Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Hicieron lo imposible por que sus alumnos sobrevivieran
2008-05-21 10:14:14   CRI

El 12 de mayo, un fortísimo terremoto devastó buena parte de la provincia de Sichuan, catástrofe que se cobró decenas de miles de víctimas mortales. En aquellos momentos en que la vida pendía de un hilo, muchos maestros, sin reparar en el peligro que corrían, hicieron lo imposible por proteger a sus alumnos. Algunos de ellos, perecieron en tan noble intento.

Bastaron unos minutos para que la Escuela Secundaria de Juyuan, situada cerca de la ciudad de Dujiangyan, una de las zonas más afectadas, quedara reducida a un montón de escombros. En el momento crítico, los maestros de esta escuela pusieron la seguridad de sus alumnos por delante de la suya y les abrieron un "camino" hacia la salvación.

Según recuerdan los alumnos y maestros rescatados, cuando empezó el terremoto había quince grupos en las aulas. Tras los primeros temblores, los quince maestros organizaron inmediatamente a sus alumnos para que abandonaran el edificio de la escuela por varias salidas. Gracias a su rápida reacción, la mayoría de los estudiantes se salvaron. Así lo explicaba Wang Zuojun, uno de los maestros de la Escuela Secundaria de Juyuan:

"Lo primero que hicimos muchos de los maestros fue ayudar a salir a nuestros alumnos y nos quedamos en las aulas hasta que hubieron salido todos".

Los alumnos consiguieron escapar del peligro, pero cinco maestros perecieron sepultados bajos los escombros. El maestro Wang Zuojun lo recuerda muy bien:

"Los maestros que se quedaron atrás murieron. Uno de mis colegas no tuvo tiempo de salir del edificio e intentó salvarse saltando del segundo piso. Lamentablemente, no lo logró."

El comportamiento heroico de los maestros de la Escuela Secundaria de Juyuan no fue en absoluto un hecho aislado. A las diez de la mañana del día 14, cuando los soldados del Ejército Popular de Liberación consiguieron levantar una viga de hormigón de la Escuela Primaria de Nanba, en la ciudad de Mianyang, contemplaron una escena estremecedora: una maestra, tendida boca abajo y con la cabeza mirando hacia la salida, agarraba a un niño con cada mano y protegía con su cuerpo a otros tres.

Se llamaba Du Zhengxiang, era maestra del grupo de preescolar y tenía solamente 48 años. Al producirse el seísmo, intentó sacar a los niños del edificio de la escuela, que estaba ya a punto de hundirse. La viga cayó sobre su espalda y su cuerpo no fue suficiente protección para salvar a los niños. Sin embargo, ninguno de los presentes en el desolador hallazgo de los cadáveres pudo contener las lágrimas ante tal acto de heroísmo.

Ante la cruel calamidad, lo único que pudieron hacer los maestros por proteger a sus alumnos fue intentar ampararlos con sus brazos. Al pie de las montañas del poblado de Beichuan había una Escuela de la Esperanza. Pasado el sismo, los padres acudieron a la escuela en busca de sus hijos. Pero 71 alumnos esperaron en vano que sus padres vinieran a recogerlos. Vista la gravedad de la situación, los nueve maestros de la escuela decidieron trasladarlos a un lugar seguro, para lo que tuvieron caminar seis horas por las montañas superando todo tipo de dificultades.

Según explicó Xiao Xiaochuan, maestra de esta Escuela de la Esperanza, las edades de los alumnos oscilaban entre los 14 y los 4 años. A pesar de las dificultades de todo tipo, los maestros estaban decididos a sacarlos de las montañas sanos y salvos.

"Las rocas desprendidas de las laderas habían cortado los caminos. Por todas partes había grandes socavones llenos de barro. Cuando no podíamos andar, avanzábamos arrastrándonos."

Tras seis horas de penosa marcha, los maestros y los alumnos encontraron a un grupo de rescate, cuyos miembros los llevaron en un vehículo hasta la ciudad de Mianyan, donde los maestros pudieron finalmente respirar aliviados.

"No sé cuántas personas nos ofrecieron ropa y comida. Lo que sí sé es que muchas de ellas rehusaron decirnos su nombre."

Queridos radioescuchas: quisiera aprovechar esta ocasión para rendir mi más sentido homenaje a todos aquellos maestros que perdieron la vida intentando salvar la de sus alumnos. Estoy segura de que vivirán para siempre en el corazón de sus alumnos y en el de todos nosotros.

A las 14 horas y 28 minutos guardar tres minutos de silencio en el patio de la Embajada, en solidaridad con el llamamiento efectuado por el Consejo de Estado de la República Popular de China.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China