Acerca de CRI
CRI en español
Contacto
     
cri espanol.cri.cn
Página Inicial  |  Centro de Prensa  |  Radio en Línea  |  Enciclopedia Cultural  |  China en Imágenes  |  Participación  |  Guía de China  |  Servicios |  Antigua Versión
La Ruta de la Seda entendida como innovación
La celebración de la cuarta sesión de la 12 Asamblea Popular Nacional (APN) en Beijing refleja el cambio en China en el marco del nuevo plan quinquenal de cara a 2020 que acentúa la relevancia de la innovación como motor de crecimiento.
2016-03-12 15:27:55 CRI

por Augusto Soto 苏傲古

Director, Dialogue with China Project

La celebración de la cuarta sesión de la 12 Asamblea Popular Nacional (APN) en Beijing refleja el cambio en China en el marco del nuevo plan quinquenal de cara a 2020 que acentúa la relevancia de la innovación como motor de crecimiento. Coincidentemente en estos días el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, ha subrayado que la próxima cumbre del G20 que se celebrará en Hangzhou en septiembre destacará la innovación como fuerza de desarrollo. Es un motivo compartido con Europa que puede alcanzar dimensiones históricas de cooperación, particularmente a través del plan de acción conocido como "One Belt, One Road" (OBOR, Un cinturón-una ruta, en español) y reedición de la histórica Ruta de la Seda.

Seis consideraciones

En verdad cada vez que China se ha embarcado en una iniciativa grandiosa lo ha hecho contando con Gobiernos excepcionalmente asertivos.

Así, primero, es posible constatar que la iniciativa OBOR proviene del presidente Xi Jinping, quien es el presidente más fuerte de China en décadas y un líder mundial constantemente involucrado en visitar cada continente para explicar y firmar acuerdos OBOR en los sectores de la construcción de infraestructura de transporte, la concreción del financiamiento y la inversión y la facilitación del comercio y la cooperación (además del intercambio cultural) en un espacio geoeconómico y geopolítico euroasiático y asiático-africano abarcando casi 70 países.

En segundo lugar, la antigua China destacó en planes de mega-construcción tales como la Gran Muralla y el Gran Canal, además de en la erección de la infraestructura de las recientes décadas, que permiten prever aportes colosales a escala internacional. Una cifra divulgada recientemente muestra que en el uso de cemento (el elemento central de los proyectos de infraestructura) China utilizó más de ella entre 2011 y 2013 que los Estados Unidos en todo el siglo XX. Como resultado, la superpotencia asiática dispone de experiencia y capacidad industrial únicas.

Tercero. Sin embargo, más que nunca es necesario considerar el hecho de que la mayoría de los países (desarrollados o subdesarrollados) que participan en OBOR, a diferencia de Beijing, carecen de estrategia y planificación a largo plazo. A lo más planifican para un período de un mandato presidencial. De manera que aquí emerge el desafío para China de estimular una comunicación continua e inédita con una multiplicidad de Estados.

Cuarto, la Ruta tiene una dimensión civilizadora. Recuérdese que en octubre de 2013 el presidente Xi anunció OBOR y unos meses después, en marzo de 2014, pronunció un discurso en la sede de la UNESCO (por primera vez visitada por un presidente chino). Allí hizo hincapié en la actualidad de los vínculos entre civilizaciones facilitados por rutas y contactos que han pavimentado el progreso.

Quinto. OBOR repercute en la sociedad china a través de los medios de comunicación a nivel masivo y en los círculos de élite. Varios intelectuales chinos, locales y cosmopolitas, analizan pormenores de OBOR desde diferentes perspectivas (porque no sólo atañe a la infraestructura e interconectividad tradicionales), sino que también a la economía digital, como lo acaba de recordar hace dos semanas Yang Yanyi, jefe de la Misión de China ante la Unión Europea en el Parlamento Europeo.

Por último, destaca que relevantes empresarios chinos discutan y propaguen la importancia de la Ruta de la Seda a nivel internacional. Mientras, en el extremo occidental del continente euroasiático sigue como asignatura pendiente que los grandes innovadores y empresarios europeos se sumen manifiestamente a la iniciativa. Esto es, que apoyen el Plan Juncker cuyo fondo de infraestructuras puede relacionarse con la Ruta de la Seda china, sinergia que de concretarse sería una innovación en el terreno de las relaciones internacionales del siglo XXI.

La proyección intercontinental de OBOR atañe también a la seguridad y a la paz mundial, otro asunto que se está discutiendo en la Asamblea Popular Nacional en Beijing en estos días de marzo y que continuará profundizándose a nivel internacional en la Cumbre de Hangzhou en septiembre.

(Más información, visita la siguiente dirección: http://www.dialoguewithchina.eu )

Artículos relacionados
Comentarios
Últimas actividades
Palabras más buscadas
Recomendados

 La comunidad internacional urge la protección de las vidas infantiles, para que los niños no sean afectados por las guerras o conflictos.

Imágenes
Lo último Lo más visto Comentado
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China