Nuestra Emisora       Nuestro Departamento
Radio en Línea | Aula de Chino | China en Imágenes | Servicios | Versión antigua
 
Página Inicial | Centro de Prensa | China Cultural | China Hoy | Bella Vida | Viajando por China
 
Sus Recomendados
Aprendiendo Chino
Artes Tradicionales
Carta de Beijing
Cocina China
Costumbres y Artes Folclóricas
Galería de Imágenes
Intercambios Internacionales
La Vida y la Salud
Microcosmos de la Sociedad
Música Tradicional China
Prisma de la Economía
Punto de Mira
Relatos y proverbios
Sabituría China
 
Gigantescos ataúdes en forma de barca
2007-01-16 15:55:16   CRI
Hace 5 años, durante la reconstrucción de una importante calle comercial del centro de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, se descubrió por casualidad una necrópolis de hace más de 2500 años. Las excavaciones han revelado que se trata del mayor yacimiento funerario hallado en China hasta la fecha. En esta fosa de 300 metros cuadrados los arqueólogos han encontrado dieciocho ataúdes, cuatro de ellos de dimensiones asombrosas. El mayor tiene un diámetro de 1,7 metros y una longitud de 18,8, medidas que lo convierten en "el más grande de los ataúdes en forma de barca".

Los féretros, elaborados con troncos del valioso árbol llamado nanmu, se habían colocado en una estructura de vigas entrecruzadas levantada en el interior de la fosa. Según los arqueólogos, antes de ser profanado por los ladrones de tumbas este lugar podría haber albergado más de treinta ataúdes. Al parecer, la mayor parte fueron destruidos durante la dinastía Han (206 a.C.-220). Sin embargo, siete han llegado hasta nosotros en bastante buen estado y cinco tienen la caja y la tapa completas. Los únicos encontrados intactos son cuatro pequeños ataúdes protegidos por una capa de arcilla compacta que los mantenía cerrados herméticamente. El estado de conservación de los objetos funerarios depositados en su interior es excelente.

En la parte sudeste de la fosa se ha encontrado la proa de una barca que servía de pedestal de un puntal, lo que lleva a pensar que en dicha parte de la fosa se habría levantado un monumento funerario de madera. Este tipo de construcciones son similares a las de la cultura Kayue de la dinastía Shang (1600-1046 a.C.) y, lo que es más curioso, se parecen a las de los aborígenes australianos.

El Estado protege los ataúdes en forma de barca como un bien cultural de excepcional valor. Antiguamente, los habitantes del norte de China se desplazaban a caballo, mientras que los del sur se movían en barca. El cuerpo se depositaba en un ataúd parecido a una barca con fin de que el muerto tuviera un medio para viajar al más allá.

Este es ritual funerario más común entre las etnias minoritarias del sur de China. En las zonas costeras del sureste, los ataúdes se dejaban en un lugar al aire libre y la gente se refería a ellos con eufemismos como "bote desgastado", "barca de áloe" o "nave de los inmortales". La costumbre de guardar el cuerpo de una personalidad en un féretro en forma de barca que navega a la deriva se practica también en la ciudad vietnamita de Hai Phong, la isla de Borneo, los archipiélagos de Salomón, Tonga y Samoa, y otras islas del Oceanía y el sudeste de Asia. Los muertos solo se inhumaban en la región de Sichuan, antiguo territorio del reino de Shu.

Basándose en los trozos de madera dispuestos en rectángulo encontrados cerca de la fosa, los arqueólogos han formulado la hipótesis de que cerca de la necrópolis se levantaba un edificio en madera. Los anales mencionan que en aquel entonces circulaba este dicho: "El templo delante, la sepultura detrás". De confirmarse tal hipótesis, contaríamos con la primera prueba arqueológica de la existencia de esta costumbre funeraria.

A juzgar por los esqueletos, los enterrados eran personas de escasa talla. La mayoría de los hombres no superaban el metro sesenta centímetros. Según los antropólogos, el menor de los enterrados tenía 7 años y el mayor solamente 40.

En los diecisiete ataúdes en forma de barca se han hallado más de cien objetos de cerámica, madera y bambú, así como bronces y armas. Lo que más llama la atención es la viveza de color que conservan las lacas. Los objetos depositados en los dos ataúdes de mayores dimensiones son de gran importancia para determinar la calidad y el rango social de sus ocupantes.

Tras estudiar detenidamente estos objetos funerarios, los especialistas llegaron a la conclusión de que estos ataúdes en forma de barca se construyeron entre finales del Periodo de Primavera y Otoño, y comienzos del Periodo de los Reinos Combatientes. Eso significa que tienen más de 2500 años de antigüedad.

Entre las lacas, los arqueólogos han hallado fragmentos de madera pertenecientes a martillos y soportes de carillón. Tales hallazgos parecen indicar que entre los objetos funerarios que acompañaban al fallecido en el ataúd había uno o dos carillones. Lamentablemente, durante la época Han, la fosa y los ataúdes fueron saqueados.

Por las características del entierro, los expertos suponen que se trata de una sepultura de nobles de alto rango o de miembros de la familia real del antiguo reino de Shu. De confirmarse tal suposición, los arqueólogos habrían descubierto por primera vez tumbas de la época de los Reinos Combatientes en Chengdu. En cualquier caso, se trata del mayor descubrimiento arqueológico sobre el reino de Shu después del de Sanxingdui, cerca de Guanghan, también en la provincia de Sichuan. Este descubrimiento aporta materiales de gran valor para el estudio de los orígenes del mencionado reino, su cultura y su alto nivel en la fabricación de lacas.

 
Déjenos saber su comentario sobre el artículo

¡Escuche Radio en Línea!

Esquema de Programación

 
Temas Relacionados
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China