Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Sui Ren produjo fuego por frotamiento
2008-07-18 10:16:23   CRI

Entre los relatos mitológicos de China, había muchos héroes quienes beneficiaban al pueblo con su sabiduría, valentía y su perseverancia. Y Sui Ren era uno de ellos.

Durante el período bruto y desierto, la gente no conocía el fuego ni sabía utilizarlo. La caída de la noche dejó a todos lados en las tinieblas. Los rugidos de los animales salvajes se levantaban aquí y se bajaban allí. La gente se acurrucaba conjunto y se sentía fría y asustada. Como no tenía el fuego, la gente no tenía más remedio que comer alimentos no cocidos y siempre caía enferma, por eso, tenía una extensión de la vida muy corta.

En el cielo había un gran dios quien se llama Fu Xi. Al ver que la gente llevaba una vida tan dura, se sentía muy triste. Quería que la gente supiera el uso del fuego. Entonces, Fu Xi lució las habilidades e hizo caer una turbonada en los montes de árboles. Con un chasquido, los truenos y rayos fulminaron a los árboles, lo cual, hizo encenderse los árboles y causó muy rápido un fuego furioso. La gente se quedó asustada por los truenos, rayos y el fuego furioso, y corrieron por doquier. Dentro de poco, cesó de tronar y llover y cayó la noche. La tierra se puso más húmeda y fría. La gente huyente y dispersa se reunió otra vez, viendo aterrorizada las árboles ardientes. En aquel entonces, un joven se dio cuenta de que los rugidos de los animales salvajes que antes aparecían frecuentemente alrededores desaparecieron. Pensaba:"¿Acaso los animales salvajes tienen miedo a esta cosa luminosa?"Por lo tanto, fue valientemente al lado del fuego y se dio cuenta de que su cuerpo se puso muy calentito. Llamó exitado a todo el mundo:"Dense prisa. ¡El fuego no es nada horrible, en contrario, nos trae luz y tibieza!"En este momento, la gente se dio cuenta de nuevo animales salvajes asados por el fuego, los cuales, exhalaban una ráfaga de olor agradable. La gente se reunió al lado del fuego, comió la carne repartida de estos animales y se sentió que nunca había probado manjar como esto. Como consecuencia, la gente sintió la preciosidad del fuego y recogió las ramas para encenderlas con el fuego. Después, conservaba la yesca y cada día, había gente que la custodiaba por turno para que no se extinguiera. Pero cierto día, la gente que estaba de turno se durmió. El fuego quemó todas las ramas y se extinguió. Entonces, la gente se hundió otra vez en la oscuridad y la frialdad y sintió mucha pena.

El gran dios Fu Xi en el cielo lo vio todo lo sucedido y llegó al sueño de aquel joven quien era el primero en descubrir el uso del fuego y le dijo:"En el Occidente lejano, hay un país Sui Ming. Ahí hay una yesca. Puedes ir allí para recogerla."El joven se despertó, recordó lo que dijo el gran dios en su sueño y decidió buscar la yesca en el país Sui Ming.

El joven atravesó montañas altas, vadeó grandes ríos, cruzó bosques y llegó por fin al país Sui Ming pasando incontables penalidades y dificultades. No obstante, aquí no había sol y no se dividía en día y noche. No había ningún fuego por todas partes sino una gran oscuridad. El joven se sintió muy decepcionado y descansó sentándose debajo de un gran árbol que se llamaba Sui Mu. Repentinamente, apareció un centelleo de luz ante sus ojos y otro relámpago como un rayo iluminó las cercanías. El joven se puso de pie en seguida y buscó la fuente luminosa por todos lados. En este momento, se dio cuenta de que en este árbol Sui Mu, unas pájaros grandes estaban picoteando los insectos del árbol con su hocico corto y duro. Con cada picotazo, el árbol apareció repentinamente chispas luminosas. Viendo esta escena, a aquel joven, se le ocurrió una idea. Al momento, rompió unas ramas de Sui Mu y horadó ramas grandes con ramas pequeñas. Justamente, en las ramas apareció chispas pero no ardían. No descorazonado, el joven encontró varias ramas y frotó con paciencia con distintas ramas. Finalmente, las ramas vominaron humo y empezaron a arder. El joven echó a llorar alegremente.

Después, el joven volvió a su tierra natal y trayó la yesca que nunca extinguirá, que es la medida para producir fuego por frotamiento a madera. Desde entonces, la gente ya no vive en frialdad y terror. La gente estaba convencido por la valentía y sabiduría del joven y le recomendó caudillo y le denominó"Sui Ren"que significa productor del fuego.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China