Acerca de CRI
CRI en español
Contacto
     
cri espanol.cri.cn
Página Inicial  |  Centro de Prensa  |  Radio en Línea  |  Enciclopedia Cultural  |  China en Imágenes  |  Participación  |  Guía de China  |  Servicios |  Antigua Versión
Beijing desde mi paladar

Karelys Cusidó, 25-08-2010

Uno de los más grandes desafíos que me he encontrado en China ha sido el sabor de su comida. Eso ha pesado en mí más que su frío invierno y que la distancia que pone entre los colores del caribe y yo. Quizás esto sea acaso porque cada ser humano es portador y acreedor de una cultura que se manifiesta desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, sin olvidar, por supuesto, la hora de la mesa.

Save and Share   Tamaño de texto   2010-08-25 16:15:45 CRI

Uno de los más grandes desafíos que me he encontrado en China ha sido el sabor de su comida. Eso ha pesado en mí más que su frío invierno y que la distancia que pone entre los colores del caribe y yo. Quizás esto sea acaso porque cada ser humano es portador y acreedor de una cultura que se manifiesta desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, sin olvidar, por supuesto, la hora de la mesa.

Han tenido que pasar algunos meses para ir asimilando y apreciando en su justa medida: la diferencia. La gastronomía que he encontrado en Beijing es, por un lado, una fiesta de "cinco especias"; un condimento que valiéndose de la canela, el anís, el anís estrellado, el jengibre y el clavo de olor, combina los sabores ácido, dulce y salado.

En Sanlitun, famosa calle de bares en el centro de Beijing

Por otra parte el sabor picante, que antes era más común en la comida de las regiones del oeste de china, como la provincia de Sichuan, ahora también forma parte del sabor de Beijing. Tampoco es extraño que encontremos especias exclusivas de la elaboración de dulces, como las ya mencionadas: anís, anís estrellado o la canela, formando parte, por separado, de la sazón de las comidas.

Lo anterior, poco o nada tiene que ver con la comida cubana. En ella el arroz blanco, el congrí (que no es más que arroz con frijoles), el potaje de frijoles colorados, la carne de cerdo, la yuca con mojo y las ensaladas de vegetales evitan cualquier complicación a la hora de adaptarse a su sabor; porque además de ajo, cebolla, algo de ají y comino, no contiene muchos más condimentos que no sean capaces de convivir con el paladar de los primerizos.

Pero, a estas alturas de mi estancia en Beijing ya tengo mi propio menú en los restaurantes chinos. En él nunca faltará el famoso pato de Pekín o pato laqueado; un plato originario de la capital china y cuya data se remonta al siglo XIII d.n.e. Estoy segura que no hay cubano al que guste el cerdo asado, plato muy presente en las fiestas de fin de año en Cuba, que no disfrute el pato laqueado; su cuero es tan crujiente, como el "puerquito" mejor asado.

1 2
Artículos relacionados
Comentarios
Últimas actividades
Palabras más buscadas
Recomendados

 La comunidad internacional urge la protección de las vidas infantiles, para que los niños no sean afectados por las guerras o conflictos.

Imágenes
Lo último Lo más visto Comentado
China Radio International.CRI. All Rights Reserved.
16A Shijingshan Road, Beijing, China