Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Mercado de Xiushui
2007-03-28 11:04:41   CRI

El mercado de Xiushui, más conocido como la Calle de la Seda, es un mercado de venta de ropa muy cercano a la parte este de la avenida de Chang'an. Sus prendas de seda y otras confecciones textiles siempre han atraído a multitud de extranjeros. Pero unos años atrás, se detectó un fenómeno preocupante: la falsificación de reconocidas marcas. Por fortuna, esta práctica ilegal es cada vez menos frecuente, puesto que ahora, gracias a los esfuerzos de los empresarios y de la sección del mercado encargada del control, casi todos los productos que se venden aquí son de marcas auténticas y autorizadas. Hace unos días, Paul Ranjard, presidente del Grupo de Trabajo sobre los Derechos de la Propiedad Intelectual, perteneciente a la Cámara Europea de Comercio en China, otorgó el título honorífico de "Comercio Avanzado en la Protección de los Derechos de la Propiedad Intelectual" a cuarenta establecimientos de la Calle de la Seda.

Años atrás, el mercado de la Calle de la Seda se extendía a lo largo de sólo doscientos o trescientos metros. Pero en las décadas de 1980 y 1990, su fama fue creciendo. Dada su cercanía a la zona donde se habían establecido la mayor parte de las embajadas foráneas, eran muchos los extranjeros que acudían a este mercado a comprar ropa y, en especial, a comprar las falsificaciones de marcas famosas que ofrecían algunos comerciantes.

A fin de proteger las marcas registradas y los derechos de los consumidores, la sección de control de la Calle de la Seda dinamizó su gestión y los comerciantes adquirieron conciencia de que vender imitaciones de marcas famosas es ilegal. Además, hace tres años, unos mil comerciantes se trasladaron a un nuevo edificio. Hua Shijun, veterano vendedor de la Calle de la Seda, también ofrecía este tipo de imitaciones. Ahora, en cambio, sólo vende productos de marcas autorizadas y recomienda a sus clientes que compren únicamente este tipo de productos.

"Antes vendía falsificaciones de marcas conocidas. Pero los tiempos cambian y mi manera de ver las cosas también ha cambiado".

En los 150 metros cuadrados del establecimiento de Hua Shijun se ofrece una amplia gama de confecciones textiles.

La tienda de Hua Shijun no era la única que vendía imitaciones de conocidas marcas. Pero, poco a poco, las falsificaciones de productos de Louis Vuitton, Gucci, Chanel y otras prestigiosas firmas han ido desapareciendo de la Calle de la Seda.

En este mercado también hay establecimientos muy humildes, así como tiendas de artesanía tradicional que atraen poderosamente a los extranjeros.

Uno de ellos es el canadiense Jim Micharel, que en los veinte días que lleva en Beijing ya ha venido aquí en dos ocasiones:

"Me gusta mucho hacer compras en la Calle de la Seda. Aquí puedo regatear con los comerciantes, los vendedores son muy amables, y la calidad no está nada mal. Mi esposa y yo hemos compramos muchas cosas: alfombras, chaquetas, suéteres de lana, etc.. ¡Y hasta una maleta para poder meterlo todo!".

Atraídos por la reputación de las marcas chinas, muchos extranjeros visitan las tiendas de zapatos, sombreros y telas de esta zona. Una de ellas es una sucursal de la cadena Ruifuxiang que lleva más de cien años vendiendo seda y terciopelo. En sus 160 metros cuadrados uno puede encontrar todo tipo de telas. Zhou Guoping, director general de esta tienda, nos explicó que las telas de su establecimiento provienen de Suzhou y Hangzhou, ciudades en el surdeste de China que tienen fama por sus productos de seda, y son de gran calidad.

"Todos nuestras mercancías son de Suzhou y Hangzhou. La calidad debe cumplir los estándares exigidos, y cada producto lleva el certificado de calidad, puesto que debemos asumir plenamente nuestra responsabilidad ante los clientes".

Se comprende así que rara vez quienes entran en Ruifuxiang salgan con las manos vacías. Muy a menudo, después de comprar las telas, los extranjeros piden que se les confeccione un traje o un vestido tradicional chino, y se muestran impacientes por probárselo.

Como muchos visitantes extranjeros permanecen poco tiempo en China, recientemente Ruifuxiang ha empezado a ofrecer un servicio de confección rápida para poder atender a este tipo de clientes.

"En nuestro taller de confección rápida hacemos trajes y vestidos en menos de veinticuatro horas, lo que supone todo un récord. Nuestros vehículos se desplazan hasta los hoteles donde se alojan los visitantes extranjeros para tomarles las medidas y entregarles el pedido. Como es natural, los clientes que utilizan este servicio se sienten encantados".

En el 2006, el mercado de la Calle de la Seda instituyó un fondo especial de 30 millones de yuanes para proteger los derechos de la propiedad intelectual y estimular a los comerciantes a vender únicamente productos de marcas nacionales y marcas autorizadas. Wang Zili, director del mercado, nos comentó al respecto:

"Nos hemos fijado como estrategia de desarrollo crear una Calle de la Seda que sea un centro de la confección, la moda, la innovación y la cultura. La base de esta estrategia es la gestión autorizada de marcas registradas. Además, hemos adoptado varias medidas, entre ellas las relacionadas con la reducción y devolución de los alquileres".

La mayoría de los comerciantes establecidos en la Calle de la Seda están avanzando en la gestión autorizada. Este cambio no ha pasado desapercibido a Paul Ranjard, presidente del Grupo de Trabajo sobre los Derechos de la Propiedad Intelectual, perteneciente a la Cámara Europea de Comercio en China. Como muestra de su reconocimiento, a comienzos de este año se desplazó al mercado para conceder personalmente el título honorífico de "Comercio Avanzado en la Protección de los Derechos de la Propiedad Intelectual" a cuarenta establecimientos.

"Me siento muy satisfecho de comprobar que están realizándose serios esfuerzos por fomentar un desarrollo del comercio basado en la protección de los derechos de la propiedad intelectual. Entre tales esfuerzos cabe destacar la creación de un fondo especial para este fin y la adopción de medidas como la de reducir y devolver los alquileres. Espero que el mercado de Xiushui sea un buen ejemplo de que es posible mantener una posición ventajosa sin tener que recurrir a la venta de productos falsificados".

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China