha. Más tarde, durante la septuagésima novena sesión ordinaria del Consejo de Estado, celebrada en enero del 2005, se tomó la decisión de invertir 7500 millones de yuanes en el proyecto. Teniendo en cuenta que en el 2004 el producto interior bruto de la provincia de Qinghai fue de sólo 45 500 millones de yuanes, la cuantía de la inversión reveló la confianza del Gobierno y sorprendió a los participantes en el proyecto, incluido He Yucheng, su iniciador.

"Los resultados han sido satisfactorios. La degradación del medio ambiente había llegado a tal punto que en las praderas de Sanjiangyuan ya no había vegetación y el ganado no tenía nada que comer. Era una situación realmente catastrófica. Pero cuando el año pasado volví a Sanjiangyuan, comprobé que la situación ya estaba bajo control y que la hierba había empezado a brotar de nuevo".

Entre las medidas de dicho proyecto destaca el traslado de los pastores a las afueras de las ciudades, puesto que, con el fin de proteger la vegetación que vuelve a crecer, ya no se permite apacentar en las praderas. Pero habiendo abandonado su forma de vida tradicional, cabe preguntarse cómo subsisten ahora los pastores de Sanjiangyuan. El propio He Yucheng nos lo explica:

"El Gobierno ofreció a cada familia una subvención anual de 8000 yuanes, cifra que seguramente aumentará".

Con este dinero y la ayuda que les ofrece el Gobierno en materia de alquileres, capacitación, promoción, etc., los antiguos pastores de Sanjiangyuan están en condiciones de desarrollar el turismo y la industria artesanal.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo
 
Temas Relacionados