• Desde el primero de marzo del 2005, Radio Internacional de China emite diariamente una variada programación de dos horas seguidas desde las 12:00 hasta las 14:00 a través de 1180 AM de Chinavisión de Panamá.    
• Nuestra Sección
• Sobre RIC
• Programación
China Radio International
China
Mundo
Mundo de Habla Hispana
  Economía
  Cultura
  Ciencia y Salud
  Deportes
  Sociedad

Panorama de China

China Construye

Cultura China

Viaje por China

Sociedad China
(GMT+08:00) 2005-04-20 14:39:31    
Contribuciones de Zhou Enlai para establecer y provmover los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica

CRI
El año pasado se cumplió el 50 Aniversario de los cinco principios de coexistencia pacífica promovidos por Zhou Enlai, Nehru Y Unu. Estos principios fueron elaborados con el propósito de resolver los problemas existentes en las relaciones entre China y la India y Myanmar. Con motivo de esta importante efeméride les ofrecemos un reportaje que demuestra la enorme contribución de Zhou Enlai al establecimiento y a la promoción de los cinco principios.

La independiente y pacífica línea diplomática se estableció inmediatamente después de la fundación de la República Popular China. Cuando el difunto presidente Mao Zetong proclamó que el pueblo chino se había levantado, publicó: "El gobierno chino está dispuesto a establecer relaciones diplomáticas con cualquier gobierno extranjero que desee atenerse a los principios de igualdad de derechos y de beneficio recíproco, así como al respeto mutuo a la integridad territorial y a la soberanía". Sobre esta declaración se elaboraron los cinco principios de coexistencia pacífica. Zhou Enlai ayudó a Mao Zetong a elaborar las fundamentales orientaciones políticas y diplomáticas de la nueva China.

El "Programa Común de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino" redactado por Zhou Enlai formuló: "El gobierno popular central de la República Popular China podrá entablar negociaciones y establecer relaciones diplomáticas con los gobiernos extranjeros que no mantengan relaciones con los reaccionarios del Kuomingtang y adopten una actitud amistosa con la República Popular China sobre la base de la igualdad, el beneficio recíproco y el respeto mutuo a la integridad territorial y a la soberanía". En la primera conferencia de 1952 celebrada entre diplomáticos, Zhou Enlai resumió seis cápsulas de la pacífica política diplomática de nuestro país, incluidos los cinco principios de coexistencia pacífica, ateniéndose a los fundamentales principios establecidos por Mao Zetong. Más tarde, Mao Zetong y Zhou Enlai fueron más allá en las negociaciones sobre el tratado de alianza, amistad y ayuda mutua entre China y la Unión Soviética: "Ambas partes aseguran que desarrollarán y consolidarán las relaciones entre China y la Unión Soviética con un espíritu amistoso y de cooperación, guiándose por los principios de igualdad, de beneficio recíproco y respeto mutuo a la integridad territorial y a la soberanía, así como de no intervención en los asuntos internos del otro". El Tratado de Alianza, Amistad y Ayuda Mutua entre China y la Unión Soviética encerraba de forma embrionaria los cinco principios de coexistencia pacífica.

Al tratar las relaciones entre China e India y Myanmar, Zhou Enlai, recurriendo de forma creativa al pensamiento diplomático de Mao Zetong con independencia, autodecisión y paz, planteó por primera vez los cinco principios de coexistencia pacífica y los promovió junto con Nehru y U Nu, primeros ministros de la India y Myanmar respectivamente en aquel entonces. En cuanto a la paternidad de los 5 principios de coexistencia pacífica, Zhou Enlai siempre mostró mucha modestia, decía que reflejaban el pensamiento diplomático consecuente de Mao Zetong y subrayaba que China, la India y Myanmar los auspiciaron conjuntamente. En realidad, su contribución resultó clave.

A finales de 1953, una delegación de la India visitó China para llevar a cabo negociaciones sobre los problemas bilaterales a causa de la región tibetana. El 31 de diciembre, cuando Zhou Enlai se entrevistó con la delegación de la India planteó explícitamente: "Tras la fundación de la nueva China, nuestro gobierno ha establecido los principios para la administración de las relaciones entre China y la India. Esto, justamente, constituye los principios de respeto mutuo a la integridad territorial y la soberanía, de no agresión ni intervención en los asuntos internos de un país por parte del otro, de igualdad y reciprocidad y de coexistencia pacífica". Era la primera vez que se planteaban estos cinco principios, y al mismo tiempo, el 2 de abril de 1954 fueron redactados en el prólogo del acuerdo entre ambos gobiernos sobre las relaciones comerciales y el transporte en la región china del Tíbet. A mediados de junio, los primeros ministros de China, la India y Myanmar promovieron conjuntamente los cinco principios de coexistencia pacífica como normas generales para las relaciones internacionales.

Desde entonces, los cinco principios han vivido un desarrollo desde los fundamentos sobre las relaciones de los países regionales hasta la teoría de las relaciones internacionales, cuyas principales demostraciones se produjeron en la Conferencia de Ginebra celebrada entre abril y julio de 1954, y la Conferencia de Bandung, un año después. Gracias a la lucha razonable, ventajosa y sin excesos que llevó a cabo la delagación china encabezada por Zhou Enlai, ambas conferencias lograron enormes éxitos. El importante significado internacional de la Conferencia de Ginebra residió en crear un ejemplo para resolver los conflictos internacionales mediante consultas, plantear que tanto países grandes como pequeños debían poner en práctica la coexistencia pacífica como una gran familia internacional, y demostrar que las negociaciones y las consultas de igualdad son la única y más efectiva vía para hacer realidad la coexistencia pacífica.

La Conferencia de Bandung fue la primera reunión en que no participaron los colonialistas. Resultó un encuentro internacional trascendental auspiciado por 29 países afroasiáticos después de la Segunda Guerra Mundial. En esa cita, la complicada lucha se daba por descontado. Sin embargo, en un momento en que la conferencia se encontraba en un impasse, Zhou Enlai cambió el rumbo de la conferencia con sus palabras: "buscar el terreno común dejando a un lado las diferencias". Desempeñó un papel decisivo. Gracias a la influencia y el esfuerzo de Zhou Enlai con medios de retroceder para avanzar, en busca de puntos de acuerdo y reservar las diferencias, así como con medios de resolver los problemas de manera razonable, con generosidad, igualdad, franqueza y sinceridad, la Conferencia de Bandung aprobó los "10 principios de coexistencia pacífica" basados en los cinco principios fundamentales, haciendo que la conferencia se coronase de plenos éxitos. Un periodista estadounidense hizo el siguiente comentario al respecto: "Zhou Enlai no poseía idea alguna de cómo cambiar la actitud de cualquier dirigente que sostuviera posiciones contrarias al comunismo. Sin embargo, pudo cambiar el rumbo de la conferencia". Romeulo, el entonces ministro filipino de Asuntos Exteriores y que participó en la Conferencia de Bandung dijo: "Cuando asistí a la reunión consideraba a Zhou Enlai mi enemigo; pero al regresar cambié completamente de parecer".

La Conferencia de Bandung constituyó un pleno ejemplo y una demostración del éxito de la teoría de la coexistencia pacífica. Después de la Conferencia de Ginebra en que se planteó la igualdad y consulta entre los países , lo que supone la vía y forma para llevar a la práctica y materializar una coexistencia pacífica, Zhou Enlai fue un paso más allá en Bandung. Afirmó que el medio fundamental para poner en práctica la coexistencia pacífica consistía en buscar elementos de unión común dejando a un lado las diferencias. Así, el más importante eslabón entre su teoría y la práctica para llevar a cabo la coexistencia pacífica, o sea el método, logró su fundamental solución. Esto hizo ampliar y difundir la esfera de aplicación de la teoría de la coexistencia pacífica. La teoría, entonces, dirigió sus pasos a un período de madurez.

La teoría de la coexistencia pacífica puso su principal foco de atención en resolver los problemas sobre las relaciones entre los países con diferentes sistemas sociales. Tras los acontecimientos de 1956 en Polonia y Hungría, de acuerdo con el nuevo cambio de las relaciones entre los países socialistas, Zhou Enlai formuló que se necesitaría más coexistencia pacífica entre los países socialistas. Enfatizó esta idea, poniendo de ejemplo una declaración publicada el primero de noviembre de aquel año por el gobierno chino acerca de los problemas en las relaciones entre los países socialistas. Posteriormente, cuando fueron resueltos los problemas entre China y la Unión Soviética, Zhou Enlai utilizó y amplió esta idea hasta tratar las relaciones entre los partidos hermanos y enfatizó en que se deberían manejar las relaciones entre todos los partidos marxistas que habían ocupado o no el poder con igualdad y beneficio recíproco, intercambio, cooperación, estudio mutuo y provecho recíproco, así como no intervención en los asuntos internos de países ajenos como principios fundamentales.

Desde los años 60 a los 70 del pasado siglo XX, el cambio de las relaciones de China con Francia y Canadá, y posteriormente, con Japón y EEUU, así como con la Unión Soviética, las naciones socialistas y los partidos hermanos, pusieron de manifiesto el significado, en la teoría y la práctica, de este importante pensamiento de Zhou Enlai.

La exposición de Zhou Enlai sobre la teoría de las relaciones internas de los cinco principios de coexistencia pacífica, fue muy importante para establecer la teoría de la coexistencia pacífica; y a la vez, representó una importante señal de la teoría sistemática de la coexistencia pacífica. En la Conferencia de Bandung, Zhou Enlai explicó: "Sólo cuando sean respetadas mutuamente la integridad territorial y la soberanía, se podrá lograr una plena garantía de paz. La agresión a la soberanía y al territorio de cualquier país y la intervención en sus asuntos internos pondrán la paz en peligro inevitablemente. Si todos los países aseguraran no comenter ningún tipo de agresión, se podrán crear mutuamente las condiciones de coexistencia pacífica en las relaciones entre todos los países. Si todos los países aseguran no cometer intervenciones en los asuntos interiores de los demás, los pueblos de los diversos países escogerán probablemente su propio sistema político y la forma de vida de acuerdo con su propia voluntad. La cooperación entre los países de Asia y Africa deben basarse en la igualdad y el beneficio recíproco sin previlegios". Zhou Enlai expuso que la médula de los primeros cuatro de los cinco principios de coexistencia pacífica consistían en la independencia y la autodecisióna; y el último, el núcleo de la coexistencia pacífica. Los primeros cuatro resultaban las premisas y los medios, y el último, el objetivo. La esencia de los cinco principios de coexistencia pacífica residía en la independencia, la autodecisión y la coexistencia pacífica.

Zhou Enlai explicó que la coexistencia pacífica no era sólo un principio para fomentar las relaciones internacionales, sino también un importante fundamento para la seguridad internacional. Más tarde, en los momentos en que realizaba visitas y se entrevistaba con huéspedes de otros países, Zhou Enlai insistía repetidamente sobre los problemas de la coexistencia pacífica. En resumen, los principales puntos son los siguientes:

-- La coexistencia pacífica es una norma de las relaciones de todos los países, y a la vez, nuestra política fundamental.

--- El propósito de la coexistencia pacífica consiste en buscar la prosperidad de la Humanidad y el desarrollo económico. La coexistencia pacífica estriba en no usar las armas, en que cada cual pida o solicite lo que necesite del otro y en alcanzar la coexistencia y la prosperidad común.

--- Cada país debe escoger su propio camino de desarrollo y oponerse a la intervención en los asuntos internos de otros países. "No se debe imponer a otras personas lo que ellos mismos no desean hacer". El camino de desarrollo, el sistema social, la forma de vida de cualquier país no pueden ser impuesta desde fuera y nadie debe monopolizar la gestión de dichos asuntos obviando a todo el mundo. La revolución y la contrarevolución no pueden ser importadas ni exportadas. La coexistencia pacífica significa la competencia pacífica.

--- La coexistencia pacífica no es abandonar la lucha. Ganarse la paz con súplicas sólo puede traer la agresión y el atropello. La lucha indispensable, incluso la competencia entre las fuerzas armadas podría obligar a los que quebrantan la paz para que ellos puedan sentarse a negociar .

--- Sólo cuando prevalezca la igualdad, podrá existir la coexistencia pacífica. No puede haber coexistencia pacífica entre las colonias y la metrópoli.

--- Se puede esperar la coexistencia pacífica. " Puede ser aplicada entre los civiles y ser promovida entre los funcionarios, a través de la acumulación de esfuerzos durante mucho tiempo. A medida que va entrando el agua, se formará el cauce".

--- La coexistencia pacífica debe aplicarse fundamentalmente con senceridad y confianza, es decir "debe ser fiel a la palabra empañada y aplicada con resueltas acciones".

Aquí, podemos observar que la exposición de Zhou Enlai sobre los principios de coexistencia pacífica posee profundas connotaciones acerca de las relaciones internacionales, la seguridad mundial e incluso el proceso del desarrollo histórico de la sociedad.

La coexistencia pacífica es el núcleo del pensamiento diplomático de Zhou Enlai y su monumento teórico, encarnado en la práctica diplomática durante toda la vida. Antes de su fallecimiento, China había establecido relaciones diplomáticas con más de 100 países de acuerdo con el espíritu de los principios de coexistencia pacífica. Hoy, la coexistencia pacífica se ha convertido en una norma de las relaciones internacionales y públicas y está reflejada en numerosos documentos internacionales y de cooperación e intercambios políticos, económicos y culturales entre los grupos de diferentes capas sociales. Lo que merece la atención es que cuando empezó a promover este principio, Zhou Enlai se mostró de una forma que logró superar los antagonismos diplomáticos gracias a su extraordinaria generosidad que tenía cabida en todo el mundo. Hoy, cuando nosotros recordamos esta etapa de la historia, nos sentimos profundamente sorprendidos y emocionados ante su talentosa estrategia y sus brillantes experiencias.

En 1954, en un encuentro con visitantes japoneses, Zhou Enlai dijo: "Estos cinco principios no deben sólo ser limitados al tratamiento de las relaciones entre China y la India y Myanmar, sino que son adecuados para toda Asia, e incluso a todos los países del mundo. Pienso que nosotros y Japón también podremos cumplir nuestros compromisos según estos cinco principios. Si EEUU desea aplicar la coexistencia pacífica, también le daremos la bienvenida y no le rechazaremos". En realidad, 18 y 25 años después, respectivamente, desde la normalización de las relaciones de China con Japón y EEUU, éstas se han materializado por separado, precisamente de acuerdo a las orientaciones de tales principios. La excelente mirada, el ingenioso pensamiento estratégico y la avanzada mente teórica de Zhou Enlai siguen conmoviendo en nuestros días, 50 años después.

Al recordar el siglo XX, haciendo un resumen escrito sobre la gran significación de los cinco principios de coexistencia pacífica podríamos decir lo siguiente: la teoría de la coexistencia pacífica marcó una nueva época para el desarrollo de la paz. Resultó mucho más representativo el avance gigante de las relaciones entre China y EEUU después de la visita de Nixon, presidente estadounidense de entonces que realizó a China.

En 1972, el histórico apretón de manos entre Zhou Enlai y Nixon, constituyó el símbolo de la llegada de la nueva época. Tal y como lo expresó Nixon: "Una nueva época comienza".

El adelanto en las relaciones entre China y EEUU refleja las posiciones consecuentes de Mao Zetong y Zhou Enlai: se nesecita una coexistencia pacífica entre China y EEUU.

Durante la Conferencia de Bandung, en la declaración sobre el problema de Taiwan, Zhou Enlai subrayó nuevamente que estaba dispuesto a negociar con el gobierno norteamericano para aliviar la situación en el Lejano Oriente, sobre todo en lo que se refiere a la región de Taiwan. Sin embargo, debido a la política aplicada por EEUU para contener a China, esta iniciativa no se ha aplicado habiendo sido propuesta hace mucho tiempo.

En junio de 1973, cuando Zhou Enlai sostuvo un encuentro con David Rockfeller planteó que se debía buscar un mecanismo para el desarrollo comercial de ambos países a pesar de los diferentes sistemas políticos. Y fue válido el método de buscar elementos comunes dejando a un lado las diferencias, escrito en el documento sinoestadounidense. Los diplomáticos y políticos, que se encontraban junto a Zhou Enlai en la misma época, tal vez no tuvieran conciencia del importante significado de esta teoría diplomática de Zhou Enlai acerca de la "paz", la "cooperación" y el "desarrollo común" sobre la base de la coexistencia pacífica. Ahora, cuando la nueva economía y la globalización se han convertido en una corriente social, los diversos países del mundo están buscando relaciones regionales e internacionales de igualdad y beneficio recíproco y socios para cooperar en diferentes materias. Nosotros no podemos menos que admirar con devoción su previsión, su profundidad y su avance, así como estar sorprendidos por su clarividencia.

Para una prosperidad común, de coexistencia pacífica y desarrollo conjunto, debemos tener un ambiente internacional de paz, estabilidad y seguridad. Lo que merece principaemente la atención es que ya comenzó a fomentarse un nuevo concepto de seguridad estatal a partir del proceso que Zhou Enlai puso en práctica sobre la coexistencia pacífica, y en la etapa inicial del preparado nuevo orden político y económico internacional se instituyó lo siguiente: "Establecer la seguridad estatal en las relaciones de cooperación multilaterales".

Zhou Enlai resumió la "cooperación amistosa" y la "paz duradera" como la meta fundamental que persigue la diplomacia china.