Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
El SED es constructivo para relaciones Estados Unidos- China
2008-06-24 11:23:32   XINHUA-CRI

El Diálogo Económico Estratégico (SED, siglas en inglés) entre Estados Unidos y China tiene un "rol constructivo" en las relaciones bilaterales de estos dos países, las cuales son "importantes para la paz y la prosperidad en el mundo", manifestó James A. Dorn, vicepresidente de Asuntos Académicos del Instituto Cato de Washington en una entrevista reciente con Xinhua.

La cuarta ronda del SED, iniciado en 2006, tendrá lugar en Estados Unidos el 17-18 de junio.

"El SED ha tenido un rol constructivo en las relaciones entre Estados Unidos y China, ya que ha aportado una visión de largo plazo sobre las cuestiones actuales y ha contrarrestado las críticas a China que tan a menudo se producen en las vistas del Congreso", señaló Dorn, especializado en China en el instituto de investigación con sede en Washington.

"Considerando los costes y los beneficios a largo plazo de las políticas alternativas, el SED ha fundamentado unas relaciones entre Estados Unidos y China más reales que retóricas", comentó.

A través del diálogo entre Washington y Beijing se han conseguido progresos en cuestiones relacionadas con la seguridad de productos, indicó Dorn, y se han evitado políticas irresponsables como gravar todas las importaciones chinas con elevados impuestos hasta que se revalúe considerablemente el Yuan respecto al Dólar USA.

"El SED es importante porque, como ha dicho el ministro adjunto (chino) de Finanzas Zhu Guangyao, "es la primera vez...que el debate sobre las relaciones económicas a 10 años vista es el tema principal de la agenda"".

Con una nueva Administración y Congreso tras las elecciones de noviembre, la "perspectiva" en las relaciones entre Estados Unidos y China puede cambiar, apuntó Dorn.

"Sin embargo, la política de compromisos entre Estados Unidos y China ha funcionado y, en todos sus aspectos, las relaciones bilaterales entre estos países son demasiado importantes para la paz y la prosperidad en el mundo como para cambiar el curso ya iniciado de compromisos que nos benefician mutuamente", agregó.

Estados Unidos debe reconocer a China como una potencia emergente y asumir con franqueza que ha experimentado un " desarrollo pacífico" desde su apertura al exterior en 1978, dijo Dorn, que desde 1988 visita China con frecuencia.

Treinta años de liberalización económica han traído consigo una mejoría significativa de los estándares de vida, comentó.

"Estados Unidos necesita que la liberalización económica continúe y no debe ver a China como un enemigo inevitable", señaló.

Recordando los objetivos de la próxima reunión del SED, el secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, expresó la semana pasada que el diálogo intensivo "es más productivo que las políticas proteccionistas".

Dorn se mostró de acuerdo con estos comentarios, apuntando que "una postura proteccionista por parte de Estados Unidos sería un suicidio económico".

El libre comercio tiene beneficios mutuos, pero el proteccionismo no, observó, indicando que la transigencia con determinados intereses nacionales, tanto en Estados Unidos como en China, corta el libre flujo comercial de bienes y servicios.

"Amenazando a China con medidas proteccionistas para darles ventaja a determinados intereses en Estados Unidos perjudicamos realmente a los consumidores norteamericanos, ondeamos las banderas del nacionalismo y destruimos la riqueza global", agregó.

Paulson reconoció el peligro que supone el proteccionismo tanto comercial como financiero, así como los beneficios de la liberalización económica, puntualizó Dorn.

Este dijo además que tanto Estados Unidos como China deberían adherirse a las normas de la Organización Mundial del Comercio para alcanzar mayor transparencia y beneficios mutuos en sus relaciones comerciales y evitar así un proteccionismo destructivo.

"A este respecto, Estados Unidos debería reconocer a China como una economía de mercado y no catalogarla como economía de no- mercado, lo que constituye una discriminación contra China en los casos de antidumping", señaló Dorn.

En su artículo "La amenaza de la deuda: ¿un riesgo para las relaciones Estados Unidos-China?, publicado recientemente en la revista académica de relaciones internacionales "Brown Journal of World Affairs", Dorn observa que "en el Congreso, muchos ven más fácil combatir contra China que enfrentarse a la realidad, que el principal motivo para preocuparse es el crecimiento del gasto y la deuda pública en Estados Unidos, no del déficit comercial respecto a China".

Cuando se le pide que de más detalles sobre esta observación, Dorn comenta que el gran déficit por cuenta corriente en Estados Unidos se explica por dos déficits parejos. Uno es el déficit financiero, consistente en que la inversión en Estados Unidos excede el ahorro nacional; otro es el déficit fiscal, es decir, el gasto federal sobrepasa los ingresos (impuestos).

"Si nos centramos concretamente en la tasa de cambio Yuan-Dólar USA, la atención se desvía hacia el hecho de que cuando Estados Unidos gasta más de lo que ingresa, el único modo de financiar ese desequilibrio es tomar prestado y generar deuda externa o vender activos", explicó.

En particular, el Gobierno estadounidense debe contar con esos medios: no subir los impuestos, sino reducir el ámbito de actuación del Gobierno.

Cuando el Gobierno federal genera deuda para el bien del consumo más que de la inversión, la carga del gasto excesivo recae sobre los futuros pagadores de impuestos, tanto si el déficit está financiado por extranjeros o en el propio país, señaló Dorn.

En lo tocante a la seguridad energética y a la sostenibilidad medioambiental, una de las cuestiones importantes que según Paulson se abordarán en el próximo SED, Dorn comentó que "la seguridad energética se garantiza mejor con los mercados globales abiertos y evitando los controles sobre precios y beneficios".

Agregó que las regulaciones que restringen la exploración y el desarrollo de nuevas fuentes de energía deberían analizarse cuidadosamente en función de los costes y beneficios que generan, y abogó por la privatización en el sector.

La protección medioambiental es un asunto que interesa a todos, pero los países en vías de desarrollo no pueden permitirse los mismos estándares que los países desarrollados, puntualizó Dorn.

"Así pues, los países ricos no deberían tratar de imponer sus estándares (de protección medioambiental) a China o a otras naciones en vías de desarrollo", observó.

La mejor política es fomentar el crecimiento económico en los mercados emergentes para que cuando aumente la riqueza también lo haga la demanda de energías limpias y la protección del medio ambiente en esos países, concluyó Dorn.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China