• Desde el primero de marzo del 2005, Radio Internacional de China emite diariamente una variada programación de dos horas seguidas desde las 12:00 hasta las 14:00 a través de 1180 AM de Chinavisión de Panamá.    
• Nuestra Sección
• Sobre RIC
• Programación
China Radio International
China
Mundo
Mundo de Habla Hispana
  Economía
  Cultura
  Ciencia y Salud
  Deportes
  Sociedad

Panorama de China

China Construye

Cultura China

Viaje por China

Sociedad China
(GMT+08:00) 2005-10-28 14:28:16    
Acuerdo y divergencias en la cumbre informal de la UE

CRI

El día 27 tuvo lugar en Hampton Court, palacio situado en las afueras de Londres, una cumbre informal de la UE o Unión Europea. A juicio de los analistas, esta reunión de alto nivel ha puesto de manifiesto que los líderes de los Veinticinco están dispuestos a reemprender la reforma económica y social de dicha organización, pero también que entre ellos siguen existiendo divergencias sobre la construcción de Europa y otras cuestiones.

La cumbre estuvo auspiciada por Tony Blair, premier del Reino Unido, país que ostenta la presidencia de turno de la UE. En la rueda de prensa conjunta ofrecida tras el encuentro, Blair manifestó que las discusiones se centraron en la dirección del desarrollo futuro de la organización y que los participantes llegaron a acuerdos sobre cómo afrontar el desafío de la globalización. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, señaló que los debates en profundidad sobre las principales directrices del desarrollo de la UE habían terminado con resultados concretos. Barroso añadió que durante la cumbre se formularon los "seis puntos claves" de dicho desarrollo y que había llegado el momento de que las buenas intenciones "se traduzcan en resultados".

Pero a pesar del amplio consenso alcanzado, los participantes no intentaron disimular sus notables divergencias con respecto a una serie cuestiones de gran importancia para el futuro de la UE.

La primera es la referente al mercado laboral. Barroso defendió la adopción de políticas flexibles en este terreno, así como la creación de un "fondo de estabilización" destinado a capacitar a los desempleados y ayudarlos así a encontrar un puesto de trabajo. La propuesta del presidente de la Comisión Europea se ganó de inmediato el apoyo de Italia, el Reino Unido y otros países; pero hubo dirigentes que la criticaron, aduciendo que el establecimiento de dicho fondo podría interpretarse como un premio a los países que fracasen en la reforma. Uno de ellos fue el primer ministro sueco, Goran Persson, quien calificó la iniciativa de recompensa a los países incapaces de aplicar éxitosamente sus políticas económicas y sociales.

Antes de la reunión, el primer ministro británico, Tony Blair, se había comprometido a formular sugerencias para resolver el problema planteado por los presupuestos de la UE a medio plazo, es decir, los correspondientes al periodo 2007-2013. Pero lo cierto es que en el transcurso de la cumbre sus aportaciones a la resolución de este problema fueron más bien escasas. A juicio de los analistas, la sensación de fracaso y enfrentamiento con la que concluyeron las negociaciones sobre los presupuestos efectuadas en la cumbre de junio dejaron a todas las partes "un doloroso recuerdo". De ahí que en la reunión del jueves tanto el premier británico como el presidente francés, Jacques Chirac, hicieran lo posible por eludir este controvertido tema. Sin embargo, antes de la cumbre el presidente francés afirmó que en su transcurso mantendría firmemente su postura. El presidente francés recalcó que ninguno de los Veinticinco ha modificado sustancialmente su postura sobre los presupuestos. No cabe duda de que el aplazamiento de la solución de este asunto está agotando poco a poco la paciencia de los gobiernos de la UE.

Por otra parte, en el ámbito de las políticas agrarias, la UE está viéndose sometida a una fuerte presión para que reduzca los correspondientes aranceles aduaneros. En este sentido, Barroso propuso que en la próxima ronda de negociaciones de Doha, la UE haga algunas concesiones a la Organización Mundial del Comercio, con el fin de evitar que concluya sin resultados. Pero el presidente francés, Jacques Chirac, reivindicó su derecho a oponerse a que se hagan tales concesiones, puesto que ello iría en contra de la política agraria común de la UE.

Según los observadores, estas y otras divergencias entre los líderes de la UE son un reflejo de las profundas contradicciones existentes en su seno. Aunque en esta última cumbre informal el ambiente ha sido muy distendido, las diferencias persisten y parece que tardarán en resolverse.

CRI