Acerca de CRI
CRI en español
Contacto
     
cri espanol.cri.cn
Página Inicial  |  Centro de Prensa  |  Radio en Línea  |  Enciclopedia Cultural  |  China en Imágenes  |  Participación  |  Guía de China  |  Servicios |  Antigua Versión
"Qingming": cuando el respeto trasciende la vida.

por Karelys Cusidó, 05-04-2011

Lo que pasaba por la mente de las personas que colocaban frutas, dulces, jiao zi u otros platillos tradicionales chinos; lo que sentía aquel solitario viejecito, agazapado detrás de la lápida, vaya usted a saber si de su esposa o su hijo fallecido; el desafío que plantaban al tiempo unas flores ya marchitas que evidentemente fueron colocadas antes de la fecha; eso no es capaz de captarlo instantánea alguna. Es por ello que preferí no colocarle fotos a estas palabras.

Save and Share   Tamaño de texto   2012-04-05 16:00:43 CRI

Esta era mi tercera primavera en este país grande al que occidente llama China. Para esta fecha ya sabía más o menos en qué consistían algunas de las más importantes fiestas tradionales de los chinos, de quienes hoy mucho se escribe y mucho se habla, pero a quienes hay que observar con ojos y mente abierta, si en verdad se les quiere llegar a conocer algún día.

Fue así como decidí que este año no se me escaparían los detalles del Festival de Qingming y acepté la invitación de mis colegas mexicanos que han ido año tras año al cementerio de Babaoshan, el que, según he escuchado, es el más importante de todo Beijing. Desde el día anterior cargué la batería de la cámara y lo dispuse todo para no desaprovechar el último día de esta celebración, cuyos aires marcaron el ritmo del país desde el 2 de abril hasta el día 4.

Vivimos justo en la parada de metro de Babaoshan, en la línea uno, la más antigua de la ciudad. Sólo fue cosa de andar un poco y comenzar a ver un literal desfile de personas llevando flores en sus manos: niños, parejas jóvenes, personas mayores, medio tiempo, familias enteras. Al parecer fueron muy pocos los que se quedaron en casa. En el camino, venta de flores de todo tipo y colores; algunas en arreglos de disímiles tamaños y otras, incluso, en sus macetas. Todas con precios asequibles.

Una vez que llegamos al cementerio, rostros solemnes entrando o saliendo. Las tumbas adornadas con una especie de guirnaldas en los alrededores de las lápidas. Todas con sus ofrendas o esperando por ellas. Mi abuela, quien desde los 19 años tuvo casa, algo que ha sido difícil para los cubanos de todos los tiempos, decía que su verdadero hogar era el cementerio. Hoy más que nunca sus palabras cobraban vida en mí. En esta oportunidad, esa "casa de todos" era el centro de la vida de los chinos. Hoy sólo había espacio para la memoria, el respeto y el homenaje.

Muchas fueron las fotos que pude tomar, ciertamente. Pero creo que la esencia de lo que se vive en China cada año cuando llega la celebración del Qingming, de la Claridad Pura o Día de los difuntos, como también se le llama, y que tiene más de 2500 años; excede cualquier instantánea. Por más que traté no pude captar el momento en que una familia de tres miembros, como la típica familia china de hoy, hacía tres reverencias seguidas ante la tumba de sus ancestros.

Lo que pasaba por la mente de las personas que colocaban frutas, dulces, jiao zi u otros platillos tradicionales chinos; lo que sentía aquel solitario viejecito, agazapado detrás de la lápida, vaya usted a saber si de su esposa o su hijo fallecido; el desafío que plantaban al tiempo unas flores ya marchitas que evidentemente fueron colocadas antes de la fecha; eso no es capaz de captarlo instantánea alguna. Es por ello que preferí no colocarle fotos a estas palabras.

China es un país que camina hacia la modernidad a paso de gigante, una nación de impresionates cifras, que se va adueñando de récords que quizás siempre estuvieron ahí, esperando, pero que sólo la globalización y el desarrollo han hecho realidad. Al concluir el Qingming, el Ministerio de Asuntos Civiles de China afirmó que unos 520 millones de chinos habían participado en este 2012. Más allá de este dato demoledor, algo me quedó muy claro: el respeto de los chinos hacia la familia trasciende, incluso, las fronteras de la vida. Muy bien por ellos.

Artículos relacionados
Comentarios
Últimas actividades
Palabras más buscadas
Recomendados

 La comunidad internacional urge la protección de las vidas infantiles, para que los niños no sean afectados por las guerras o conflictos.

Imágenes
Lo último Lo más visto Comentado
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China