Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Fundación Song Qingling
2007-06-20 15:52:59   CRI
El 1 de junio se celebró en China el Día Internacional del Niño. De los 1300 millones de habitantes del país, más de 300 millones son niños. La sociedad china presta mucha atención a la infancia, como lo demuestra la existencia de la Ley de Protección de los Menores y de organizaciones sociales que trabajan por su bienestar. Varias de ellas colaboran con el Gobierno en los trabajos que se llevan a cabo en esta ámbito y desempeñan la función de plataforma que garantiza el sano crecimiento de los niños. En nuestro programa de hoy les presentaremos la Fundación Song Qingling, institución que lleva veinticinco años dedicada a apoyar el desarrollo de los niños chinos.

Song Qingling, ex dirigente china fallecida en 1981, hizo notables contribuciones a la independencia nacional y el bienestar del pueblo chino. A lo largo de su vida siempre trabajaba por mejorar la situación de los niños, ofreciéndoles una buena base para su formación como personas de las que depende el futuro del país. Los fondos de la Fundación Song Qingling, establecida tras el fallecimiento de Song, quien fue presidenta honoraria de la República Popular de China, superan actualmente los 100 millones de yuanes.

Según nos explicó Li Ning, su secretario general, dicha institución se creó hace veinticinco años en cumplimiento de la última voluntad de Song Qingling. Sus principales objetivos son apoyar las investigaciones sobre el bienestar de los niños y promover su desarrollo educativo y cultural, desplegando para ello numerosas actividades caracterizadas por la diversidad:

"Entre las actividades que organizamos para impulsar la formación y el bienestar de la población infantil destacan el Concurso de Niños Inventores, el Premio de Literatura Infantil Song Qingling y los campamentos de verano. Además, en las áreas más necesitadas del país llevamos a cabo actividades dirigidas a mitigar la pobreza, fomentar la educación, facilitar la escolarización de los hijos de las familias pobres, mejorar la administración de las escuelas y promover la realización de programas de ayuda a las universidades. Aparte de todo esto, impulsamos iniciativas vinculadas con la salud de los niños y las mujeres".

Los niños que se han beneficiado de las actividades organizadas por la Fundación Song Qingling se cuentan por miles. Chen Xi, alumna de 12 años de Changsha, capital de la provincia de Hunan, siempre ha mostrado una gran curiosidad y de vez en cuando inventa algo. No hace mucho obtuvo el tercer premio en el Concurso de Niños Inventores Song Qingling con una brújula de pulsera. Desde entonces, tiene mucha más confianza en sí misma y cada vez disfruta más haciendo trabajar su cerebro. Recientemente a Chen Xi se le ha ocurrido un nueva idea: construir un pequeño generador.

"Tengo que hacerlo yo sola, lo que me obliga a aprender muchas cosas. Pero de este modo adquiriré nuevos conocimientos y habilidades".

El Concurso de Niños Inventores ha contado con casi cien mil participantes distribuidos por toda China, más de mil de los cuales han recibido algún premio. Como nos dijo Lu Shan, subdirector del comité organizador del concurso, su principal objetivo es ofrecer a los niños una nueva posibilidad de aplicar su inteligencia y conocimientos en la práctica.

"Esta actividad estimula el espíritu innovador y fomenta la ampliación de las habilidades prácticas. El desarrollo de nuestro país exige innovación tecnológica, lo que a su vez reclama personal capacitado. Y para formar a personal capacitado lo mejor es preparar bien a los niños. Este es el hilo conductor de nuestra filosofía".

Conscientes de que los niños de las ciudades crecen muy mimados, los responsables de la Fundación Song Qingling decidieron organizarles campamentos de verano para ampliar sus horizontes y experiencias.

Los campamentos de verano de la Fundación Song Qingling tienen lugar en las zonas rurales de la región autónoma de Mongolia Interior. Todos los días, los niños recorren más de 10 kilómetros con sus mochilas al hombro y tienen que prepararse ellos mismos la comida. No cabe duda de que este tipo de campamentos supone un duro reto para los niños acostumbrados a las comodidades de la ciudad.

El año pasado, dos gemelos beijineses de 11 años llamados Yun Zong y Yun Bei fueron a uno de estos campamentos. A pesar de terminar abrasados por el calor y con ampollas en los pies, los gemelos se sentían muy contentos. Uno de ellos, Yun Zong, nos explicó el porqué:

"Para nosotros, el campamento fue una experiencia completamente nueva. En casa, nuestros padres nos lo dan todo hecho. En cambio, en el campamento se nos hizo comprender la necesidad de aprender a cuidar de uno mismo. Por eso creo que las actividades de este tipo tienen mucho sentido. Además, vivimos unos días en plena pradera, lo que nos dio la oportunidad de contemplar paisajes impresionantes".

La Fundación Song Qingling también se ocupa de los escolares que viven en zonas rurales pobres, sobre todo las situadas en el oeste del país. Resuelta a hacer llegar medicinas a estas zonas remotas y aisladas, y a proporcionales los servicios médicos que tanto necesitan, la fundación emprendió el Programa de Salud para Niños y Mujeres del Oeste de China. Por otra parte, en el municipio de Chongqing y las provincias de Shaanxi y Ningxia ha puesto en marcha el programa Formación de Jardineros del Oeste, cuyo objetivo es capacitar a los maestros de las escuelas primarias rurales, apodados "jardineros académicos", y contribuir así a la elevación del nivel de la enseñanza básica en el campo.

Otro de los sectores de la población infantil en los que se concentra la Fundación Song Qingling es el formado por los hijos de los campesinos que emigran a las ciudades en busca de trabajo. En el Museo Infantil de la Ciencia y la Tecnología Song Qingling, el centro de formación científica establecido por la fundación, se imparten clases básicas gratuitas a todos los interesados, incluidos los niños y jóvenes de origen rural. El 1 de junio, Día Internacional del Niño, el museo fue escenario de un concurso de modelos de vehículos alimentados con energía solar. Todos los participantes eran hijos de trabajadores emigrados del campo.

Entre ellos se encontraba una chica de la provincia de Anhui llamada Liu Rong que llegó a Beijing hace dos años en compañía de sus padres. El vehículo con el que tomó parte en el concurso era del tamaño de un coche de juguete. Liu Rong, participante por primera vez en una actividad de este tipo, dijo que le había parecido muy interesante.

"Participar en este concurso ha sido muy interesante y entretenido. Además, he aprendido cosas que no se aprenden en clase. Me gustaría mucho poder participar en otras actividades parecidas a esta".

Las agenda de la Fundación Song Qingling está repleta de actividades. Su secretario general, Li Ning, afirmó que en el futuro la fundación concentrará sus esfuerzos en ayudar a los niños y jóvenes que viven en el campo y las regiones atrasadas.

"En el campo cada vez es más frecuente que los padres dejen en casa a sus hijos y se marchen a las grandes ciudades para buscar oportunidades. Estos niños y adolescentes, sobre todo los que viven en zonas afectadas por la falta de medicinas y la insuficiencia de los servicios médicos, se enfrentan a diario con muchos problemas. Por eso queremos centrar nuestros esfuerzos en ofrecerles la ayuda que necesitan".

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China