Caminata espacial demuestra el rápido desarrollo aeroespacial de China
La imaginación de los chinos no se contentaba con alcanzar el espacio inmediato a la Tierra. Iba mucho más lejos. Eso explica que en octubre de 2007, China pusiera en órbita su primera sonda lunar, la Chang E I.
Save and Share Tamaño de texto   2009-09-09 10:15:31 CRI

Pero la imaginación de los chinos no se contentaba con alcanzar el espacio inmediato a la Tierra. Iba mucho más lejos. Eso explica que en octubre de 2007, China pusiera en órbita su primera sonda lunar, la Chang E I. El año siguiente, la sonda cumplió todas las tareas programadas para ella. Sun Jiadong, diseñador jefe del programa de exploración circunlunar, dice ante el micrófono de esta emisora:

"Antes, casi todas las actividades aeroespaciales de nuestro país se realizaban en el espacio cercano a la Tierra, es decir, a una altura que oscilaba entre unos centenares a decenas de miles de kilómetros. Una vez que fuimos capaces de dominar tecnologías aeroespaciales más avanzadas, empezamos a marchar hacia las profundidades del espacio, teniendo como primera meta llegar a la Luna."

Sondeo lunar chino Chang'E I

Por otro lado, en 2007, el plan de desarrollo de aviones de gran tonelaje, archivado durante muchos años, fue aprobado por el Gobierno chino y puesto en marcha. Gan Liwei, ingeniero de alta categoría de la Compañía China de Ciencia e Industria Aeroespacial, augura que el país tendrá sus propios aviones grandes para el 2020.

"Si logramos desarrollar y fabricar aviones grandes para el 2020, podríamos asegurar que el poderío nacional se habrá elevado notoriamente. Ello impulsará enormemente la mejora de otras industrias chinas. "

Evidentemente, en los últimos años, China ha tenido un peso cada día más importante en el sector aeroespacial mundial. Los aviones modelo ARJ21 desarrollados por China con sus propios recursos y usados para los vuelos regionales han sido exportados a los mercados europeo y norteamericano; los satélites de recursos terrestres diseñados conjuntamente por China y Brasil han ofrecido servicios a China y otros países en ámbitos como la investigación, explotación, uso y manejo de los recursos naturales. Además, China ha ofrecido servicios de lanzamiento de satélites de comunicación para Venezuela y Nigeria. Estos satélites han permitido a los habitantes de las zonas remotas tener acceso a la asistencia médica y educación a distancia, entre otros servicios.

Para muchos chinos es un verdadero placer evocar la estela de éxitos científico-técnicos acumulados por el país durante años, ahora que se aproxima el 60º aniversario de la fundación de la Nueva China. Sin embargo, es preciso no pasar por alto que apenas estamos dando los primeros pasos en el camino hacia el espacio, y que la causa de la ciencia y la tecnología de China recién despegan. Sobre este tema nos habla Zhou Jianping, diseñador jefe de la nave espacial Shenzhou VII:

"La exploración del universo y la ampliación de espacios de supervivencia ha sido un deseo largamente acariciado por los seres humanos. Seguiremos avanzando a un ritmo adecuado, que se adapta al poderío económico nacional con miras a impulsar un desarrollo sostenible de las actividades espaciales tripuladas, de modo que los seres humanos puedan llegar lo más lejos posible en el espacio."


1 2 3
Artículos relacionados
Comentarios