Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Seguridad de la vejez en dificultad y transformación
2008-01-03 10:26:42   CRI

Con el aumento del déficit en la cuenta social del fondo de vejez básico debido al crecimiento del número de ancianos que retiran la cuenta de su jubilación, cada día más jóvenes toman consciencia de la presión de su vida durante la vejez, al tiempo que las oportunidades del enorme mercado atraen un elevado capital nacional y extranjero.

Cambios en la cuenta del fondo de vejez

Desde 2006 se experimentaron cambios en la cuenta individual de Zhai Yushu. "Al principio en la cuenta individual se incluía, además del 8% del salario de cada persona, el 3% del 20% del pago de la empresa al trabajador como seguro de vejez. A partir de 2006 sólo la cuota personal puede entrar en la cuenta", explicó Zhai. Ahora, la parte cubierta por la empresa va al fondo de coordinación social, destinada para pagar la jubilación de los ancianos, incluyendo los padres de Zhai.

"Es decir, los trabajadores como yo mantenemos a los jubilados", expresó Zhai.

"No fue hasta los años 90 del siglo pasado que se fundó en China un sistema de seguro de vejez básico que adopta el modo de combinar la coordinación social con la cuenta individual. Es decir, se estableció una institución especial encargada de cobrar, administrar, utilizar y entregar la pensión de jubilación. Por eso, quienes se jubilaron antes o alrededor de esa fecha tienen que retirar su pensión desde el Fondo de la Coordinación Social", añadió.

"Sea cual sea el camino de la reforma del sistema de la vejez de China, la promesa de que los jubilados gocen de un pago mensual por el resto de la vida, cuya cantidad fue establecida según el viejo régimen de empleo y jubilación, deberá cumplirse. Esto es un problema esencial", señaló Liu Guiping, profesor adjunto del Instituto de Investigación Demográfica de la Universidad de Beijing.

Conforme a los departamentos de servicios sociales, hasta finales de 2006 se registró un déficit de 900 mil millones de yuanes en el fondo de la pensión para la vejez, cifra que aumenta en 100 mil millones anualmente. Según el informe presentado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ante el Consejo de Estado, en los próximos 30 años se acumulará un déficit de hasta 6 billones de yuanes y cada año las finanzas estatales tendrán que pagar 200 mil millones de yuanes.

Para aliviar la presión de la hacienda nacional, la actual reforma de la cuenta de seguro de vejez se destinará a definir la cuenta individual del referido seguro. Sobre el objetivo de la misma, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social explicó que quienes pagan una porción relativamente alta durante un tiempo relativamente largo disfrutarán de una pensión mayor que aquellos que se jubilan más temprano y no abonan durante un periodo duradero.

"Sin la definición de la cuenta individual, en los venideros 30 años se registrará una deuda de 6,2 billones de yuanes, que constituirá una pesada carga económica para el gobierno. Por el contrario, si concluimos la labor ahora, para entonces contaremos con un fondo de 11 billones de yuanes", manifestó Chen Liang, director del Departamento de Supervisión de Fondos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Actualmente, cerca de 200 millones de chinos están incorporados al seguro de vejez básico, grupo que aumenta en casi 10 millones de personas anualmente y que comprende a los empleados en las instituciones gubernamentales y empresas estatales, así como a los trabajadores privados y personas con libre empleo.

"Cuando sea una vieja, deseo poder mantenerme con mi pensión de vejez", comentó Zhai Yushu. Su deseo lo comparte más del 70% del público chino, según el resultado de una encuesta al respecto.

Mente transformada

En los cinco años que lleva como vendedora de seguros de vida comerciales en la empresa Xincheng, Ma Xiaojuan considera que la tarea más difícil ha sido persuadir a los jóvenes para que compren el seguro de vejez.

"En general, la mayor parte de mis clientes tienen unos 40 años, pero la cifra no es grande", precisó Ma. Ella opina que muchos trabajadores no se dieron cuenta de la presión de la vida durante la tercera edad hasta los 40 años. "En realidad, lo más conveniente es comprar el seguro de vejez a la edad más temprana posible", sentenció.

Ma Xiaojuan trataba de convencer a sus amigos y conocidos de que tomaran prevención por su vida en la tercera edad. "Muchos creían que sólo intentaba convencerlos para venderles el seguro, sobre todo los amigos que trabajan en los departamentos gubernamentales. Ellos consideran suficiente la pensión de jubilación e innecesaria la compra del seguro comercial. Sin embargo, la pensión apenas ayuda a mantener una vida básica, por lo que depender de la única pensión seguramente causaría la disminución de la calidad de vida después de la jubilación", agregó Ma. En la actualidad, el depósito bancario constituye el modo general adoptado por las personas mayores para pasar la vejez.

Como pocos que aceptaron el plan preventivo de Ma Xiaojuan, Zhao Xiaotian compró el seguro de vejez comercial porque se dio cuenta de que la pensión de jubilación supone no más que una garantía básica después de la jubilación. "Con mi abono personal de unos 300 yuanes al mes, más la parte pagada por la institución donde trabajo, después de jubilarme percibiré apenas unos mil yuanes al mes. Ello estaría lejos de permitirme pasar una vida cómoda tomando en cuenta dificultades como la inflación", dijo Zhang, situación que lo mantuvo preocupado durante mucho tiempo. Tras convertirse en cliente de Ma Xiaojuan, se siente mucho más tranquilo pese a tener que pagar millares de yuanes anualmente.

En abril de 2007, el Grupo AXA de Francia, institución de seguros más grande del mundo, publicó un informe asegurando que los trabajadores chinos invirtieron poco en el fondo para su vejez, apenas 625 yuanes mensuales. En comparación con la pensión promedio de 966 yuanes al mes de los encuestados, la porción reservada ocupa el 60%. A la vez, abonar el fondo social es todavía la forma principal de prepararse para la vida después de jubilado. "Sin embargo, en comparación con la generación anterior, los trabajadores entrevistados adoptaron formas muy diferentes y múltiples a la hora de prepararse para la vejez, que incluyen compra de seguro comercial (53%), inversión en acciones, fondos y depósitos bancarios (35%), bienes raíces, entre otras", concluyó el informe.

"En vista del gran beneficio en el mercado de acciones, muchos ancianos retiraron sus depósitos bancarios para invertir en acciones y fondos, por la preocupación de que el interés bancario no alcance la subida de precio", explicó Li Zhenghong, gerente de una compañía de fondos. Según él, su padre también movió una parte de su depósito.

Enorme pastel

Basado en una encuesta para más de 1.700 personas de ingreso anual medio ? de 60 mil yuanes a 500 mil yuanes-- y mayores de 24 años en Shanghai, el Banco Standard Chartered publicó un plan para la clase media de China, revelando que sólo el 28,08% de los encuestados conocen del seguro de vejez a modo de depósito individual, lo que supone un gran mercado potencial del seguro de vejez.

Según este informe, hasta finales de 2006 existían sólo 31 tipos de

seguro de vejez comercial lanzados por los organismos comercializadores de seguros chinos. Pese a una velocidad de aumento anual promedio del 27% desde 2002, el ingreso generado por el seguro de vejez se limitó a 77.800 millones de yuanes el año pasado.

En julio de 2007 se inauguró la Compañía Ltda. de Seguros de Vida Ping'an (Beijing), la primera de la capital dedicada específicamente a este tipo de seguro. Sin embargo, resultó la 35° sucursal de la compañía en el país y su establecimiento significó la conclusión de una estructura de sucursales a nivel nacional.

El Grupo de Seguros Ping'an otorgó un lugar destacado al negocio de seguro de vejez, teniendo en cuenta la enorme oportunidad comercial en este mercado y, especialmente, la anualidad de empresa.

El sistema de anualidad de empresa, muy difundido en los países extranjeros, apenas se puso en marcha en China. El país apoyó a las empresas para la fundación del sistema, como suplemento importante del seguro de vejez básico. Hasta 2006, el total de la anualidad de empresa aumentó a 90 mil millones de yuanes y sólo en ese año se incorporaron 6,55 millones de personas al sistema, que ingresaron 9.100 millones de yuanes. Zhao Weixing, gerente general de la Compañía Ltda. de Seguros de Vida Ping'an, calcula que las nuevas políticas publicadas crearán de forma directa un mercado de 60 a 70 mil millones de yuanes.

"Hay muchos expertos e instituciones que se dedicaron al estudio del mercado de anualidad de empresa chino. Ellos estimaron que para 2010, el fondo total del sector llegará a 1,8 billones de yuanes y en 2030 el mercado rondará los 3 billones", aseguró Zhao Weixing. Hasta junio de 2007, la Compañía Ping'an contó con 1.122 clientes de anualidad de empresa con un fondo cobrado superior a los 3.500 millones de yuanes.

El enorme mercado de anualidad chino también despertó el interés de los organismos internacionales de seguro. Gigantes del sector como AEGON de Holanda, Manulife Financial de Canadá y Alianz de Alemania entraron en el mercado de China a través de acciones de las empresas nacionales.

Además, el mercado de las instituciones dedicadas a los ancianos también atrae la atención de la inversión extranjera. En junio de 2006, un centro para ancianos de alta categoría se instaló en el Parque Médico Internacional de Shanghai. Con una inversión de 940 millones de yuanes del Grupo Augustinum de Alemania, el centro deberá entrar en funcionamiento en 2010. Al mismo tiempo, muchas empresas e instituciones alemanas y japonesas llegaron a la ciudad costera de Qingdao, en el este de China, para negociar la construcción de casas para ancianos.

Según el Comité Nacional de China para la Vejez, aunque sólo el 5% de las personas mayores chinas aceptaron vivir en asilos para ancianos, la cifra absoluta significa 7 millones de camas. Actualmente hay 2 millones de camas en tales instituciones de todo el país.

"Lo inesperado es que la empresa de los ancianos, que enfrenta dificultades en China, resulte un mar de oportunidades comerciales para muchos colegas extranjeros", destacó Li Xuehua, director de la Oficina para la Vejez de Qingdao.

Sistema de seguridad de vejez de China

El seguro de vejez, llamado también seguro de vejez básico, se refiere a un sistema dirigido a asegurar las necesidades básicas de vida de los jubilados, que se aplica ineludiblemente de acuerdo con las políticas estatales concernientes. Los trabajadores abonan cada mes el 8% de su salario en la cuenta individual, mientras que las empresas entregan la cuota equivalente al 20% del salario de sus empleados a la cuenta de la coordinación social. Tras cumplirse 15 años de pago acumulado, los trabajadores, después de jubilarse, pueden retirar su pensión de vejez mensualmente. Actualmente esta forma de seguro constituye la garantía principal de los trabajadores urbanos.

Al mismo tiempo, el país promueve el establecimiento del régimen complementario como anualidad empresarial y seguro de vejez mediante depósito bancario. Sobre la base del seguro de vejez básico, la anualidad empresarial se fundó adicionalmente por propia voluntad de la empresa y el trabajador. Hasta la fecha, este sistema sólo se implementa en pocas compañías grandes que brindaron a sus empleados dicho modelo como complemento de garantía de vejez a modo de estímulo. Sin embargo, el número de tales empresas exhibe una tendencia de crecimiento anual. El Banco Mundial pronostica que, la anualidad empresarial de China podría alcanzar un billón de yuanes para 2010. El seguro de vejez por depósito bancario es otro método adicional de garantía de vejez y se realiza por la cuenta individual de seguro social de los trabajadores, quienes conforme a sus propios intereses deciden incorporarse a algún organismo dedicado a dicha gestión. Una tasa de interés no inferior a la bancaria que se ofrece a los usuarios de este seguro se destina para atraer a un mayor número de trabajadores a solicitar este tipo de servicio.

El depósito bancario personal para garantizar la vejez desempeña un papel muy importante, pues el seguro de vejez social apenas puede cubrir las garantías básicas. Hasta finales de 2006, el volumen del depósito bancario de la población china sumó 16,42 billones de yuanes entre más de 300 millones de cuentas personales.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China